El músico y poeta Lázaro Hernández presenta en el Cuarto Real su poemario ‘Encuentros’

Lázaro Hernández es un músico cubano nacido hace 52 años en Jatibonico (Sanctiespiritus), que actualmente reside en Granada. El miércoles, 15 de marzo, a las 19 h, presenta su primer poemario, ‘Encuentros’, en el Cuarto Real de Santo Domingo, en cuyo acto estará acompañado por el poeta granadino, Pedro López Ávila y la presidenta de Editorial Dauro, Pilar Sánchez. Este autor que se autodefine como «trovador y cultivador de la poesía desde la lírica de la canción pues fue a través de esta como le llegó el mensaje poético», reconoce su deuda a las letras de las canciones de Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, los boleros de Armando Manzanedo o de Roberto Cantoral y de compositores cubanos como Fran Domínguez o Ángel Díaz, hasta el punto de afirmar que descubrió la poesía a través de la lírica de la canción y que «mis canciones parecen poemas y mis poemas pueden que parezcan un poco canciones».

De su opera prima indica que el título se le ocurrió a la persona que le descubrió y creyó en su faceta poética, concretamente Lola Martín a la que agradece haya sido «la madrina de este proyecto y que se haya convertido en una realidad». Precisamente fue en un encuentro de amigos al que le invitaron para compartir un rato y presentársela. «Me conoció -de esto hace un año y medio- y me hizo recitarle algunos poemas. Quedó prendada y a día de hoy ya tenemos el libro publicado», añade este autor que manifiesta estar encantado con la portada alegórica «que va del encuentro entre personas, entre seres humanos, cada uno con sus circunstancias y, en medio, el amor»

Lázaro Hernández, autor del poemario ‘Encuentros’ (Dauro) /FOTO: ANTONIO ARENAS

Amor pero también desamor son las temáticas centrales de su libro junto al dolor por el abandono. Todo ello, «con palabras sencillas, sin grandes pretensiones. Mi libro se caracteriza por ser de fácil lectura, con un mensaje directo y que busca tocar el corazón, nada más». Y como no podía ser de otra forma también hay un canto a la nostalgia de la Cuba natal. Todo ello en unos poemas donde se nota la influencia de su profesión de músico pues «es innegable la influencia de la música en este libro que destila bolero, ranchera melancólica y tango que fueron las músicas que me marcaron en mi infancia a través de cuyas letras llegué al descubrimiento de la poesía». Para demostrar esta afirmación recurre al valor literario de composiciones como Agustín Lara, Carlos Gardel, «si recordamos ‘El día que me quieras’ se caracteriza por tener además de una bellísima melodía, una bellísima letra. Yo soy licenciado en Música por el Instituto Superior de Arte de La Habana con especialización en guitarra clásica que es mi instrumento y la verdad es que estar cerca de la música fue el puente que me acercó a la poesía». De hecho dos de los poemas del libro, ‘Rezo ateo’ y ‘Bolero’, son en realidad letras de dos de sus canciones.

Así mismo, incluye en las páginas finales una epístola póstuma a su padre, fallecido hace dos años en Cuba por lo que tiene una «inmensa pena ya que no pude despedirme de él, ni asistir a sus funerales. Incluso me enteré acá después de varios días de realizados. Esto es una cosa que creo me va a marcar el resto de mi vida». Igualmente reconoce que a sus 52 años se ha vuelto bastante reflexivo y que se relaciona con él a través de la poesía. «Me marcó mucho en el aspecto positivo de su carácter y su nobleza tan profunda y natural. Lo tengo como referente y con este poema quise rendirle un homenaje», añade antes de felicitar al equipo de Dauro por su buen trabajo.

OÍR AUDIO DE LA ENTREVISTA:

Ir a descargar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *