Vehículos singulares, 134: Agustín Carmona y su Mercedes 230 de 1935

La gran afición por los vehículos clásicos ha llevado a Agustín Carmona Jiménez,’Longo’, a reunir una docena de preciosos coches, entre ellos el Mercedes 230 de 1936, que vimos por primera vez en el Paseo de Caniles con motivo de la X Concentración Turística Automóvil Clásico del Altiplano. Después hemos tenido la oportunidad de verlo y realizar un pequeño recorrido por las calles de Albox, donde reside su propietario. Cuando llegamos, lo primero que llama la atención es que el sobrenombre del Longo está por todas partes, en algunos vehículos y hasta en el rótulo de la calle, por lo que nos interesamos por su origen. «Viene de mi abuelo que se llamaba Longobardo y era de aquí de Albox. A mi padre le decían el Longo, y así a todos los hermanos nos los han dicho, en especial a mi. Hasta a mi mujer Herminia Caparrós, la conocen como la del Longo», nos cuenta con humor. Curiosamente también los coches tiene sobrenombre y al Mercedes 230 le llama ‘El Hitler’ no porque perteneciera al Führer sino porque al parecer tuvo uno de igual marca y modelo.

Tras pasar por el photocall que la organización del evento canilero preparó en el acceso del paseo Federico García Lorca de Caniles y aparcarlo en el entorno, tanto Agustín como su paisano José María Ávila, nos ilustran con la historia de este coche que sorprende por su elegancia y robustez.
«Llegó a mis manos hace unos dos meses, siendo el propietario anterior José María Ávila Vega y por lo que sabemos es un coche muy exclusivo que perteneció a un gran coleccionista de Barcelona. Se encuentran muy pocas unidades en España», explica Agustín antes de dar la palabra a José María que como buen entendido explica que tiene «un motor de 6 cilindros con válvulas laterales, motor de preguerra y una carrocería cabriolet muy bonita. Es una de las piezas más codiciadas por los coleccionistas, muy avanzado para su época pues tiene cuatro velocidades cuando en esa época todos eran de tres velocidades y va de maravilla». Un cartel escrito a mano indica que fue fabricado en 1936, tiene 85 CV, 2.500 cc y que es de gasolina.

Salpicadero del Mercedes 230 de 1935 de Agustín Carmona :: A. ARENAS

Por su parte, José María añade que hace tres años Agustín estuvo de trato pero que fue vendido a otra persona. Ahora ha podido hacerse con él, eso sí pagando 50.000 euros más, siendo el precio final de 155.000 euros, lo cual no le parece excesivo pues han visto otro anunciando por 196.000 € sin estar ni mucho menos en el buen estado de éste. Como el resto de vehículos de su colección, su actual propietario lo utiliza para acudir a algunas de las concentraciones que se organizan en las comarcas del norte de la provincia de Granada y del Valle de la Almanzora almeriense. Del consumo no dice que es «mejor no comprobarlo». También nos cuenta que fue sometido a una restauración en los años 70, «siendo fiel a sus formas originales, está de bajos estupendamente al estar guardado y es un coche muy apreciado por los coleccionistas por la rareza de su carrocería y las escasas unidades que se fabricaron». Al parecer la mayoría están en manos de coleccionistas y se han ido parar a manos de coleccionistas de Rusia y Alemania.

Algunos de los modelos que Agustín Carmona guarda en Albox :: A. ARENAS

De las motos a los coches

Agustín Carmona nos cuenta que ahora que está jubilado disfruta contemplando su colección de coches pues, «desde niño me han gustado las motos antiguas y ahora los coches». Según hemos podido averiguar este modelo fue diseñado por Hans Nibel. Sus dimensiones son 4390 × 1630 × 1600 mm, su peso ronda los 1500 kg y el consumo medio a los cien kilómetros es de 23 litros y la carrocería W21. Por su parte, José María Álvarez que comparte la pasión por estos vehículos con su vecino Agustín, explica que su primer comprador tuvo que ser una persona muy adinerada, teniendo en cuenta que el Mercedes Pontón de los años 50 valía 500.000 pesetas cuando un piso valía 250.000. «Es una pieza muy escasa, con carrocería muy parecida a la del coche de Hitler pero que en realidad era distinta pues tenía doble eje». Además de este Mercedes 230, de dos puertas y descapotable, cuenta con un Packard 120 de 1936, un Ford Thunderbird y un Mercedes Pagoda, ambos del 1955, un Mercedes 220 Cabrio Ponton, entre otros. A estos hay que añadir otros que están en proceso de restauración.

Próxima entrega: Antonio García Vizcaíno y su Morris Oxford de 1959

Ángel García graba su vídeo para Canal Tamayo :: A.A.

Ver vídeo de CANAL TAMAYO:

 

Para ver más VEHÍCULOS SINGULARES pulsar sobre la imagen:

LOGO-VEHICULOS-SINGULARES4

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *