Antonio Luis Gallardo Medina: «Brindis al sol»

Hay una canción de mi admirado Serrat, que comienza diciendo «No escojas sólo una parte, /tómame como me doy, /entero y tal como soy,/ no vayas a equivocarte» y me he acordado la cantidad de veces que he tenido que dar explicaciones a los amigos virtuales y a los simple conocidos de cómo pienso y actúo.

Pero claro, este medio infernal del Facebook cada día te trae nueva gente y con ellos, nuevas maneras de pensar y de actuar, luego dale con la burra al trigo, tienes que empezar de nuevo a dar explicaciones.

Hace tiempo aprendí que para evitar confrontaciones absurdas, que a mí, en particular, no me conducen a nada, publicar mis opiniones en mi muro, incluso me busqué un eslogan que dice… «Nadie está obligado a leer esto», pues nada, caña al mono.

Cada día que abro el Facebook, veo y leo las mismas chorradas de siempre, empezando por mis tonterías, las del otro que siempre está con sus proyectos, los que siempre te ponen política hasta en la sopa, las fotos en color, en blanco y negro y las frasecitas de los cojones que nunca sabes si en verdad lo dijo Coelho o su prima hermana.

Pues bien, nunca, habéis oído bien, nunca me tomo la licencia de criticar ni comentar aquello que no me agrada, paso de largo y adiós muy buenos. Que cada cual se apañe como pueda y quiera. Pero no, yo publico algún comentario y ya tengo la retahíla de opiniones encontradas de gente que habitualmente no ponen nada de lo que yo escribo y mucho menos en su muro. Algunos llegan incluso a ofender, pero yo, con toda la poca paciencia que tengo trato de explicar una y cien veces mi postura.

De verdad, no os canséis, que yo soy un caso perdido y soy muy feliz con mis pensamientos, el problema creo yo, es expresarlos abiertamente, cuando la gente está acostumbrada a callar, mentir y defraudar.

De verdad, no os canséis, que yo soy un caso perdido y soy muy feliz con mis pensamientos, el problema creo yo, es expresarlos abiertamente, cuando la gente está acostumbrada a callar, mentir y defraudar.

Un vez más, no soy del PP, del PSOE, de PODEMOS, ni de Cs, me siento totalmente libre para opinar lo que me venga en gana, sin molestar a nadie. Mi partido ya hace tiempo que desapareció, pues si en su día fue glorioso y estuvo clandestino, hoy ya no tiene cabida en esta sociedad materialista que vivimos.

Pero por favor, vosotros seguid por vuestro camino y votad a quien os salga de los cojones, pero a mi dejadme en paz y luchando como puedo con tanto corrupto tanto sinvergüenza embaucador como hay de uno y otro partido.

Dejad que me dedique a las cosas realmente importantes, mi familia, mis amigos y todo lo que me hace vibrar y sentirme vivo, a pesar de la miseria que nos rodea. Sed muy felices o al menos intentarlo, pero no conmigo. Brindo por todos vosotros, los del SI y los del NO.

Termina la canción de Serrat «Del derecho y del revés,/ uno sólo es lo que es/ y anda siempre con lo puesto./ Nunca es triste la verdad/ lo que no tiene es remedio».

Ver ARTÍCULOS ANTERIORES DE

ANTONIO LUIS GALLARDO MEDINA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *