Los autos sacramentales regresaron al Centro Artístico, gracias a la compañía Mira de Amescua

La Compañía Mira de Amescua se encuentra inmersa en los preparativos de su XXV aniversario, cuyo acto central será el próximo, 7 de enero, a las 19 h,en el teatro Isabel La Católica, lo que no es óbice para mantener su participación en otras actividades como la organizada en la noche del viernes, 15 de diciembre, en el Centro Artístico de Granada.

 

Antonio Ubago, como presentador del acto, fue el responsable de ofrecer unas breves notas para centrar la actividad que consistió en la interpretación de siete fragmentos de autos sacramentales, cada uno de los cuales fue precedido de una mínima contextualización y que fueron recitados o declamados por los mismos actores que encarnaron en su día al personaje. Posteriormente se interpretarían diferentes ilustraciones musicales de las que habitualmente son cantadas en las representaciones eucarísticas por los propios actores en directo sobre las tablas, bajo la dirección de José Macario Funes Tovar.

José Macario Funes dirige las ilustraciones musicales ::A. ARENAS

En concreto, comenzaron por ‘La hidalga del Valle’, único auto totalmente mariano de Calderón con el que empezó su andadura esta Compañía de Teatro Mira de Amescua en 1993 de la mano de Germán Tejerizo. Dicho auto no se representó para las fiestas del Corpus sino en un acto de desagravio a la Virgen por un libelo ofensivo para la pureza original de María. Le siguieron fragmentos de ‘El pastor y el lobo’ de Lope de Vega, ‘El gran teatro del mundo’, ‘La primer flor’ y ‘La siembra de la flor’ de Calderón de la Barca.

Público asistente :: A.A.

En lo que concierne a las ilustraciones musicales fueron extraídas de varios autos, en especial de ‘Tu prójimo como a tí’, también de Calderón de la Barca, probablemente el auto más completo de este autor, tanto por su complejidad dramática como por su riqueza teológica. Del mismo, los asistentes que llenaban la sala pudieron oír algunos temas musicales, compuestos especialmente para este auto entre los años 50 y 60 por el que fuera maestro de capilla de la catedral de Granada, y compositor, Valentín Ruiz Aznar.

El director de la Compañía, Antonio Robles (centro), en plena actuación ::A.A

Y todo ello, gracias a la entrega de, por orden de aparición, Francisco Bueno, Macario Funes, Antonio Robles, Esther Rodríguez, Francisco de Paula Rodríguez, Antonio Pérez, Juan Antonio Ruiz, Remedios Higueras, y en los cantos Esther, Sensi, Antonio Robles y todos en el coro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *