La Orquesta Filarmonía ensaya en la capital, y actuará en Guadix y Huéscar

Luis Enrique Martínez, joven oboísta granadino, actuará como solista en un concierto el 12 de agosto en Guadix; su compañero, Ignacio Cano, lo hará el día 13 en Huéscar. Sus caras reflejan ilusión y ganas de triunfar. Después de tantos años formándose y tras mucho esfuerzo, van a tener la oportunidad de demostrar su valía. Ambos participan en la quinta edición de los encuentros orquestales que organiza la Orquesta Filarmonía de Granada, cantera de jóvenes músicos provenientes de todo el país.

La orquesta surgió en el año 2015 con el objetivo de ofrecer a toda la provincia granadina una cultura musical, ya que su director, Ricardo Espigares, considera que cubren una carencia porque fuera de las bandas de música muchas poblaciones no tienen contacto directo con la clásica.

Durante dos semanas, jóvenes músicos están asistiendo a este quinto encuentro en el que tienen la oportunidad de ensayar como si de una orquesta profesional se tratase, y donde los mejores intérpretes actuarán como solistas al frente de los conciertos, algo que ocurre en pocas ocasiones. «Los conjuntos profesionales no suelen dar oportunidad a jóvenes solistas, así que nuestro objetivo es una orquesta dirigida y destinada por y para los jóvenes». Hay dos reuniones anuales, una en Navidad y otra en verano (siempre en el mes de agosto).

En esta quinta edición serán 75 los jóvenes que participarán en los dos conciertos. Los intérpretes vienen de Extremadura, San Sebastián, Salamanca, Barcelona, Madrid, Valencia, Ciudad Real, Sevilla, Málaga, Almería, Cádiz, Córdoba y Granada. La participación aumenta cada año, ya que en 2015 fueron 55 los músicos que acudieron al encuentro y en 2016 participaron 60 intérpretes.

Para todos ellos, la simbiosis es fácil y no tienen problemas a la hora de hacer música juntos. Muchos participantes han coincido en otros encuentros como el que realiza la Joven Orquesta de Andalucía o la Nacional de España; otros han estudiado en el mismo conservatorio e incluso, algunos se conocen porque han participado en este proyecto en varias ocasiones. Y aunque siempre hay nuevos integrantes, «no hace falta mucho para conocerse. Venimos cada uno de un lugar diferente, pero nos ponemos a hacer música y tocando nos conocemos muy rápido», afirma Espigares. De hecho, los oboístas Luis Enrique Martínez e Ignacio Cano se conocieron en uno de los encuentros celebrados el año pasado y han alcanzado un alto grado de complicidad.

Todos los jóvenes músicos comenzaron a ensayar el día 6 de agosto y lo harán hasta el día 12, durante cinco horas por la mañana y otras cinco por la tarde. «Cada programa puede tener en torno a unas 60 y 65 horas de trabajo». En esta ocasión, el encuentro orquestal se celebra en Guadix. «Estamos durante tres días en Granada por unos ensayos preparatorios, pero el encuentro y donde convivimos durante seis días es en las Cuevas Abuelo Ventura de Guadix», comenta el director.

A los componentes de la Orquesta Filarmonía le gustaría realizar más conciertos en otras localidades granadinas o incluso en la capital. El problema es que la orquesta es una asociación que no tiene apoyo de la administración pública y al no tener dinero suficiente, no pueden decidir dónde alojarse ni dónde dar los conciertos. «Tenemos unas limitaciones y eso nos hace buscar un espacio en el que los precios sean asequibles. Este año contamos con el apoyo del Ayuntamiento de Guadix y de Víznar».

Todos los participantes son estudiantes de Grado Superior. Muchos de ellos están estudiando el grado o el máster fuera de España. Es el caso de Luis Enrique Martínez y de Ignacio Cano, quienes ya están estudiando en Stuttgart y en Londres, respectivamente. El programa escogido para estos conciertos es Obertura de ‘Don Giovanni’ de Mozart; el ‘Concierto para oboe y orquesta en Do mayor’ de Mozart; y para finalizar el programa, la archiconocida ‘Sinfonía Número 4 en fa menor’ de Tchaikovsky.

Para deleitar al público con su música, Espigares explica que son muchísimas las horas que tienen que trabajar. «Si el público supiese el tiempo que dedicamos para ofrecer una hora de música, irían más a los conciertos». El director espera que la aceptación por parte del público continúe siendo tan buena como en las ediciones anteriores: «Siempre hemos tenido las butacas llenas, y espero que este año sea igual».

Sus participantes comparten su deseo y confían en que estos encuentros sigan realizándose, ya que tienen claro que continuarían repitiendo la experiencia. Luis Enrique Martínez agradece la oportunidad: «No todos los días se puede tocar como solista en una orquesta. Es una satisfacción poder preparar una obra de mucha calidad musical con compañeros que al final se convierten en amigos. Es una experiencia impresionante». Por su parte, Ignacio Cano considera que «es una gran ocasión para trabajar un repertorio de alto nivel, conocer mucha gente, y profundizar en nuestro Integrantes de la quinta edición de los encuentros musicales de la Orquesta Filarmonía de Granada en uno de los ensayos, en el centro cívico del Zaidín.

Día 12 de agosto. El recital se celebrará a las 21 horas en el Teatro Mira de Amescua de Guadix. Con obras de W.A. Mozart y P.I. Tchaikovsky, el granadino Luis Enrique Martínez será el encargado de interpretar el ‘Concierto para oboe y orquesta en Do mayor’. Las entradas tienen un coste de 6 euros y pueden adquirirse en el Área de Cultura del Ayuntamiento de Guadix hasta una hora antes del recital. Día 13 de agosto. El concierto de clausura se desarrollará en la misma franja horaria que el anterior, a las 21 horas en el Teatro Oscense de Huéscar. Los jóvenes intérpretes tocarán las mismas piezas que en el recital previo, con una diferencia, y es que en este caso será el malagueño Ignacio Cano quien actuará como solista e interpretará el ‘Concierto para oboe y orquesta en Do mayor’. Para esta función las entradas están ya agotadas. estudios». Cano anima a otros jóvenes intérpretes para que acudan al próximo encuentro: «Diría a otros músicos que se atrevan a venir. Al final siempre te quedas con la experiencia de tocar rodeado de amigos».

Esta quinta edición cuenta con dos novedades: un Curso de Dirección de Orquesta (impartido por Ricardo Espigares) celebrado en Víznar, y un Curso de Música de Cámara, que fue impartido por Alejandro Bustamante, uno de los violinistas con mayor proyección a nivel europeo.

Texto: OLGA AGEA

Fotos: A. ARENAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *