Antonio Callejón: «’Cadena de recuerdos’ recorre 8.000 años de la Historia de Andalucía»

Sentimientos y objetos tienen un protagonismo especial en la segunda novela histórica del granadino, Antonio Callejón Peláez (1974). Otras singularidades de esta obra, publicada en la veterana editorial de Miguel Sánchez, son sus más de cien personajes y el recorrido desde la prehistoria hasta el siglo XIX. A ellas podríamos añadir su estructura poliédrica en la que las tres partes se subdividen en otras tantas piezas que solo el lector que llegue al final podrá componer este rompecabezas con forma de libro. Se presenta al público el jueves, 30 de noviembre, en el Auditorio del Colegio de Arquitectos, (Plaza de San Agustín con entrada por la calle Santa Paula), donde el autor será presentado por la profesora e historiadora, Gracia Peregrina Rubio (20 h) .

Cuatro ediciones y otras tantas rutas en torno a su primera novela histórica avalan a este joven autor que publica ahora una ambiciosa novela que se ha hecho esperar bastante ya que su redacción es anterior a su obra ‘El último amor del Gran Capitán’. «Empecé a escribirlo hace seis años y lo tenía prácticamente terminado pero había parte de la estructura que no terminaba de encajar. Me atranqué y recordé una frase de un profesor de mi época de estudiante en la Facultad de Traductores que nos decía que las traducciones hay que dejarlas reposar. Yo creo que los libros también, entonces lo dejé que durmiera en un cajón, me centré en la otra novela que tenía un poco de prisa por el tema del centenario. Después lo retomé y pude completar la pieza del puzzle que me faltaba», nos cuenta el autor de esta obra que se caracteriza por los saltos en el tiempo, y cuya frase elegida como promoción nos dice es «la novela que recorre 8.000 años de la Historia de Andalucía».

Antonio Callejón, con su segunda novela histórica ‘Cadena de recuerdos’ :: A. ARENAS

Dado el enorme lapso de tiempo que abarca confiesa que «es muy difícil tener protagonistas ya que en realidad hay más de cien personajes y va saltando en el tiempo. Lo importante aquí no es tanto el orden de la historia como los sentimientos: el miedo, la desesperación, la felicidad,… situaciones que todos conocemos y que las vivieron en el pasado al igual que las estamos viviendo nosotros». Y puesto que los sentimientos son los que unen, «tenía claro el hilo conductor de las tres partes, o lo que es lo mismo una de caída o descenso a los infiernos, otra de recuperación o salida del pozo y otra para remontar». Sentimientos que presentes en distintas épocas con las que intenta resumir la Historia de Andalucía para lo que ha incluido «un capítulo de prehistoria, otro de íberos, dos de romanos, uno de visigodos por cierto bastante olvidados, dos de musulmanes, uno de judíos, y otros de moriscos y siglos XVII y XIX».

A ellos se añade la presencia de varios objetos (un puñal nazarí, un frasco de perfume romano, una foto antigua,…) que tienen una importancia crucial pues le sirven para que los personajes se puedan ‘comunicar’, pues como dice en unas de las citas del principio, extraída de ‘Memoria de Agripina’, «los objetos mueren con menos rapidez que los hombres» al tiempo que pueden ofrecer pistas al explicar el porqué fueron importantes. «Estos objetos nos son los protagonistas pero si que es verdad que son los hilos conductores. En el epílogo, que aconsejo no se lea hasta el final, encontraremos la última pieza», explica. Epílogo que se suma a un mapa histórico, notas, glosario e indice onomástico, en total unas 30 páginas, para que cualquier lector pueda disfrutar mejor de los distintos eslabones de esta historia para la que ya está pensando su autor en posibles rutas literarias en el próximo año que discurriría por Plaza Nueva y el Realejo, entre otros espacios.

OÍR AUDIO DE LA ENTREVISTA:

Ir a descargar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *