«La Editorial Traspiés nos lanzó la propuesta de hacer un libro sobre los libertinos franceses que estuviera profusamente ilustrado»

 

El jueves, 16 de febrero, a las 19:30 horas, tendrá lugar en la Biblioteca de Andalucía, la presentación de ‘Libertinos, pornógrafos e ilustrados’ (Ediciones Traspiés) de Ana Morilla y Miguel Ángel Cáliz. Los autores de libro, estarán acompañados por el profesor de Derecho de la UGR y novelista, Sixto Sánchez Lorenzo que realizarán un recorrido por la obra de los grandes libertinos, y las ilustraciones que generaron. Nosotros nos hemos acercado a la Biblioteca de Andalucía para charlar con estos dos autores y conocer más detalles de este ensayo publicado por Ediciones Traspies.

Comenzamos con Ana. Para quien no lo sepa es doctora en Teoría de la Literatura y máster en Estudios Literarios. Actualmente dirige la editorial Artificios. Fue directora de la Escuela de Escritores Valparaíso de Granada, subdirectora de la revista Garnata de divulgación de la historia, y coordinadora del Aula de Cultura del diario Ideal de Granada. Ha publicado diversos trabajos de investigación literaria, artículos de divulgación y un poemario. Relatos suyos se han incluido en numerosas antologías y ha coordinado otras tantas obras colectivas dedicadas a Santa Teresa, Cervantes y Rubén Darío. Ahora hace un tándem con Miguel Ángel y publica este curioso libro sobre los escritores libertinos que cambiaron la sociedad europea del siglo XVIII. Estamos hablando de Diderot, Sade, Casanova, Choderlos de Laclos, Restif de la Bretonne, John Cleland, Gervaise de Latouche, Andrea de Nerciat, el marqués d’Argens, el conde de Mirabeau, entre otros.

– El libro comienza con una afirmación categórica «desde el principio de los tiempos el erotismo ha formado parte importante y singular de la cultura y la vida social del ser humano». Ahora lo que nos gustaría saber ¿cómo nace esta publicación? Es decir en qué momento os planteáis escribir y publicar este libro de 124 páginas repartidas en 18 capítulos?
– (AM)Un poco de casualidad como surgen las cosas hablando acerca de nuestro común interés por la literatura y por la ilustración pues a mi me apasiona el arte. La editorial nos lanzó también la propuesta del por qué no hacer un libro sobre los libertinos franceses que estuviera profusamente ilustrado y así surgió el proyecto.

– En la presentación afirmáis que no es un trabajo para eruditos, ¿a quién va dirigido?
– (AM)Traspiés quería un libro dirigido al gran público, a todos los lectores y personas interesadas en la literatura y en la ilustración, especialmente a los interesados en el siglo XVIII y el erotismo.

Como hemos dicho la pareja literaria de Ana en este libro es Miguel Á. Cáliz, que fue I Premio de Narrativa Carmen Martín Gaite por la novela La felicidad en blíster (2016). Autor de los libros de relatos Inventario (2003) y Rupturas y ambiciones (2011), y antes de la novela Horas para Wallada (2009). Sus relatos han sido incluidos en numerosas antologías, como Relatos para leer en el autobús o Pirañas, antología del microrrelato en España. Fue coordinador de la revista digital SPJismos, dedicada al relato.

¿Cómo se ha ido gestando? ¿Cuál ha sido el modus operandi hasta que el libro ha salido de la imprenta?
– (MAC) Escribirlo al alimón no ha sido el principal problema.Quizás el mayor inconveniente haya sido acotar el tema, toda vez que nos encontramos con un material enorme pues por un lado estaba el libro de los filósofos, enciclopedistas e ilustrados, por otro las obras literarias que tratan el tema erótico en sí que era no lo que nos interesaba y por otro las ilustraciones que acompañaron a esas obras. Por esto tuviemos que acotar temporalemte para centrarnos sobre todo en el siglo XVIII a pesar de lo cual se incluye una introducción desde el inicio de los tiempos, dejando fuera el siglo XIX porque Europa cambia radicalmente a partir de la Revolución Francesa y la forma de entender la literatura. También porque la obra de estos grandes libertinos es inagotable así como las repercusiones que tuvo, Casanova, que en sí mismo es toda una época. Por eso nos centramos en lo que dice el título, libertinos, que eran además pornógrafos, o sea que le gustaba este tipo de literatura e ilustrados porque los libros tenían ilustraciones

– ¿Qué debemos entender por libertinos?
– (MAC) Es un término curioso que explicamos en el libro, surge en el siglo XVII porque hay una serie de personajes de la iglesia católica que quieren vivir una vida distinta en el campo y la iglesia oficial comienza a llamarlos libertinos porque quieren vivir en libertad. Más adelante surgirán los libertinos morales, personajes de alta cultura que comienzan a escribir obras en las que está muy presente el sexo, el erotismo, ese término que era despectivo y utilizado para insultar a una serie de personajes de la iglesia se empieza a utilizar para denominar a escritores como Diderot, Sade,…
(AM)- Pornógrafos es aquel que escribe sobre prostitutas, tomado en la Antigua Grecia del arte de los pintores que pintaban sobre prostitutas, de ahí pasó a los que hablaban y escribían y en el siglo XVII Restif de la Bretonne lo utiliza para el título de su obra ‘El pornógrafo’ donde habla de regular la prostitución,…

Miguel Ángel Cáliz y Ana Morilla,  autores del ensayo “Libertinos, pornógrafos e ilustrados” (Ediciones Traspiés) /A. ARENAS

– Un libro de amena lectura que se puede leer en poco más de tres horas, entre otras cosas por sus 54 ilustraciones -la mayoría de una gran carga erótica- que ocupan las páginas impares y que van desde el Antiguo Egipcio hasta el siglo XVIII. Imaginamos que la localización de algunas ilustraciones no ha sido tarea fácil…
– (MAC) No porque a veces no estaban las ilustraciones que buscábamos o no tenían la calidad suficiente para ser reproducidas, pero existen todo un mundo relacionado con estos textos, el fenómenos de ilsutrar libros eróticos era imparable, hay bastantes. Las Bibliotecas Nacionales, tenían los infiernos que eran dode se guardaban los libros secuestrados iban a parar a los archivos de la Bastilla,

– ¿Del período estudiado qué es lo que más os ha sorprendido?
– (AM) Lo mio es grave, es que gran parte de los libros los tenía en casa desde la adolescencia, desde El Satiricón de Petronio. Miguel Ángel, sobre todo me ha impresionado la figura del marqués de Sade, que lelgó a escribir un centenar de libros, muchos de ellos destruidos, cómo fue vilipendiado, pero sin embargo se mantuvo fiel a su idea de erotismo, y cuya influencia en otros autores ha sido enorme.

– Por lo que he podido leer, con la censura y prohibiciones, al igual que ahora, lo que se conseguía era una publicidad gratuita y despertar un mayor interés ¿Es así?
– En efecto todo lo prohibido se vuelve más interesante y apetecible para la gente. Por lo que hemos podido averiguar existía una gran demanda de estos libros. Las ediciones de estos libros se agotaban en cuestión de semanas no solo porque el erotismo siempre atrae y está muy relacionada con la cultura en todos los campos sino porque empezaba a existir una clase emergente, los burgueses, que tenía una pequeña biblioteca entre los que siempre había un libro erótico como forma de entretenerse, mostrar a los amigos y entrar en una clase social distinta y de adquirir prestigio. En algunso casos las tiradas eran muy altas y no han dejado nunca de reeditarse. Este es el caso de Fanny Hill sel que se ha seguido publicando e incluso se ha hecho películas.

– ¿Qué nos podéis decir de los libertinos españoles?
– Iriarte, Samaniego, Moratín padre, escribieron poesía erótica, lo cual forma parte de la tradición española desde la Edad Media, Arcipreste de Hita,… Recomendaría que empezaran por lso grecolatinos,…

¿Y de los ilustradores: Antoine Boirel, François Rolland Elluin o Dominique Vivant?
– No solían firmar sus obras, no estaba bien visto. Los autores lo hacían con seudónimo pues era complicado para ellos.

OÍR AUDIO DE LA ENTREVISTA:

Ir a descargar

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *