Vehículos singulares, 74: Chari Herrera y el Automuseo de Moraleda de Zafayona

Muchos nos habían hablado de él. «En esta sección no puede faltar un reportaje dedicado al Automuseo de Moraleda de Zafayona», nos decían quienes habían tenido la suerte de visitarlo. Ha sido nuestro buen amigo Chema Cotarelo quien gracias a sus buenos contactos con el propietario del Restaurante El Cruce el que ha conseguido que Chari Herrera, viuda del fundador Rafael Carrillo Arroyo, nos abriese la puerta y pudiésemos contemplar la cantidad y variedad de coches y motos que reunió este mecánico fallecido en 2005 en un inesperado accidente cuando arreglaba los frenos de un camión. Cerca de este restaurante de carretera en la A-92, a la altura del kilómetro 210, tras una fachada almenada en la que se puede leer un letrero pintado con las letras Automuseo se reúnen casi dos centenares de vehículos, entre motos y coches, muchos de los cuales harían las delicias de cualquier aficionado.

Chari nos recibe a las puertas de este museo privado y nos va enumerando algunos de los coches más singulares así como detalles de su historia. «Se podría decir que el museo comenzó a formarse en Barcelona, cuando mi marido compró aquel biscuter. Emigró a Barcelona con 18 años, ahí empezó su afición. Hablamos del año del 76-77. Él era mecánico que incluso estuvo en el París-Dakar en el año 88. Creo que fue el primer granadino participante», nos cuenta con una mezcla de tristeza y orgullo. Cuando le interrogamos sobre cuántos vehículos pudo reunir en su vida estima que «entre motos, camiones y coches, puede haber de 180 a 200 vehículos, pues a estos hay que añadir los de la calle y los cincuenta y pico que tenemos en otra nave en Loja. Como museo privado no creo que en Granada haya nadie que tenga tantos coches y motos». Y es que Rafael era un gran apasionado que disfrutaba arreglándolos en su taller.

Uno de los vehículos del Automuseo/ A. ARENAS
Uno de los vehículos del Automuseo,  un Chrysler de 1929/ A. ARENAS

De hecho es tal la cantidad de vehículos que apenas podemos caminar y acercarnos para contemplar con detalle alguno de ellos. Los hay de marcas conocidas, e incluso alguno que ha pasado al mundo del cine pues se utilizó en la película ‘Lorca, muerte de un poeta’, en concreto un Chrysler americano, modelo 75, de 1929 que le regalaron por reparar el motor de un pozo. Al lado un Mercedes que dicen Salvador Dalí regaló a su médico de cabecera «pero hemos mirado y no hemos encontrado documentación que lo acredite». Y una precioso Nash de 1928 que compraron en Cuevas de San Marcos por 7.000 pesetas. También podemos contemplar un Ford T que fue utilizado en la grabación de la película ‘Al sur de Granada’ junto con un Citroën que les permitió conocer y tratar a la actriz Ángela Molina, pues siempre intervenía de extra conduciendo sus coches. En una ocasión también alquiló una moto y varios coches para la cabalgata de Reyes de Sevilla. En un segundo espacio encontramos un Ford A con el volante a la derecha de Uruguay que se trajo por piezas, gracias a que el suegro trabajaba enn la aduana de Barcelona y que había cambiado por una máquina retro.

Placa dedicada al impulsor del  Automuseo/ A.  ARENAS
Placa dedicada a Rafael Carrillo, impulsor del Automuseo/ A. ARENAS
Fachada del Automuseo de Moraleda de Zafayona - exterior / A. ARENAS
Fachada del Automuseo de Moraleda de Zafayona – exterior / A. ARENAS

En opinión de Chari era una época en la que la gente apenas le daba valor a los coches clásicos. «La gente le decía a mi marido tengo un Mercedes 190 Colas en un cortijo y se lo ofrecían», cuenta. Algunos incluso estaban bien a excepción del Mercedes Adenauer que consiguieron en Barcelona. De esta manera, unos por cambios, otros a precios de chatarra y otros a través del desguace fueron consiguiendo estos vehículos que luego pacientemente restauraba y pintaba. Chari nos cuenta que tiene tres hijos, y «a todos les gustan los coches. Nadie quiere que los venda, y eso que a una la tengo en Inglaterra y otra, María es la que se encarga de alquilarlos para hacer alguna película. Mi hijo ha seguido comprando y cambiando, y continua con la empresa de la grúa».

La pasión que pasó de padre a hijo y de este a su mujer

Chari reconoce que antes de conocer a Rafael no entendía de coches y que empezó a aficionarse en Barcelona cuando eran novios. La primera vez que le acompañó fue a un garaje donde había visto un coche marca Pegaso por el que pedían muy poco. El interés de Rafael por los coches lo heredó de su padre pues tenía la clásica ‘Rubia’ (Ford T) con la que daba portes a Granada.«Él se arrimó a su padre y comenzó a gustarle la mecánica, llegando a ser mecánico en el París-Dakar en 1988». También podemos ver en este particular museo un Cadillac Deville de los 80 que no le importaría vender y «que por dentro está nuevo a estrenar». Y en la última sala nos llama la atención sobre otro Ford A marrón, con un balazo en el cristal trasero, en el que tiene la anécdota de haberse acostado dentro mientras rodaban otra película relacionada con Lorca. Rafael falleció en 2005 pero su recuerdo está vivo en cada uno de estos vehículos que reunió a lo largo de su vida. Un Ford Mustang naranja,varios Cadillacs, Dodges, los míticos Seat, un Escarabajo…, Y una placa de un amigo que padecía cáncer cuelga en el garaje a modo de recordatorio.

Próxima entrega: Juan Manuel Peregrina y su Renault 12S de 1976

INFORMACIÓN RELACIONADA, VEHÍCULOS SINGULARES:

01: José Antonio Ruiz y su Javelin del 7302: Serafín Martínez y su Cadillac del 75

03: Javier Dolz y su Chevrolet Camaro SS del 72

04: Antonio Manuel Romero y su Citroën 2CV del 76

05: José Antonio Pérez y su Authi Morris del 68

06: Emilio Martínez y su Vespa del 59

07: Carlos Aravaca y su Overland de 1914

08: Raúl Hernández y su Ford Maverich del 72

09: Juan José Aguilera y su Chevrolet del 50

10: Lluis Vilaplana y su Jaguar MK 2 del 60

11: Juan Jiménez y su Triumph Spitfire MK IV del 72

12: Vanessa López y su Citroën 11 Ligero del 47

13: Rosendo Sánchez y su Renault Monaquatre del 32

14: Juan José Muñoz y su Mercedes Benz de 1965

15:  José María Morales y su VW Escarabajo 1303 del 73

16: Juan Hurtado y su Hurtan T2 del 86

17: Juan Maturana y su BMW R75/5 del 76

18: «Francisco Vallejo y Opel Regent de Luxe de 1933»

19: «Sergio Martín y su Guzzi Hispania 49 cc»

20: «Gregorio Blánquez y su Tecnam P92»

21: «José Javier Molina del Pozo y su Mercedes 170 SD»

22: «José Manuel Rodríguez y su Citroën DS (Tiburón)»

23: «Eloy López Menchén y su Peugeot 202 de 1938»

24:«Francisco Molina y su Fiat Balilla descapotable de 1932»

25:  ‘David Boliche’, su motocarro ROA y su Harley Davidson, 750 cc de 1937»

26: «José Juan Soria y su Plymouth Chrysler de 1932»

27: «Belén Briñas y su Renault Fuego GTX de 1982»

28: Jorge Cruz y su Mercedes 170 S de 1937

29: Sandro Berni y Vanessa López y su BMW con sidecar de 1939

30:José Martín Viana y su Fiat Torpedo 503 de 1925

31: María José Miralles y su Vespa de 1955

32: Diego Garrido y su Singer de los años 50

33: Araceli Becerril y su Daimler DS 420 del año 1968

34: Jacinto Spínola y su Norton 500 de 1946

35: José Garrido y su Mercedes 200D de 1967

36: Juan Manuel Megías y su Cadillac DeVille de 1968

 37: Ángel Prieto y su tractor Lanz Bulldog de 1958

 38: Miguel Ángel Martínez y sus ‘cuatro magníficas’ Guzzis

 39: Antonio Gutiérrez y sus dos Renault Siete

40: Antonio Sevilla y su Rolls Royce de 1936

41: José Javier Molina del Pozo, ‘Molinilla’ y su Mercedes 220S Ponton de 1959

42: Nicolás Hernández-Carrillo Lozano y sus Hispanos Suiza

43: Octavio Castellano Luque y su Volkswagen T2 de 1976

44: Juan Espadafor y su Citroën B14G de 1928

45:Tomás Gómez y su Rondine 125 Sport de 1954

46: Francisco Torralbo y su Mini Minor de 1968

47: Manuel Aguayo y su Gordini de 1962

48: Paco ‘Pico’ y su Seat 131 de 1977

49: Francisco Antequera y sus motos NSU de 1956

50: José Antonio Escudero y su camión Ford Thames de 1958

51: Francisco Javier Robles y su Renault Ondine de 1964

52: Manuel ‘Regalo’ y su fabulosa colección de SEAT 600

53: Alberto Garrido y su Citroën C5 de 1922

54: Antonio Morales y su moto Ardilla 52 de 1955

55: José María Martínez y su camión Ford AA de 1929

56: Pepe García y su Seat 850 Coupé de 1968

57: Obdulia Tamayo y su Toyota Cressida de 1982

58: Toni Moya y sus bicis SuperBH y Orbea de los 50

59: José Enrique Camacho y su Pierce Arrow de 1934

60: Manuel Cecilio Amador y su Seat 1500 de 1964

61: Francisco Mercado y su Simca Barreiros de 1967

62: Miguel Serrano Maldonado y su Cadillac Sedan de 1939

63: Sonia Vidal Romero y su Seat 850 de 1970

64: Juan Antonio Navarra y su Renault 4/4 de 1956

65: Antonio Arredondo Ibarra y su Ford A – Doble Phaeton de 1929

66: Los hermanos Mercado y sus Montesa Yaya, Montesa Brío 81 y ROA

67: Mar Escudero Vicente y su Dodge Dart de 1970

68: Ángel Ramón Pérez y su Citroën Mehari de 1971

69:  La ‘Viajera’ (Chevrolet de 1924) de Pepe Moreno

70: Paco Molina, ‘El Zorro’, y su Citröen 2CV con doble motor

71: Antonio Caparrós y su Volvo 122S de 1958

72: Francisco Muñoz y su Chrysler Le Baron de 1984

73: Antonio Bastidas y su Sanglas 350 de 1968

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *