La OCDE y la Junta se enfrentan por los malos datos de Andalucía en PISA

 

El informe del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes, PISA por sus siglas en inglés, en el que Andalucía retrocede a los últimos puestos de la clasificación de las comunidades autónomas españolas en las materias analizadas –competencias en Matemáticas, Ciencias y lectura– ha enfrentado a la Consejería de Educación con el organismo que promueve este estudio, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

El martes, cuando se dio a conocer el informe correspondiente a las pruebas realizada a los estudiantes en mayor del año pasado, la Consejería de Educación emitió un comunicado en el que se relacionaban los resultados con el hecho de que los 54 centros andaluces seleccionados para la prueba eran de un bajo índice socio económico, «el menor de todos los que han participado en el informe», se afirma. Algo en lo que insistió ayer la consejera, Adelaida de la Calle, en declaraciones a la Cadena Ser: «Me extraña que los 54 centros andaluces tengan el indice socio económico más bajo del conjunto de los examinados en PISA», dijo.

La directora adjunta de Educación de la OCDE y, por tanto, una de las máximas responsables del informe PISA, Montserrat Gomendio –que fue secretaria de estado con el ministro Wert e impulsora de la LOMCE–, respondió en la misma cadena:«No es cierto que en Andalucía se hayan buscado colegios con nivel socio económico particularmente bajo». Según explicó, es el Instituto Nacional de Evaluación Educativa el encargado de enviar a la OCDE un listado de los colegios y comunidades que van a participar en el estudio y que «deben ser representativos de la realidad de esta comunidad o país». Ese listado se pasa al consorcio internacional encargado de los exámenes, que se deben atener a las directrices marcadas por la OCDE.

En el caso de Andalucía, Gomendio dijo que le constaban las quejas por parte de la consejera, por lo que «me puse en contacto con los analistas de la OCDE para ver si en algún momento del proceso muchos de los colegios seleccionados no hubieran querido participar», lo que habría modificado los resultados, pero «todos los colegios menos uno aceptaron, por lo que la prueba que realizó el consorcio internacional se ajustó en un 99% a los criterios de la OCDE».

Es más, la directora adjunta de la OCDE indica en otro momento de sus declaraciones a la Ser que «quizás la consejera se refiere al impacto que el bajo índice socio económico de Andalucía puede tener en los resultados, pero también es cierto que Galicia o Castilla León tienen un nivel de renta similar pero obtienen mejores resultados».

Los resultados obtenidos por los alumnos andaluces en Ciencias, Matemáticas y comprensión lectora sitúan a la región a la cola de las comunidades autónomas, con retrocesos respecto al anterior informe de 2012 en Ciencias y Matemáticas y una ligera mejora en comprensión lectora.

Francisco Gutiérrez
fgutierrez@diariosur.es

PISA, 2015: Resultados clave

A lo largo de la última década, el Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos, PISA, se ha convertido en el principal baremo mundial para evaluar la calidad, equidad y eficiencia de los sistemas educativos. PISA ayuda a identificar las características de los sistemas educativos de mayor rendimiento, lo que puede permitir a gobiernos y educadores reconocer políticas efectivas que pueden adaptar a sus contextos locales.

El último informe, PISA 2015, se centró en la ciencia. La ciencia es algo omnipresente en nuestras vidas: ya se trate de tomar analgésicos, de determinar qué es una dieta «equilibrada», de beber leche pasteurizada o de decidir si se compra o no un coche híbrido. La ciencia no son sólo tubos de ensayo y la tabla periódica; representa las bases de prácticamente todas las herramientas que usamos, desde un sencillo abrelatas hasta el vehículo espacial más avanzado.

Por otra parte, la ciencia no es sólo un campo para los científicos. En el contexto actual de enormes flujos de información y cambios rápidos, todo el mundo necesita ser capaz de «pensar como un científico» para sopesar datos y llegar a conclusiones válidas; o de entender que la «verdad» científica puede ir cambiando con el tiempo, conforme se realizan nuevos descubrimientos y los humanos desarrollamos una mayor comprensión de las leyes naturales y de las posibilidades y los límites de la tecnología.

En este folleto se presentan algunos de los resultados de PISA 2015. PISA demuestra que todos los países pueden seguir mejorando, incluso los más avanzados. Los elevados niveles de desempleo juvenil, la creciente desigualdad, las significativas diferencias por género y una necesidad imperiosa de fomentar un crecimiento inclusivo en muchos países revelan que no hay tiempo que perder para proporcionar la mejor educación posible a todos los alumnos.

Angel Gurría. Secretario General de la OCDE

Ver folleto pulsando sobre la imagen:

informe PISA 3

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *