Vehículos singulares, 110: Javier Escudero y su ciclomotor FN-280 cc de 1910

Imaginamos que nadie pondrá en duda la singularidad de este vehículo, pues, según la familia propietaria, data de 1910 que lo convierten en uno de los vehículos con más años de los que han desfilado por esta serie junto al triciclo Clemond de 1891 del Museo de Pepe Moreno en El Ejido que dábamos a conocer en octubre de 2016 y el Overland de 1914 de Carlos Aravaca al que le dedicamos un reportaje en junio de 2015. Javier Escudero Vicente nos enseñó este ciclomotor curiosísimo, un FN con faro de carburo, que según un cartelito fue restaurada por Antonio Maroto entre 1995 y 1996, en tanto que en otro bastante oculto se indica que,una vez restaurada, fue «puesta en marcha el 22 de diciembre de 1996». Se puede ver en Cristalería Escudero de la Calle Virgen Blanca, número 5. Desde este comercio la trasladó primero a pie Javier Escudero hasta la vecina Huerta de San Vicente donde se realizó el reportaje gráfico y vídeo, para regresar, ya subido, al punto de origen.

«Soy granadino y me dedico a la cristalería en la empresa de mi padre. Trabajo aquí desde los 18 y ahora tengo 34 años. La mecánica es mi afición», nos cuenta el hijo de José Antonio Escudero al que conocimos con motivo del reportaje al camión Ford Thames Trader de 1958, por él restaurado. Así mismo, explica que fue un trueque por un trabajo realizado.«La moto la consigue mi padre a cambio de la instalación de todos los cristales del concesionario Mitsubishi de la carretera de Armilla», informa antes de añadir que «a la moto hubo que rehacerle el motor, recomponerle los guardabarros pues estaban prácticamente inexistentes, y cromarle algunas piezas». Reconoce que fue un capricho de su padre desde que la vio y que desde que se hizo con ella siempre ha procurado asemejarla lo más posible a la original. Respecto al faro de carburo aclara que «su función básicamente es para que te vean, porque alumbrar no alumbra nada».

Antes y después de la restauración /A. ARENAS

Está dotada de un motor de explosión de cuatro tiempos de 280 cc, con dos marchas, unos 40 CV, y un depósito con capacidad para unos 3 litros de gasolina y unos dos litros de aceite para el engrase de la caja de cambios lo que le da una escasa autonomía, por lo que «está claro que está pensada para distancias cortas», siendo 40 kilómetros/hora la velocidad media que suele alcanzar habitualmente. De su restaurador Antonio Maroto, fallecido en 2005, informa que era «un gran amigo de la familia». Así mismo, le pedimos que nos explique los pasos para arrancarla al tiempo que va haciéndolo. «Se puede arrancar subida en el caballete con una marcha metida, dándole un tirón a la rueda trasera. Una vez en marcha, se pone en punto muerto y se baja del caballete para iniciar la marcha poco a poco. Se tiene que ir pendiente de la bomba de aceite. Para manejar esta moto hacen falta cuatro manos», detalla. Cuenta con palanca de cambio para primera y segunda y punto muerto, sin timbre y sillín monoplaza.

Observamos igualmente que lleva un pequeño bombín para inflar las ruedas y un pequeño bolso con los útiles para arreglar los pinchazos. También conserva una bomba de engrase en el lado derecho que hay que ir continuamente bombeando para que pueda entrarle aceite al motor y a través de una llave de paso que conduce hasta la caja de cambios que hay que ir variando para que no le falte engrase, ni al motor ni a la caja de cambios. También hay que ir pendiente del faro que va en la parte delantera del manillar compuesto por un deposito de agua controlado por un grifo de goteo y en la parte inferior un depósito donde se introduce la piedra de carburo que al contacto con el agua genera un gas inflamable que sale, a través de un chiclé, por la parte superior del faro. Se enciende con un mechero o con un mixto que produce una llama que «es la que hace que te vean un poco cuando vienes de frente, pues no sirve para alumbrar, solo para que te vean». En cuanto al logo que lleva en el depósito explica que este ciclomotor ha sido fabricado por FN, Fabrique Nationale d’Armes de Guerre, que empezó su actividad en Herstal (Lieja) como fabricante de armas en 1889 de ahí que incluya como emblema la pistola y unos pedales.

Próxima entrega: Isabel Román Valdivieso y su Citroën AMF Break de 1968

VER VÍDEO EN CANAL TAMAYO:

X Feria del Automóvil Clásico e Histórico ‘Ciudad de Alcalá la Real’

Intervención de Alfonso Fernández Fígares/A. ARENAS

Los días 10 y 11 de junio tuvo lugar en Alcalá la Real la décima feria del Automóvil Clásico e Histórico. Los actos comenzaron a las 10 horas en el recinto ferial ‘El Silo’ donde se pudieron contemplar  los stands y vehículos hasta las 21 horas. A las 17 horas se celebró en este mismo espacio la III concentración de clásicos de más de 30 años, seguida de la conferencia de Alfonso Fernández Fígares que será presentado por Francisco Abril, en el Edificio Joven.

Vehículos expuestos en el Pósito de Alcalá la Real/A. ARENAS

 

Inauguración oficial por parte del alcalde de Alcalá la Real, Carlos Hinojosa/A. ARENAS

Pasadas las ocho de la tarde, el alcalde de Alcalá, Carlos Hinojosa, procedió a la apertura oficial y a continuación se ofreció una visita guiada a las autoridades y personas ilustres. Para terminar la jornada se realizó un circuito urbano con los vehículos clásicos que desearon participar. En la jornada del domingo realizaron una ruta turística en la que se visitaron aldeas y localidades de la comarca Sierra Sur de Jaén.

VER VÍDEO DE CANAL TAMAYO:

 

Para ver más VEHÍCULOS SINGULARES pulsar sobre la imagen:

LOGO-VEHICULOS-SINGULARES4

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *