Antonio Luis Gallardo Medina: «¡Cuate, aquí hay tomate!»

He visto y leído en nuestro querido diario IDEAL la viñeta del gran Mesamadero y maldita la gracia que me ha hecho, pues aunque es un reflejo de lo que está pasando, no me agrada ver cómo crecen las tomateras en las vías de la Estación de Granada.

Hace ya un tiempo escribí una carta al diario, manifestando mi preocupación y desasosiego por el parón de las obras del AVE, ya que en Loja estaban las máquinas y nadie las utilizaba. Poco a poco, hemos ido perdiendo trenes, recorridos y al final hasta el último de Filipinas, perdón el nocturno de Barcelona, ya solo nos queda asistir en la Avenida de Andaluces a la muerte de la Estación del tren.

Pero no solo muere el tren, también mueren todos los negocios que vivían o mejor dicho mal vivían de los pocos viajeros que utilizaban este medio de transporte y mucho más desde que inauguraron la estación de AVE de Antequera, y si creen que exagero les ruego giren una visita a mi amigo Pepe Jiménez, dueño del Bar Verona.

Todo lo que nos pasa aquí en Granada, creo honradamente nos lo tenemos merecido, pues la desidia y el abandono que siempre han tratado las distintas administraciones a esta ciudad es algo evidente, ya que nadie ha movido un ápice para que el tren sea parte integrada e integrante de la ciudad.

Una ciudad turística cien por cien, que tiene una aeropuerto que sobrevive gracias a los vuelos con Madrid y Barcelona, una estación de tren moribunda hasta fenecer y una de autobuses anticuada y poco operativa hace que sea harto difícil entrar en la ciudad de la Alhambra, si no es mediante coche privado.

Todos estos agravios ocurren en otros lugares y ya se habría movilizado el tejido empresarial, social y humano de toda la ciudad para que se nos hiciera caso y llegara el AVE hasta Puerta Real, si fuera preciso; pero aquí, presa siempre de nuestro carácter y malafollá tendemos a esperar siempre los acontecimientos y a tener que ir hasta Loja para coger cualquier tren.

Espero y deseo que el bueno de Mesamadero, publique pronto otra viñeta con las tomateras repletas de fruto, pero al lado de las vías, para que los viajeros del AVE tengan un extra más para venir a Granada, la Alhambra y recolección de tomates.

Ver ARTÍCULOS ANTERIORES DE

ANTONIO LUIS GALLARDO MEDINA

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *