Antonio Luis Gallardo: «Amor por la lectura»

Hoy 15 de agosto se cumplen 43 años de primer pedido de libros. Corría el año 1969 y mi amigo Juan, que trabajaba y vivía en Madrid, como cada verano regresaba a su querida Salobreña, pero ese verano del 69, ¡qué bonito número!, traía una estupenda carga, mis libros. Con los pocos ahorros que podía hacer y con entrar en el gallinero del cine Yusuf y luego pasarme al patio de butacas, conseguí unas pesetillas que invertí en mis libros… El lobo estepario (Hermann Hesse), Un mundo feliz (Aldous Huxley), Los rateros (Willian Faulkner), Poesías (Miguel Hernández), Dirección prohibida (Gabriel Celaya), La casa de Bernarda Alba (F. García Lorca), El manifiesto comunista (Marx y Engels).

Tener en mis manos tales tesoros, era el mejor regalo que pudiese existir, aquel verano ya será irrecuperable, pues en el año 69 tener en Salobreña tales libros y tales autores era un privilegio al alcance de muy pocos y yo era uno de esos privilegiados gracias a Juan. Hay quien se pasa la vida entera leyendo sin conseguir ir más allá de la lectura, se quedan pegados a la página, no entienden que las palabras son solo piedras puestas atravesando la corriente de un río, si están allí es para que podamos llegar a la otra margen, la otra margen es lo que importa.

  Que me gusta la lectura es evidente, pero que me gusta a rabiar es algo que con el tiempo se ha ido acrecentando y siempre pienso que emborracharse de literatura tiene como consecuencia una gran resaca de cultura

Razones para leer:

  • Para vivir más
  • Para detener el tiempo
  • Para saber que estamos vivos
  • Para aprender
  • Para saber
  • Para descubrir el mundo
  • Para conocer otros mundos
  • Para conocer a los otros
  • Para reír, para llorar, para dudar, para afirmar, para soñar.
  • Para desterrar la melancolía
  • Para ser lo que no somos
  • Para no ser lo que somos.

Que me gusta la lectura es evidente, pero que me gusta a rabiar es algo que con el tiempo se ha ido acrecentando y siempre pienso que emborracharse de literatura tiene como consecuencia una gran resaca de cultura. Tonterías de un viejo jubilosamente jubilado.

Antonio Luis Gallardo Medina

OTROS ARTÍCULOS DE OPINIÓN DE ANTONIO LUIS GALLARDO EN IDEAL EN CLASE:

 

«Un día de rentoy» (21/08/2016)

«Cacharros» (14/07/2016)

«La playa del Peñón» (31/07/2016)

«Cómo se habla en Salobreña» (24/07/2016)

«Aquí sí hay playa» (17/07/2016)

«Sigo siendo un soñador» (10/07/2016)

«Aquellos años inolvidables» (03/07/2016)

«Pensión San José» (26/06/2016)

«Un día de pesca» (19/06/2016)

«De buenas maneras» (12/6/2016)

«Un día de choto» (5/6/2016)

«Churretes» (29/05/2016)

«Recuerdos de mi callejón» (22/05/2016)

«Olor a pan recién hecho» (15/05/2016)

«Los antiguos pilares» (08/05/2016)

«Mi Primera Comunión» (01/05/2016)

Más artículos de ANTONIO LUIS GALLARDO

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *