Hoy se celebra la V subida a Sierra Nevada en Ford A

En la jornada del sábado tendrá lugar la V subida a Sierra Nevada con la que se pretende rendir homenaje al ingeniero de Caminos y constructor de la carretera, Juan José Santa Cruz, que el 15 de septiembre de 1935 subió por primera vez con un Ford A. Por tal motivo el Club de Automóviles Veteranos de Granada y el Club de Automóviles Veteranos y Clásicos Al Andalus de Mancha Real (Jaén) vienen organizando conjuntamente la subida a Sierra Nevada en Ford A, a las que se ha sumado el Club La Mota de Alcalá la Real.

«Es una gran oportunidad para poner a prueba nuestros queridos Ford A y a la vez superar una hazaña de subir a una altura de 2.250 metros con coches de 1928 a 1931», indica Antonio Sorroche, integrante del Club granadino. La salida tendrá lugar, entre las 11 y 12 horas, de la explanada de la Empresa Kolmer, localizada en la calle Loja del Polígono Juncaril. Desde aquí tienen previsto salir con dirección a Sierra Nevada hasta Prado Llano donde se informará de la subida internacional a Sierra Nevada el próximo año. A las 14 horas se dirigirán hasta el Restaurante El Guerra, donde tienen previsto una comida de hermandad.

Rafael Soria Sales 

Igualmente, con este acto se pretende honrar la memoria de Rafael Soria Sales, artífice de este evento de la subida a Sierra Nevada que coincide con la propuesta de la Comisión de Historia y Patrimonio de la Federación Española de Vehículos Antiguos (FEVA) que acaba de convocar una nueva edición de las Jornadas de Patrimonio de Automoción, ya que la UNESCO ha declarado 2017 como ‘Año Mundial del Patrimonio de la Automoción”.

Juan José Santa Cruz

Entre las obras que realizó el ingeniero Santa Cruz, entre 1916 y 1936, destacan las obras del tranvía por la cuenca del Genil hasta las cercanías de Güéjar Sierra, estudio de construcción del Pantano de Cubillas, así como encargo de planear el embalse de Montesinos y de los canales de Baza. Asimismo construyó el salto de agua para la Compañía General de Electricidad y trazó el Camino de Ronda. Pero, sin lugar a dudas, lo que le dio fama fue la construcción de la carretera al Veleta, considerada la carretera más alta de Europa, logrando superar gran cantidad de obstáculos y llegando a superar los 3.000 metros de altitud. En la jornada inaugural de la carretera el ingeniero subió en un Ford A, matrícula GR 675, conducido por su hija Teresa, siendo el primero que llegó al Veleta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *