Un nuevo libro colectivo, coordinado por José Jurado Morales, analiza la poesía de Rafael Guillén

La sala del Gabinete de Teatro del Palacio de la Madraza, acogía la en la tarde del viernes, 16 de diciembre, la presentación del libro ‘Naturaleza de lo invisible. La poesía de Rafael Guillén’ (Visor Libros) que José Jurado Morales de la Universidad de Cádiz ha coordinado con trabajos sobre la poesía del poeta granadino. El propio Rafael Guillén cerró el acto, que fue fue presentado por Álvaro Salvador y contó con la presencia de poetas, profesores y amigos. 
José Jurado Morales es Doctor en Filología Hispánica y Profesor Titular de Literatura Española en la Universidad de Cádiz, donde dirige el Grupo de Investigación «Estudios de Literatura Española Contemporánea». Ha impartido clases y conferencias en varias universidades e instituciones españolas y europeas, entre ellas en las Universidades de Berlín, Helsinki, Edimburgo, Saint Andrews, Milán, Amsterdam, Roehampton (Londres), Bonn, Bruselas, Lyon y Bérgamo. De estas experiencias docentes surge el libro La literatura en la enseñanza del español como lengua extranjera (2002).

Álvaro Slavador, Rafael Guillén y Juan José, al inicio del acto celebrado en La Madraza/A. ARENAS
Álvaro Salvador, Rafael Guillén y José  Jurado, al inicio del acto celebrado en La Madraza/A. ARENAS

Una de sus líneas de investigación está centrada en la literatura española de posguerra, época sobre la que ha publicado algunas monografías: Del testimonio al intimismo: Los cuentos de Carmen Martín Gaite (2001) y La trayectoria narrativa de Carmen Martín Gaite (2003). También ha preparado una edición de La colmena de Camilo José Cela (2005) y la antología Poetas del 50 (2011), ha coordinado el conjunto de estudios En busca de la literatura de José Luis Acquaroni (2000), ha reunido los cuentos de José Luis Acquaroni en Liturgias del fracaso (2002), ha estudiado a Manuel Barbadillo en dos antologías, Poemas a Sanlúcar (2002) y Selección poética de (2003) y ha editado el libro La poesía de Ángel García López (2011). Referido a este periodo ha escrito artículos y capítulos de libro sobre otros autores, como Carmen Laforet, Ángel González, Francisca Aguirre, Fernando Quiñones y Félix Grande. Ha dedicado algunos trabajos a las escritoras de la época, entre los que cabe contar la coordinación de un monográfico de la revista Ojáncano dedicado a las poetas del 50.

En lo referente a las plataformas que difunden la literatura de posguerra se ha dedicado al estudio de las revistas literarias en la monografía Las razones éticas del realismo. Revista Española (1953-1954) en la literatura del medio siglo (2012) y en la coordinación compartida de los tres volúmenes de Revistas literarias españolas del siglo XX (2006). También ha indagado en la literatura radiofónica de posguerra y ha coordinado el libro colectivo El Panorama Poético Español de Gerardo Diego. Radio y literatura en la España de la segunda mitad del siglo XX (2009).

DSC_0213

Otro ámbito de sus investigaciones radica en la literatura actual y, en particular, en la narrativa. A este respecto ha coordinado el volumen Reflexiones sobre la novela histórica (2006) y en la actualidad escribe artículos y reseñas periódicas para revistas como Ínsula y Cuadernos Hispanoamericanos, entre otras. Ha publicado sobre Belén Gopegui, Isaac Rosa, Fernando Aramburu, Clara Usón, Eduardo Mendicutti, sobre el que ha coordinado el libro Una ética de la libertad. La narrativa de Eduardo Mendicutti (2012), y Ana Rossetti, sobre la que ha coordinado el libro La poesía iba en serio. La escritura de Ana Rossetti (2013). Así mismo, ha coordinado los volúmenes, “Felipe Benítez Reyes. La literatura como caleidoscopio” (2014) y “Naturaleza de lo invisible. La poesía de Rafael Guillén” (2016), dedicados respectivamente a los dos poetas andaluces.

portadaPor su parte Rafael Guillén (Granada 1933), publicó su primer libro en 1956, de ahí que la crítica lo incluya en la nómina del grupo poético de la Generación del 50. “Naturaleza de lo invisible. La poesía de Rafael Guillén” pretende llamar la atención sobre su obra, alumbrar algunos de sus pensamientos situados a medio camino entre lo literario, lo científico y lo ontológico, y a estudiar una poesía que aspirar a captar la realidad invisible, es decir, a formular como realidad lo que solo es perceptible a través de la intuición y la imaginación.

No hay demasiados poetas recientes y actuales que hayan ofrecido una propuesta tan renovadora y sugerente, que hayan querido revitalizar las contenidos tradicionales de la poesía con tanto empeño y convencimiento, a fin de alcanzar, en palabras suyas, “una comprensión unitaria –conceptual y física– del universo”.

Estas páginas plurales y colectivas sobre su poética y su creación debieran servir antes que nada como estímulo para leer los libros de un poeta mayor de la segunda mitad del siglo XX y principios del siglo XXI, cuyos giros lingüísticos, imágenes y reflexiones provocan en el lector una suerte de vértigo estético y metafísico. Participan en el volumen, entre otros, Angel L. Prieto de Paula, Luis García Jambrina, Fanny Rubio, Francisco Ruiz Noguera, María Payeras Grau, María del Pilar Palomo, etc.

Sinopsis

Rafael Guillén (Granada, 1933) publicó su primer libro en 1956; de ahí que la crítica lo incluya en la nómina del grupo poético de los años cincuenta. ‘Naturaleza de lo invisible. La poesía de Rafael Guillén’ pretende llamar la atención sobre su obra, alumbrar algunos de sus pensamientos situados a medio camino entre lo literario, lo científico y lo ontológico, y estudiar una poesía que aspira a captar la realidad invisible, es decir, a formular como realidad lo que solo es perceptible a través de la intuición y la imaginación.  No hay demasiados poetas recientes y actuales que hayan ofrecido una propuesta tan renovadora y sugerente, que hayan querido revitalizar los contenidos tradicionales de la poesía con tanto empeño y convencimiento, a fin de alcanzar, en palabras suyas, «una comprensión unitaria —conceptual y física— del universo ».  Estas páginas plurales y colectivas sobre su poética y su creación debieran servir antes que nada como estímulo para leer los libros de un poeta mayor de la segunda mitad del siglo XX y principios del siglo XXI, cuyos giros lingüísticos, imágenes y reflexiones provocan en el lector una suerte de vértigo estético y metafísico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *