Vehículos singulares, 125: Manuel Jaiñaga y su Panhard & Levassor de 1928

Hoy su abuelo se sentiría muy orgulloso. Ver que uno de sus nietos, Manuel Jaiñaga, siente una gran pasión por los coches clásicos le haría sumamente feliz. No en vano, Rafael Soria Sales fue uno de los fundadores del Club de Automóviles Veteranos y Clásicos ‘Al Andalus’ de Jaén, presidido en la actualidad por su hijo Rafael Soria Herrera, tío de Manuel, que ha sido quien nos ha facilitado este reportaje. En realidad, el Panhard & Levassor Doble Phaeton de 1927 es el vehículo que le ha correspondido a su madre, Amalia Soria, quien nos recibe en la almazara Cruz de Esteban, localizada en Mancha Real (Jaén), uno de los términos municipales con mayor producción de aceite dentro de esta provincia, presumiendo además de ser la única de la zona que puede molturar aceituna ecológica con sello de calidad y donde se produce el apreciado aceite Olivo Real, obtenido con la primera cosecha del mes de noviembre.

Mientras lo conduce, Manuel nos cuenta que tiene 19 años y trabaja en como agricultor, en el negocio del olivar y el aceite. También que lleva un año conduciendo, es decir, desde que tiene carnet de conducir. «Cuando lo compró mi abuelo yo era muy chico, estaba de tapicería regular y la madera también estaba mal. Me acuerdo de ver cómo lo restauraba mi abuelo hasta que lo dejó como está ahora.Me enseñó mi tío Rafa y en el primer rallye en el que participé fue el de Sevilla que he vuelto a recorrer este año. Además he participado en la Ruta del Olivo -impulsada igualmente por su abuelo, al igual que la Subida a Sierra Nevada-, también he ido a Úbeda y Baeza y en las rutas de fin de semana con la familia», explica antes de añadir que «me parece que la pasión de mi abuelo era muy bonita. Me siento afortunado de haber heredado de mi abuelo esta afición». También nos ofrece algunos detalles del vehículo como que, «pese a su origen francés durante un tiempo le pusieron el volante a la derecha. Por eso, mucho se confunden y creen que es inglés». Cuando le preguntamos acerca del secreto para que arranque a la primera y pueda participar en estas concentraciones y rutas señala que se debe «a un mantenimiento en general, que esté bien de aceite, la batería cargada y sacarlo de vez en cuando para que el motor se mueva». Cuando lo saca a sus amigos les gusta que les dé un paseo e indica que ya ha transportado a cuatro novias de Mancha Real el día de su boda.

Parte posterior del Panhard & Levassor de 1928 :: A. ARENAS

Para obtener más detalles del coche nos dirigimos a su tío Rafael quien nos cuenta que su padre lo compró en Granada en el año 1978. «Estaba guardado en un palacio de la Avenida Cervantes y su color era como el actual. La tapicería original estaba muy estropeada por lo que se tuvo que cambiarse. El resto estaba bien conservado. La carrocería está hecha en Granada por los hermanos Pareja. Tiene carrocería doble, una para verano y otra para invierno que tenemos guardada en la nave. El motor es de seis cilindros en línea y una cilindrada de 4.500 cc. Es un motor muy suave que va muy bien por lo que se puede ir con él a muchos sitios». Así pues hijo y nieto han seguido con la pasión de quien además de llegar a contar «con una colección de automóviles respetables» que ha pasado a ser propiedad de sus diez hijos. A saber: Un Ford T de 1922, un Ford A de 1928, un Ford Tudor B de 1932, un Chrysler Imperial de 1928, un Lincoln Sedan de 1931, un Packard Sedan de 1954, un Oldmobile Cabriolet de 1934, un Ford Roadster de 1935, un Mercedes Sedan de 1938, un Lincoln Coupé Zephir de 1942, un Lincoln Cabriolet Continental de 1948, un Ford Coupé de 1946, un Jeep de 1950, un Cadillac Sedan de 1955, un Triumph de 1955 un Lincoln Continental de 1965, un mercedes 220 S de 1964 y este Panhard convertible.

Récord mundial de velocidad en 1925

Salpicadero del vehículo de Amalia Soria y su hijo Manuel Jaiñaga :: A.ARENAS

La historia del Panard & Levassor arranca en Francia en 1889 y termina en 1967. Esta firma fue fundada en París por René Panhard y Emile Levassor, asociados a Edouard Sarazin, quien había adquirido las licencias de fabricación de Daimler para Francia y que falleció precisamente el año de la creación de la firma. Sería en 1909, cuando Panhard presente un seis cilindros con 25 caballos. Antes de la primera guerra mundial se convertirá en el primer fabricante de coches francés. Para la versión cuatro cilindros, 4,8 litros, habría que esperar hasta 1925 con el que consigue el récord mundial de velocidad al alcanzar los 185,51 hm/h. En 1927, sacan el seis cilindros 20/60 caballos de 2 344 cm3. Después de la II guerra mundial Panhard & Levassor cambia su política para producir coches económicos y muy rápidos con la gama Dyna, cuyas tracciones estaban dotadas de un motor de dos cilindros opuestos de 610 cm3.

Próxima entrega: Jorge Mata Robles y su Renault 4/4 de 1957

VER VÍDEO DE CANAL TAMAYO:

 

Para ver más VEHÍCULOS SINGULARES pulsar sobre la imagen:

LOGO-VEHICULOS-SINGULARES4

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *