Eduardo Roca y su Albaicín en tres colores, en Ceferino Navarro

Ceferino Navarro ha querido «empezar fuerte» esta temporada en la que se cumplirán dos décadas desde su apertura. Para ello, ha recurrido al almeriense de Sorbas y residente en Viena (Austria), Eduardo Roca Silva (1973) que durante su etapa de formación en la Facultad de Bellas Artes residió en Granada. Hasta el 20 de octubre se expone la serie ‘Días de invierno’ compuesta por 32 obras de pequeño formato, más dos medianas y una grande, que tienen como nexo temático el barrio del Albaicín, que ha plasmado con tres colores básicos. Se puede visitar, de lunes a viernes, de 11 a 13,30 y de 18 a 21 horas.

No es la primera vez que Eduardo Roca expone en Granada. Con anterioridad lo hizo en la desaparecida galería de Jesús Puerto y en una colectiva sobre el Cabo de Gata en Ceferino Navarro, en 2011. El viernes estuvo en la inauguración de su nueva exposición para lo que se trasladó desde Viena, tierra natal de su mujer y a la que partió hace diez años. Para los visitantes, el artista recomienda «comenzar por la obra de pequeño formato que es la que centra esta exposición teniendo como temática exclusiva el Albaicín en invierno». Al parecer fue en el pasado mes de enero cuando surgió la idea de montar esta exposición y es por ello que los cuadros tienen esa luz invernal que les da unidad y que se corresponden con el recorrido que hizo en un día en el Albaicín, recogiendo diferentes rincones, algunos muy típicos como el Paseo de los Tristes y otros menos conocidos que «simbolizan la atmósfera de este barrio en el que he vivido y que siento muy cercano». En el fondo de la sala concluye con una obra de gran formato, espléndida panorámica albaicinera, cruda y a la vez muy real del Albaicín.

Eduardo Roca junto a un cuadro de pequeño formato dedicado a la Carrera del Darro FOTO: A. ARENAS
Eduardo Roca junto a un cuadro de pequeño formato dedicado a la Carrera del Darro /A. A.

«Toda la obra que se puede ver en la sala está hecha en tres colores básicos: el índico, el cadmio y el verde oliva que simbolizan los colores de esta parte de Andalucía. Me gusta reflejar el contraste de luz», explica al tiempo que justifica la fría gama cromática. Este licenciado en Bellas Artes que estudió la licenciatura, hizo el doctorado y disfrutó de una beca de la fundación Rodríguez Acosta afiram que para él «venir a Granada es como volver a casa». Reconoce también que su obra está influenciada por su etapa como dibujante de cómic, lo cual se puede apreciar en el tipo de composición, muy armoniosa y el uso de tintas planas. «Llevo pintando unos 15 años, y, sobre todo, mi primera obra abusan más del dibujo», añade. En cuanto a su experiencia austriaca aclara que «se trabaja más a partir de un concepto y quizás importen menos las formas. El estar en dos mundos distintos me ha enriquecido mucho».

Por su parte, el titular de la sala manifiesta que ha apostado por el pintor almeriense «a sabiendas de que la ciudad de Granada va a disfrutar contemplando un concepto pictórico diferente de lo que es el Albaicín, tanto en la composición como en el cromatismo de la obra que la hace muy original y diferente a lo que estamos acostumbrados». Así mismo, reconoce que «estamos viviendo momentos tristes» por el cierre de galerías de arte en Granada, pues a las más recientes de Milenium Gallery y Cartel, hay que añadir otras como Cidi Hiaya, Van Gogh, Jesús Puerto y Sandunga. En este sentido afirma que «es una pena para una ciudad que siempre ha tenido una gran cantidad de galerías. Nos acordamos cuando los matrimonios daban sus paseos de exposición en exposición. El que queden tan pocos espacios no es bueno para nadie, ni siquiera para los pocos que quedamos».

El Paseo de los Tristes de Eduardo Roca FOTO: A. ARENAS
El Paseo de los Tristes, obra de Eduardo Roca / A. ARENAS

OIR AUDIO DE LA ENTREVISTA A EDUARDO ROCA Y CEFERINO NAVARRO:

Ir a descargar

Deja un comentario en: “Eduardo Roca y su Albaicín en tres colores, en Ceferino Navarro

  • 23 septiembre, 2016 en 7:44 am
    Permalink

    Felicidades Eduardo!!!
    Tu pintura crea adicción..

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *