Rafael Díaz Gaztelu: «’Exotiempo’ es un poquito menos ciencia y más ficción que ‘Exomundos’»

Dos son las obras que Rafael Díaz Gaztelu (1984) ha dado a la imprenta en 2017. Si en abril pasado este cordobés afincado en Granada, publicaba ‘Exomundos’, ahora hace otro tanto con el segundo volumen de esta serie que al igual que el primero cuenta con 556 páginas y ha sido publicado por Dialéctica Ediciones. Tras su publicación, llega su presentación que tendrá lugar el lunes, 27 de noviembre, en el Cuarto Real de Santo Domingo donde le acompañará su editor Víctor Miguel Gallardo. Ambas obras, la tercera que ya tiene terminada y la cuarta en la que está trabajando son fruto de su fascinación por autores como Julio Verne, Edgar Allan Poe y H. P. Lovecraft, y más adelante por Arthur C. Clarke, Frank Herbert y Stanislav Lem. «Si el primero estaba más influenciado por Arthur C. Clarke, y su ‘2001 odisea del espacio’, ‘Exotiempo’ quizás se deba más a Stanislav Lem y la película ‘Solaris’. ‘Exotiempo’ es un poquito menos ciencia y más ficción que ‘Exomundos’, que es más reflexiva y más psicológica», precisa.

Rafael se presenta a la cita con una nave espacial que sale en ambas obras, nave interestelar realizada por impresión 3D que tiene un protagonismo especial porque «sin estas naves no se podría haber llegado a los ‘Exomundos’» y que también se puede ver reproducidas a todo color junto con otras láminas de mapas estelares, planetarios y diagramas al final del libro. Dado que se le califica como escritor de ciencia ficción hard le consultamos la diferencia con la ciencia ficción normal. «La hard es muy especulativa y todo lo que narra o el escenario en el que se desarrolla la acción es un escenario plausible, que hoy en día no sería posible, pero a lo mejor dentro de cien años extrapolando la tecnología que tenemos, por ejemplo ‘La Guerra de las Galaxias’ no es ciencia ficción hard porque su fundamento científico es muy laxo, la película en la que se habla con los extraterrestres es muy hard porque presenta problemas que serían reales, el rigor científico es la base de una ciencia ficción hard».

Rafael Díaz con un ejemplar de su libro y la nave realizada con impresora 3D ::A. ARENAS

En cualquier caso para leer la segunda no necesariamente hay que haber leído la anterior, porque los tres primeros capítulos de ‘Exotiempo’ -con portada de Perrorraro- son unas especie de resumen y permiten saber qué ha pasado en ‘Exomundos’, son dos novelas que van por caminos completamente diferentes. En cuanto a sus personajes comenta que Noat Blackthorne es una brillante piloto, personaje al que le tiene mucho cariño, cuyo nombre ha tomado de una obra James Clavell, ‘Shogun’, al que rinde homenaje. La protagonista del libro es Ira Rhys y también aparece el androide Sagan, viejo conocido para los lectores de ‘Exomundos’ que sirve de nexo entre las dos novelas. En referencia a las temáticas de la obra, destaca el tiempo y el exotiempo «que es lo que tarda una comunicación desde un mundo a otro y cómo de peligroso es que la información llegue retrasada pues estamos acostumbados a la instanteneidad». También aborda el femenismo pues «hasta ahora la ciencia ficción se ha caracterizado por ser un feudo de personajes masculinos y olvidamos que el 50% de la población no está ahí representado». Por supuesto, también la tecnología, el futuro, a lo que añade la vejez, la muerte y el transhumanismo, en el sentido de cómo nos ha cambiado el movernos a las estrellas.

Rafael Díaz Gaztelu, trabaja como profesor de Física y Matemáticas en una academia, y el tiempo que le queda lo dedica a leer y escribir sus libros y en su blog de divulgación científica y de las mujeres de la ciencia. Ahora también se inicia en la aventura de la radio digital con un programa, Con ciencia y letras’ sobre libros. Juanma Santiago dice de él que su pereseverancia «podría convertirle en un referente de la Ciencia Ficción española sin nada que envidiar a la Akasa-Puspa de Juan Miguel Aguilera y Javier Redal o el Metaverso de Víctor Conde». Por lo pronto ya tiene lista para su publicación las 800 páginas de ‘Exomentes’ y está esbozando ‘Exonauta’, aunque todavía «es una nebulosa».

OÍR AUDIO DE LA ENTREVISTA:

Ir a descargar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *