Antonio Luis Gallardo: «Memorias del abuelo (IV)»

Como venimos diciendo estos días, todos aquellos que nacimos entre los 50 y 60 (un par de años arriba, años abajo), la de los que están currando, o aquellos que por otros motivos ya estamos jubilados, aquellos de los que nuestros padres ni podían soñar, la de los que vemos que la casa que compraron nuestros padres ahora vale 20 ó 30 veces más, o quizás la de los que estaremos pagando nuestra vivienda hasta los ¡70 años!. 

Nosotros no estuvimos en la Guerra Civil, pero sí oímos lo del mayo del 68, algunos corrimos delante de los grises, votamos la Constitución y nuestra memoria histórica comienza con las primeras elecciones democráticas de 15 de junio de 1977. Vivimos activamente la Transición, se nos dice que no tenemos ideales y eso que sabemos de política más que nuestros padres y es que hemos llegado al hartazgo de tanta política.

Como ya dijimos, los Reyes Magos no siempre nos traían lo que pedíamos, pero oíamos (y seguimos oyendo) que lo hemos tenido todo, a pesar de que los que vinieron después de nosotros sí lo tienen realmente y nadie se lo dice.

Los años sesenta fueron una época de crucial importancia, quizá se pueda hablar de unos “largos años sesenta” que durarían entre 1958 y 1974. Los cambios que se produjeron no tuvieron que ver primordialmente con los políticos y de Gobierno, pues en un pueblo como Salobreña y en una infancia como la mía, nunca supe qué Gobierno ni qué política se hacía.

Los primeros años 60 fueron además pródigos en la creación de mitos: Marisol, Rocío Dúrcal, Joselito, Pili y Mili, el Cordobés revolucionó el toreo clásico hasta entonces. Los domingos eran siempre iguales, limpieza general, ropa limpia, misa, paseo de las flores, comida y a prepararse para el cine Yusuf. Ver las noticias en blanco y negro del No-Do y tomarte el paquete de pipas y la deliciosa gaseosa de Encarnita Martín.

Si identificamos los años 40 y 50 con la posguerra – época de tristeza, miseria y represión- la imagen de los 60 es totalmente diferente: Massiel en Eurovisión, el mito de las “suecas” llegando con sus bikinis a Salobreña y que tanto revolucionó el pueblo.

Si identificamos los años 40 y 50 con la posguerra – época de tristeza, miseria y represión- la imagen de los 60 es totalmente diferente: Massiel en Eurovisión, el mito de las “suecas” llegando con sus bikinis a Salobreña y que tanto revolucionó el pueblo. Los chicos y las chicas ye ye. Una visión realmente optimista que hacen olvidar que España seguía siendo un país tremendamente atrasado respecto a Europa y con una dictadura férrea que seguía con sus ideales de Cruzada.

Algunas noticias de los 60… En aquella época todo era Franco, Franco y… Franco; Bomba de Palomares y Manuel Fraga en bañador meyba …¡vaya por Dios!; España por fin… derrotó a Rusia (¡¡¡Goooool de Marcelino!!!); construcción del Muro de Berlín; mientras Mao escribía su Libro Rojo… nosotros con una hucha pedíamos una peseta para los chinitos; Antonio, el “Bailarín”, en un rodaje dijo un taco y fue directo a la cárcel por blasfemo; el drama de la emigración, soledad, amargura y llanto; dos revoluciones frustradas, la del mayo francés y la de la primavera de Praga.

Continuará, la próxima semana seguimos…

(PD. La foto está hecha en el Grupo Escolar de la calle Cochera, frente al cine Yusuf. Ésta en concreto, la hicieron en la escuela de D. Evaristo Corral, pues decían que había más luz que en las otras escuelas)

antonio-luis-gallardo Ver ARTÍCULOS ANTERIORES DE ANTONIO LUIS GALLARDO MEDINA

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *