Teresa Martín presenta en La Tertulia su segundo poemario ‘Gotas de doble filo’

«Estoy muy contenta de presentar mi libro en La Tertulia, un lugar donde la poesía ha impregnado todos los espacios y donde siempre se reunieron los que ahora son grandes para mi (aquella nueva sentimentalidad). Me presentará Antonio Cambril a quien admiro profundamente como periodista y escritor y estoy encantada de contar con mi amigo Nande Ferrer, que tocara la guitarra», así de feliz se muestra Teresa Martín Estévez, (Motril,1966), ante la presentación de su segundo poemario ‘Gotas de doble filo’, que como el anterior, ‘Los días que me debes’ (2015), ha sido editado por Editorial Nazarí (22 horas) cuyo editor, Alejandro Santiago y el poeta José Luis López Enamorado, igualmente le acompañarán en el acto. En palabras de la propia autora, el nuevo libro, «está empapado de emociones, de las mías, las que van surgiendo a lo largo de un recorrido vital, de una huida, de una búsqueda constante».

«Quiero resaltar el maravilloso prólogo que abre mi poemario, que debo a mi gran amigo Juan Carlos Garvayo, premio nacional de música y poeta dotado de una enorme sensibilidad. Por si solo ya confiere brillantez al poemario», añade la poeta motrileña que afirma que su vida se desarrolla entre palabras ya que escribir poemas es para ella «calibrarme y conocerme». Así mismo, cita a Walt Whitman, que dijo “quien toque este libro, no está tocando un libro, está tocando un hombre” pues cree que ocurre lo mismo con el suyo, aunque, «la intención no es que el lector me busque en estas páginas, sino que pueda reflejarse o encontrarse en ellas».

Afirma el prologuista que el libro de Teresa que contiene 53 poemas repartidos en tres partes: ‘El cuerpo por dentro’, ‘Gotas’ y ‘El alma por fuera’ que su búsqueda no es cualquier cosa, que anda buscando la esencia, el paraíso perdido. «Y tiene razón. Pero después de buscarlo sin cesar, me convenzo de que todos los paraísos están perdidos, son lejanos y son inalcanzables. Y lo son, porque no somos capaces de reconocerlos hasta que nos han pasado de largo». Por su parte, la autora señala que ha escrito este poemario por la necesidad vital de superar el anterior lo que ha hecho marcándome unos retos, «el primero aflojar los corsés que siempre me han apretado al escribir, y el segundo, abordar o bordear el erotismo siendo el sujeto activo y no el pasivo tan común en la poesía de los hombres». No en vano considera que «escribir de amor puede resultar pueril en estos tiempos convulsos que vivimos, es tal vez por eso mismo que lo hago, porque creo que es la única fuerza capaz de mover el universo y lo único que tal vez nos salve de todo».

En las Notas que Teresa ha incluido tras el prólogo indica que ‘Gotas de doble filo’ «nace de esa necesidad de verter -gota a gota, como la lluvia- emociones de manera explícita y también, todas las que subyacen en lo que no queda escrito». Por eso el libro está lleno de lluvia, de ríos, de mares, de agua porque para ella el agua simboliza el renacimiento. «He tratado de que en lo líquido se resuma todo: renacer, crecer, llorar, amar…con una retórica acuosa que me ha servido de vehículo hacia el amor o su ausencia o hacia el erotismo», añade.

Ashaverus el libidinoso - invitación Málaga 13-04-2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *