Antonio Luis Gallardo «La foto más triste»

La noticia es pequeña, de esas, que apenas reparas en ella. Dos ancianos tienen que separarse tras vivir 62 años juntos porque no los aceptan en la misma residencia.
Hacerse mayor es de por sí algo difícil de llevar. Sobre todo, porque es el momento de la vida de una persona en la que el deterioro físico aparece indefectiblemente. Pero si además te separan de la persona que ha estado compartiendo tu vida durante los últimos 62 años, pues todo se hace más cuesta arriba.

Esto es lo que les ha pasado a dos ancianos, Wolfram y Anita Gottschalk, de 83 y 81 años, que han tenido que separarse porque no encontraban dos plazas en una misma residencia. La mujer al menos una vez por semana tiene que hacerse un trayecto de media hora en coche para verlo a él. La fotografía que pone La Vanguardia y que acompaña la noticia, es el testimonio vivo de lo que ocurre cuando se reencuentran: lloran.

Wolfram y Anita Gottschalk se casaron en 1954 y desde entonces han vivido juntos. Sin embargo, desde el pasado mes de enero ya no pueden hacerlo. Y todo ello es debido a la decisión de una residencia geriátrica de la localidad canadiense de Surrey, según relata la CBC de Canadá.

La pareja sufre graves problemas de salud y tiene que ser atendida por personal sanitario especializado. Wolfram, con demencia y un linfoma, necesita atención las 24 horas, por lo que fue trasladado a un centro del Norte de Surrey.

Anita, su mujer, está en otra residencia, en Morgan Heig, ubicada a media hora de la de Wolfram. La señora de 81 años solo pide volver a vivir con su marido, tal y como ha hecho en los últimos 62 años. Las pocas veces que Anita puede ir a visitarlo, lloran mientras están sentados el uno en frente del otro.

Maldita sociedad ésta que no permite que dos seres que se aman y necesitan puedan estar juntos.

Y luego decimos que estas cosas solo pasan en la España de Rajoy, se ve que en todos sitios cuecen habas, pero maldita sociedad esta que no permite que dos seres que se aman y necesitan puedan estar juntos.

“Esta es la foto más triste que nunca he tomado”, escribió su nieta en Facebook al colgar la imagen. Ellos lloran cada vez que se ven. Es desgarrador, añadía. Las autoridades sanitarias explican que están explorando nuevas vías para que la pareja pueda estar junta, pero la familia teme que cuando esto pueda ser una realidad ya sea demasiado tarde.

Ver ARTÍCULOS ANTERIORES DE

ANTONIO LUIS GALLARDO MEDINA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *