Antonio Luis Gallardo: «Salobreña, tierra soñada por mí»

Aún sigo frotándome los ojos y pellizcándome el brazo para ver que todo lo que leo y oigo sobre el desbloqueo para la construcción de dos hoteles en la playa del Peñón es una realidad u otro sueño de este pregonero de su pueblo.

Parece que fue ayer pero han pasado 12 años, cuando el alcalde socialista Pérez Cobos, a punto de ser tumbado por una oposición con ganas de poder, le sacó a la Junta por la vía de urgencia la calificación de todo el litoral Salobreñero, desde la Guardia hasta Playa Granada. “En dos años tendremos doce hoteles que crearán 1.200 puestos de trabajo. Se acabó el paro en mi pueblo”, dijo el prócer.

A los agricultores, casi todos ellos minifundistas de apenas 2 ó 3 marjales se les amenazó con la expropiación si no vendían al precio fijado por el señor Pérez Cobos. La mayoría por miedo, vendieron a millón y medio de pesetas el marjal.

Todos los que queremos a Salobreña, vimos cómo nos había tocado el premio gordo, tanto tiempo suspirando y rogando porque este bonito pueblo levantara cabeza de una vez por todas y que aunáramos esfuerzos y dejásemos rencillas por el bien del municipio.

Pero como casi siempre ocurre, los sueños y esperanzas se quedaron en eso y volvimos a suspirar por la vega perdida y por los hoteles soñados. Pues no nos olvidemos que Salobreña es como las generaciones de hoy en día, la generación del “NO”, no estudio, no trabajo, no voy a tener hijos, no me caso, no pago, no quiero responsabilidades y así nos luce el pelo.

Ahora, por fin, y de nuevo con el aplauso de la Junta, el paisaje agrícola más valioso de la Costa Andaluza, esos 500.000 metros cuadrados de una Vega con 1.000 años de historia, será destrozada gratuitamente. Un “resort” con turistas baratos estabulados, que cerrará 6 meses al año. Pan de hoy y hambre para varias generaciones.

Pero dejémonos de sueños y esperanzas y sobre todo que no sea una maniobra electoral, pues prometo que nadie la perdonaría. Sería una gran alegría para Salobreña, traería puestos de trabajo. Señora alcaldesa, pero al mismo tiempo que nos alegramos por todo esto, no se olvide arreglar el paseo marítimo que está de pena, las duchas de la playa, los servicios, ya nos cobran bien el IBI, a los que tenemos casa allí. Y a los tertulianos les digo que los hoteles traerán vida a este pueblo en invierno que está muerto. Alcaldesa póngase de acuerdo con Motril y hagan un paseo marítimo hasta playa Granada, tendríamos una bahía preciosa.

Ahora ya no valen las quejas y opiniones de viejo, menudo destrozo, la Guardia perderá todo su atractivo. Otra playa que solo podrá disfrutar el que tenga dinero. Pero hay algo que no dejaré de decir y pelear, aunque sea en beneficio de Salobreña, sí al desarrollo ecológico y controlado; no al latrocinio y especulación con el maravilloso litoral granadino. Mejor hubiese sido que construyeran por el vial y dejar el famoso TH1 como zona de interés paisajístico, que es lo que tienen que hacer.

Espero y deseo por el bien del pueblo que me vio nacer que todo vaya bien y que no tengamos que arrepentirnos y echar a los políticos a patadas que tanto daño han hecho a esta nuestra querida Salobreña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *