La maestría de la acuarela de Antonio Vela a través de los monumentos renacentistas granadinos

antonio-vela--2«La temática de esta exposición, como casi todo en la vida, surgió por casualidad» explica el acuarelista cuando hace cinco o seis años en una de las habituales salidas de la Agrupación de Acuarelistas de Granada se disnponía para pintar al natural en el entorno de la Alhambra. «Después de intentar pintar la puerta del Vino, ante la imposibilidad de hacerlo por la cantidad de gente que transitaba, trasladé mis bártulos a otro sitio, aterrizando en el Pilar de Carlos V. Allí fue donde por primera vez pinté la fuente al natural, con una perspectiva oblicua. A final de esta sesión, durante un descanso me di cuenta de que cada uno de sus elementos podía ser objeto de una obra de arte puesto que tenían, echándole un poco de imaginación y fantasía de color, para que salieran motivos bonitos. A los pocos días pinté un mascarón y luego los otros mascarones y motivos que tiene el pilar», comenta cuando le interrogamos acerca del origen de esta original muestra integrada por 42 obras, de ellas doce dedicadas al Pilar, pero completada con bajorrelieves y portadas del palacio de Carlos V y de otros monumentos renacentistas dispersos por la ciudad.

Una vez con suficiente número de obras comenzó la tarea de encontrar el espacio para su exhibición, habiendo obtenido respuesta positiva de la sala Gran Capitán, por lo que desde que se lo comunicaron continuó buscando temas relacionados con la arquitectura promovida por Carlos V, que una vez encontrados, tras muchas horas de lápiz y pincel para conseguir el conjunto de obras necesarias. Pese a ello, por falta de tiempo se han quedado algunos monumentos sin incluir en esta exposición cuyo título puede inducir a error pues no se trata de un homenaje a Carlos V en Granada sino «a la arquitectura que floreció durante su época y que el monarca trajo de Italia. Ella ha sido la excusa como tema para esta exposición». Obras que ha realizado en tamaños poco habituales para la acuarela pues rondan los 130x115cm; 60×80 cm y 40x50cm, en alguno de los cuales ha invertido más de una semana durante 8 horas al día.

antonio-vela-acuarela-3 antonio-vela-acuarela-4
   
antonio-vela-acuarela-5 antonio-vela-acuarela-6

 

Maestros

«Al ser el tema de pura arquitectura he pretendido recoger el ambiente lo más real posible, obviamente fantaseando un poco con los colores. Cada uno de los motivos requiere una gran precisión en el dibujo, a ello se añaden elementos pequeños y no meter la pata pues en la acuarela poca enmienda tiene», manifiesta este maestro jubilado que siempre ha tenido en la pintura su principal afición desde que estudiaba bachiller en el Ave María y a la que ahora le dedica gran parte de su tiempo. Aunque pinta sobre todo acuarela, toca todos los palos de la pintura como óleo, carboncillo o el pastel. Consciente de que el artista nace y se hace, considera que sus maestros ha sido su profesor de dibujo en la etapa de Bachillerato y excelente pintor, Miguel Lozano y «desde que pertenezco al grupo de acuarelista granadinos me lo he tomado más en serio gracias a David Conde, Pepe Carmona, Moleón, Jesús Rubio, Manolo Jiménez y otros excelentes maestros pues de todos se aprende. Por supuesto, en los encuentros anuales de la Agrupación, organizado cada año en una provincia distinta, donde hay pinceles de primera clase», afirma.

antonio-vela--1

OIR AUDIO DE LA ENTREVISTA:

 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *