Cuatro nuevos colegios estrenarán comedor escolar el próximo curso, un servicio que ya alcanza a 237 centros educativos públicos en Granada

El delegado territorial de Educación, Germán González, acompañado del alcalde de Pulianas, José Antonio Carranza, ha supervisado las nuevas instalaciones que acogerán desde el próximo curso el comedor escolar del CEIP ‘Tierno Galván’ de Pulianas, uno de los cuatro que se suman el próximo curso a un listado de 233 centros educativos que ofertan ya este servicio en la provincia de Granada.

El colegio de Pulianas, con 40 plazas de nueva creación, incorpora el servicio de comedor para el curso 2017/2018 junto a los colegios ‘Alfaguarilla’ de Alfacar, ‘Cervantes’, de Lobres, y ‘Madrigal y Padial’ de Vélez de Benaudalla. De esta forma, los escolares del ‘Tierno Galván’ completan la oferta de los servicios incluidos en el plan de apertura, contando además con Aula Matinal y Actividades Extraescolares.

“Desde su aprobación en 2002, el Plan de Apertura de Centros estableció medidas que ampliaban la jornada lectiva tradicional para, a la vez que se ofertan nuevas oportunidades de formación y servicios complementarios al alumnado, facilitar la vida familiar, favoreciendo la igualdad de hombres y mujeres en la vida laboral”, ha explicado González, que recordó la reciente aprobación por parte de la Junta de Andalucía del Plan ‘Familia Segura’, una iniciativa que “abunda en esta línea con nuevas medidas, agrupando iniciativas de apoyo a las familias andaluzas como la gratuidad de libros de texto, las bonificaciones para comedores escolares, aulas matinales y actividades extraescolares, los programas de refuerzo y planes de acompañamiento, el transporte gratuito, o las residencias escolares y escuelas hogar”.

En lo que respecta a los comedores escolares, según señala el delegado territorial, la Junta ha aprobado un Decreto recientemente en el que se garantiza la plaza en los servicios complementarios a cualquier alumno a alumna cuyos progenitores o tutores legales realicen una actividad laboral o profesional remunerada que justifique la imposibilidad de atenderlo en el horario establecido para la prestación del servicio.

“Además de ser un servicio de gran utilidad para padres y madres que necesitan conciliar la vida laboral y familiar, los comedores escolares son una pieza importate para potenciar hábitos alimenticios saludables”, explicó González, que detalló que los menús que se sirven en los comedores escolares públicos “son ejemplares desde el punto de vista nutricional ya que siguen las recomendaciones de los organismos responsables en materia de sanidad en cuanto a alimentación saludable”.

El delegado de Educación inauguró el nuevo comedor del CEIP Tierno Galván de Pulianas, que se incorpora a este servicio junto a colegios de Alfacar, Lobres y Vélez de Benaudalla

La Consejería marca unos estándares de calidad que implican la apuesta por una dieta mediterránea en la que se incluyen productos ecológicos, y que exige la presencia diaria de verdura y fruta fresca en los menús, el uso de aceite de oliva virgen extra, una mayor proporción de pescado que de carne, que debe ser magra, quedando limitados los alimentos precocinados y fritos.

El modelo de menús servidos por las empresas de restauración que trabajan para la Consejería de Educación es supervisado mensualmente por la Consejería de Salud, que también realiza verificaciones in situ del cumplimiento de la oferta alimentaria mediante inspecciones de los Agentes de Salud Pública a los comedores escolares.

El servicio de comedor incluye la presencia de monitores que deben atender a los escolares durante las comidas y en el tiempo anterior y posterior a las mismas, ejerciendo además una labor educativa dirigida a favorecer la adquisición de buenos hábitos sociales, higiénicos y alimenticios, introduciendo prácticas como el lavado previo de las manos o el cepillado de los dientes después de las comidas.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *