El Instituto Politécnico ‘Hermenegildo Lanz’ agradece su colaboración a 281 empresas y nombra como ‘Amigos’ de este centro a Ángel Parejo y Gastón Morata

Desde hace unos años, el Instituto Politécnico ‘Hermenegildo Lanz’ aprovecha el fin de curso para hacer balance y agradecer la colaboración de las empresas que reciben a sus estudiantes para completar su formación teórica. También desde el curso pasado para nombrar como ‘Amigos del H. Lanz’ en reconocimiento a aquellas personas que se han distinguido por su participación en actividades del centro. En esta ocasión la celebración tuvo lugar en el salón de actos y contó con la asistencia del delegado territorial de Educación, Germán González, el presidente de la Confederación General de Empresarios, Luis Aribayos, además de los secretarios provinciales de UGT, Juan Francisco Martín y de CC.OO, Ricardo Flores.

Autoridades y ‘Amigos del H. Lanz/A. ARENAS

Tras el nombramiento como nuevos ‘Amigos del H. Lanz’ al médico y escritor José Luis Gastón Morata y al empresario de Autopaint’s, Ángel Parejo, el director del instituto, Antonio Álvarez, pasó a exponer los datos del programa de Formación en Centros de Trabajo (FCT) durante el presente curso. En concreto, han participado 281 empresas de Granada, Andalucía y Europa que han posibilitado sus prácticas a 334 alumnos. De ellos, 43 (8 de FP Básica, 26 de Grado Medio y 9 de Grado Superior) han realizado su formación en centros de trabajo en 26 empresas de Irlanda, Francia, Bélgica, Italia y Alemania.

A continuación explicó que «si sumamos todas las horas de formación de este programa, la cifra llega a las 127.400 horas de formación y producción del alumnado de ciclos formativos en las empresas». Datos que completó con el indice de inserción laboral, pues de los 334 alumnos que han realizado la fase de FCTrabajo, 65 han sido contratados en esas mismas empresas, 81 han encontrado trabajo en otras del sector, lo que supone que, «a pesar de la crisis, el índice de inserción laboral de este curso académico es del ­­43 % ».

Manuel Montoya llama a cada una de las empresas asistentes para hacerle entrega del reconocimiento/A.A.

A ello habría que añadir la contratación de 39 ex-alumnos, a través del Servicio de Bolsa de Empleo, que llevan a cabo como intermediarios. Para concluir que «entre unas cosas y otras, este curso académico, el IES Politécnico Hermenegildo Lanz ha posibilitado la contratación laboral de 185 alumnos». También facilitó los datos relacionados con el programa de Formación Profesional Dual, en régimen de alternancia, en el que han participado 79 alumnos de ciclos formativos de grado superior y 53 empresas granadinas, sumando un total de 20.337 horas de formación, estando previsto incrementar en esta modalidad 122 puestos de aprendizaje en empresas para el próximo curso. Seguidamente intervinieron el resto de integrantes de la mesa para felicitar a alumnos y empresas. Ricardo Flores, representante sindical y exalumno de este centro, manifestó su orgullo de asistir todos los años a este acto pues «estamos con los que forman y emplean a los futuros trabajadores». Juan Francisco Martín valoró la labor del equipo directivo y su programa de formación en los centros de trabajo, «ya que no hay más valor que la gente bien preparada se quede en nuestra tierra aprovechando sus recursos».

Paqui Archilla lo recoge en nombre de los Hermanos Obreros de María/A.A.

Por su parte, Luis Aribayos manifestó su enhorabuena al centro y a las 281 empresas colaboradoras al tiempo que animó a los estudiantes «a dar el salto y convertirse en empresarios para que el día de mañana puedan generar empleo». Por último, Germán González, manifestó que la Formación Profesional en centros de trabajo «es fundamental para nuestro tejido productivo, al tiempo que mejora nuestra competitividad y produce riqueza». Anteriormente intervino Gastón Morata, quien en su amena intervención, explicó que de todos los premios que les han concedido destaca dos, el Gorrión de Plata que le otorgó la Asociación de Vecinos del Zaidín, donde lleva trabajando de médico 32 de los 39 años, y éste que es el que ha concedido con mayor facilidad pues «me lo dan por venir a hablar con lectores que me han asegurado disfrutan con mis relatos, además de obsequiarme con unas botellas de vino o aceite, así como su afecto y cariño».

AMIGOS DEL H. LANZ:

Ángel Parejo y José Luis Gastón Morata, nombrados ‘Amigos del H Lanz’/ A. ARENAS

 Ángel Parejo Guerrero. Empresario de Granada, en el año 1993 funda la empresa AUTOPAINT’S, es una de las empresas líderes en el sector de suministros de pinturas, anexos y maquinaria para la automoción en las provincias de Granada, Jaén y Málaga. Es una pequeña empresa de Granada que cuenta con nueve trabajadores. Gracias a su trayectoria y saber hacer, Autopaint´s cuenta hoy en día con los proveedores/fabricantes más importantes del mercado, con exclusivas de distribución para las marcas, PPG Refinish, Norton, U-POL, IWATA, etc. Dispone de unas instalaciones modernas acordes con los tiempos.

Su relación con este instituto, se remonta a los inicios de esta empresa, apoyando, orientando y ayudando a la implantación del Ciclo formativo de Carrocería y Automoción. Ha posibilitado que profesores de este centro se formen en este campo profesional. Es un apoyo en la búsqueda de empleo para nuestro alumnado en este sector. Colabora económicamente en los proyectos de movilidad europea, donando parte del coste de la ropa de trabajo de los chavales.  Y como proveedor del H.Lanz, tiene una paciencia inagotable, ayudándonos curso tras curso a poder adquirir productos para las enseñanzas de pintura sin saber cuándo cobrará.  Por todo esto y por su inestimable implicación en este centro, se hace merecedor de este humilde reconocimiento.

José Luis Gastón Morata. Más conocido como Gastón Morata, nombre de pluma de José Luis Gastón Morata (Granada, 1955), es Doctor en Medicina, especialista en Medicina Interna y en Medicina Familiar y Comunitaria. Ejerce su profesión en el Zaidín.  Autor de artículos de investigación y director de varias tesis doctorales de temas sanitarios, accedió al mundo literario con Curiosidades médicas granadinas (2005), en donde se recogen temas que relacionan historia y medicina, siendo uno de los libros más vendidos en la Feria del Libro de ese año.  Pero su pasión es la investigación y las distintas tramas de la historia y las historias que han acontecido en Granada desde hace 8 siglos. Con sus libros hemos descubierto personajes, lugares, edificios y paisajes de Granada. El trabaja como médico de familia, pero se podía ganar la vida perfectamente como guía turístico y cultural de su Granada o como monologuista, facetas que domina a la perfección. Libros que ha escrito, después del primero: El perfume de bergamota (2007), La Chanfaina (2010), La muladí (2012), Quimeras de Plomo (2014) y Bajo el mismo cielo y diferente estrella (2016).

Su relación con el H. Lanz, comienza hace unos 8 años, asistiendo a los “Encuentros con Autores” en nuestra biblioteca. Actividad que desde hace muchos años trata de fomentar el amor por la lectura en nuestra comunidad educativa para alumnos y profesorado. Desde entonces ha asistido las veces que le hemos llamado. Lo hace tan bien, que es uno de los habituales. Un sábado nos acompañó a un grupo de 50 profesores por los lugares de Granada cuando realizamos la ruta literaria del Perfume de Bergamota, hace muchos años. Por lo que escribe, por como lo escribe, por lo que nos descubre y por su disposición hacia este instituto, es merecedor de formar parte del club de amigos del H.Lanz.

PALABRAS DE AGRADECIMIENTO DE JOSÉ LUIS GASTÓN MORATA:

En un momento de la intervención de José Luis Gastón Morata/A.A.

A lo largo de mi vida he tenido la suerte de recibir unas cuantas distinciones y premios. Varios han sido de carácter académico, otros profesionales y unos pocos, literarios. Algunos tienen un reconocido prestigio y los ha habido hasta con dotación económica.

Reconozco que, hasta ahora, el que de todos ellos me ilusionó más, fue el de “Gorrión de Plata” que anualmente entrega la Asociación de Vecinos del Zaidín, barrio en el que llevo 32 de los 39 años que ejerzo como médico. Me lo otorgaron hace 8 años y me satisfizo porque con él se reconocía mi trabajo en el centro de salud Zaidín Sur, aunque admito que me extrañó su concesión porque llevo años desaconsejando a mis pacientes bastantes de sus placeres cotidianos, sobre todo los “cubatillas, los choricillos” y el tabaco.

Hace unos días me alegró enormemente que el vice-director de este instituto, el profesor Montoya, me llamara para comunicarme que el H. Lanz (como dominan a esta institución sus integrantes) me consideraba como uno de sus AMIGOS por mi disponibilidad durante años para acudir al centro y mantener encuentros literarios con los alumnos sobre mis novelas y relatos, y disertar al mismo tiempo sobre temas granadinos.

Para mí es un verdadero orgullo ser considerado AMIGO de unos de los principales centros educativos no universitarios de Andalucía, que nació como escuela de maestría industrial continuó como instituto politécnico, es pionero en la formación profesional y que lleva por nombre el de un granadino de adopción, integrante de esa generación a la que pertenecieron Manuel de Falla, Garcia Lorca, Fernando de los Ríos, Soriano Lapresa o Ángel Barrios, “quebrada” por el incivilismo de una guerra fratricida.

Se asegura que la medicina y el magisterio son vocacionales. Es probable.

Un personaje de una de mis novelas, “El perfume de bergamota” que transcurre en el siglo XIV granadino, asegura que la medicina no es un oficio o una ocupación sino el arte que más nos acerca a Dios porque con habilidad, las mujeres podrán traer más vida a este mundo, retrasar el fallecimiento del anciano y los hombres podrán vivir su juventud perdida con un gozo que nadie puede imaginar.

Es posible que así sea, pero pienso algo parecido del ejercicio del profesorado, y tal vez por ello matrimonié con una del colectivo.

A ustedes les caracteriza la paciencia, el entusiasmo y la entrega al trabajo diario, disponen de una buena preparación y deben realizar una formación continua para adaptarse a los tiempos y, para colmo, deben hacerlo contra corriente porque estamos en una sociedad hedonista que busca el placer y el éxito fácil, y se menosprecia el trabajo diario, callado y continuo que la mayoría de los mortales realizamos.

Disponen ustedes de tales cualidades personales y profesionales que los padres ponemos en sus manos parte de la educación de nuestros hijos y su formación para capacitarles como profesionales en unos pocos años. Sus alumnos adolescentes y jóvenes pasan con ustedes casi más tiempo que con nosotros y no solo les enseñan una materia sino que además les entregan las herramientas necesarias para seguir aprendiendo y que sean capaces de guiar adecuadamente su libertad y sensatez. Del uso que ellos hagan de esos instrumentos, dependerá su caminar en la vida.

Y en este centro además, disponen ustedes de una amplia variedad formativa, con un marcado carácter social y solidario, colaborando con diferentes entidades y ONGs que les ayudan a promover una educación en valores humanos, sociales y emprendedores por lo que entiendo que se sientan orgullosos de su pasado, conscientes del presente y esperanzados en su futuro.

Por eso para mí, es un ORGULLO la distinción que me otorgan, que me ha entusiasmado tanto como el ser Gorrión de plata de mi barrio de adopción en el que trabajo. Y espero que no me desposean de ella por dos detalles que les voy a manifestar para terminar mis palabras de agradecimiento.

La primera: Es la distinción que con mayor facilidad he conseguido, porque lo he logrado haciendo algo que me encanta hacer: hablar de temas granadinos con jóvenes que han sido mis lectores y que me han asegurado que se han entretenido con mis relatos. Si además, cuando hemos terminado, me han obsequiado ustedes con unas botellas de vino o aceite granadino y, sobre todo, con su afecto y simpatía, poco más puedo pedir.

La segunda: Les amenazo con seguir viniendo a la biblioteca del centro para disertar con ustedes y sus alumnos, cada vez que me lo pidan, y si algún año no lo hacen, ya les llamaré yo para recordárselo.

Sigan ejerciendo su magisterio con la misma profesionalidad docente y educadora que hasta ahora vienen realizando, deseo que sus alumnos recojan el fruto que ustedes han sembrado en ellos y ustedes tengan las satisfacciones que sus desvelos merecen. Muchas gracias

Tras el acto se ofreció un aperitivo en el patio del Centro/A.A.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *