Vehículos singulares, 90: Mari Macías y su 124 Sport Spider de 1969

La protagonista de esta semana tiene más razón que un santo. Mari Macías afirma -así lo hemos podido constatar tras 90 reportajes de esta serie- que son muy pocas las mujeres que van a encuentros y rutas de coches clásicos y antiguos con su propio vehículo, siendo lo habitual que las féminas que participan en estos eventos vayan como acompañantes de sus maridos. También es cierto que en esas excepciones la pasión por el motor le haya sido transmitida por su pareja. Por eso, ha sido todo un descubrimiento el caso de esta granadina que a sus 54 años se saca el carnet para poder conducir su Fiat 124 Sport Spider de 1969 que le regaló su esposo con motivo de la celebración de su cumpleaños.

Cuando le pedimos nos facilite algunos datos biográficos y el arranque de su afición indica, «soy nacida en Granada y criada en el Realejo, concretamente en la calle Comendadoras de Santiago, en una familia en la que no existía el mundo del motor, de hecho ni tenían coche. Conocí a mi marido, Paco Peso, fanático del mundo del motor. Siendo novios se enamoró de un Alfa Romeo Junior que sacó del desguace, lo restauró y así empecé yo a conocer este mundo. La verdad sea dicha a mi no me interesaban los coches, pues siempre he ido en moto. He sido copilota de mi marido sin tener carné de conducir». A ello añade el origen de su «flechazo» por este modelo pues «cuando se dedicó de pleno a la restauración y me fui con él al taller, tras un viaje en EE.UU donde estuvimos para traer coches que restaurábamos y vendíamos, en uno de los portes aparecieron un Fiat 124 2000, este Fiat 124 Spider, un 600, un MG y un Porshe. Cuando vi este coche fue un flechazo, durante los dos años que estuvo en el expositor iba todo los día a verlos, hablaba con él, me gustaba todo. Un día al abrir la persiana me lo encontré con un toto rojo enorme y una tarjeta que decía ‘Yo también te quiero. Soy tuyo». Reconoce que en ese momento se le saltaron las lágrimas.

Mari Macías y su 124 Sport Spider de 1969 06/01/2017 FOTO: ANTONIO ARENAS
Salpicadero del 124 Sport Spider de 1969 de Mari Macías FOTO: ANTONIO ARENAS

Han pasado seis años, pero aún recuerda que era lunes y que le dijo a su marido que en breve se sacaba el carnet. Y así fue. También que lo disfruta mucho ya que «este verano, en agosto nos fuimos de Granada a Cuenca, desde aquí por la serranía hasta Teruel, y luego a Albarracín y vuelta Granada. En total, unos 1.600 km por carreteras comarcales que pasamos realmente bien», cuenta emocionada al tiempo que añade que también han viajado a Cádiz y alguna que otra vez a las playas granadinas. No era precisamente verano cuando hicimos este reportaje por lo que viajar en un descapotable en torno a los diez grados por la carretera de Sierra Nevada nos pareció un atrevimiento. Según nos explica, si se suben los cristales no sientes el frío pues «tiene calefacción, por lo que puedes ir perfectamente».

Vista del motor/ A.A.
Vista del motor/ A.A.

Renglón seguido nos cuenta que este coche es del año 1969, que tiene cinco marchas y marcha atrás, también que puede alcanzar los 220 km/h, peo que ella cuando viaja lo máximo que suele ir es a 120 km/h por aquello del respeto a las normas. En el momento del reportaje el cuentakilómetros marca los 46.987 km, «el anterior venía en millas, lo tradujimos y le pusimos los kilómetros reales». Igualmente comenta que el primer y único propietario del coche fue un americano que padecía cáncer y tuvo que venderlo para el tratamiento. Después supieron que se sentía muy satisfecho de que siguiera en circulación. Cuando lo compraron su marido desmontó todos los cromados para limpiarlos a fondo y presume que «ahora mismo es todo original, el color azul y la radio también es la suya».

Un turismo deportivo descapotable 2+2 con versión moderna

En cuanto a la potencia, contrastada con la tarjeta técnica, señala que la del Fiat 124 Sport Spider es de 81 CV, siendo sus dimensiones 1250 mm altura, 3971 mm largo, y 1613 mm de ancho. Este turismo deportivo descapotable 2 + 2 lo ha registrado como vehículo histórico por lo que está exento de la normativa actual en cuanto a alumbrado, colocación de los retrovisores, acondicionamiento interior, presencia y colocación de los cinturones. Su marido Paco Peso nos aclara que este modelo se fabricó entre 1966 y1980 y tuvo mucha aceptación. También que en Granada puede haber tres o cuatro. Lo que no está tan seguro es si es un 1430 cc como indica la documentación o un 1600 cc como él cree. Según Hugo Valverde (periodismodelmotor.com), el 124 Sport Spider venía equipado de un motor de 1.438 cc con doble árbol de levas, y en 1969 tuvo una segunda serie, con más cilindrada, 1.608 cc). Medio siglo después nació el Fiat 124 Spider 2016 presentado en 2015 en el Salón de Los Ángeles y un año más tarde, en el Salón de Ginebra. Mari que comenzó llevando la gestión administrativa de los talleres MIPE de Maracena se ha convertido en una pieza imprescindible a la hora de la localización de piezas. Lleva 13 años y ha adquirido una agilidad increíble por lo que incluso busca piezas de recambio para otros talleres.

Próxima entrega: Marco Coluccia y su Austin Princess de 1960

Para ver  más pulsar sobre la imagen:

LOGO-VEHICULOS-SINGULARES4

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *