Vehículos singulares, 136: José María Ropero y su Bianchi Bernina de 1964

 

Al igual que los equipos de fútbol tienen sus ojeadores que van a los partidos para ver posibles fichajes, esta sección tiene tres formas de localizar vehículos singulares. A saber: el correo electrónico que aparece junto a la fotillo de arriba, el boca a boca o ‘recomendación’ de unos a otros pues solemos preguntar a los entrevistados si conocen a alguien que tenga un coche, moto o bicicleta bonito y con historia y la asistencia a las salidas y concentraciones. 

José María Ropero y su Bianchi Bernina de 1964, ante el puente de la Virgen de Pinos Puente :: A. ARENAS

De esta última manera descubrimos la Bianchi Bernina de 1964 entre las más de 200 motos que participaron en la XX concentración de motos clásicas Ciudad de Pinos Puente, celebrada en septiembre pasado. Desde que la vimos, hicimos guardia hasta que se acercó su propietario José María Ropero Ortiz a quien le pedimos sus datos de contacto. Tras varios intentos, por fin pudimos concertar la cita y recoger la información y fotos para este reportaje, además de la grabación del vídeo para Canal Tamayo en el entorno del conocido popularmente como Puente de la Virgen, monumento declarado Bien de Interés Cultural (BIC).

José María Ropero nació en Pinos Puente hace 71 años, 25 de los cuales ha vivido y trabajado en Francia. De profesión, conductor (o chófer, como nos dice él) de camiones aunque tras su regreso a su pueblo natal montó una granja de animales en la que ha desempeñado su labor hasta su jubilación. Ahora con más tiempo disponible se ha podido dedicar a la que ha sido una de sus aficiones favoritas relacionada con el mundo de las motos y que le llevó a integrarse en el Club de Motos Clásicas de su pueblo desde su nacimiento pues no en vano tiene el carnet con el número 2, después del presidente, quien, además, es su primo hermano. «La moto era de mi consuegro y la compró en Italia. De ahí la llevó a Francia, entonces el hombre se cayó con ella y la tenía abandonada en un granero. Fui de Pinos Puente a Francia con un remolque para traérmela a España. La arreglé para dejarla como está ahora y, si Dios quiere, será para un nieto mio», nos explica cuando le preguntamos sobre cómo llegó a sus manos.

Detalle del motor de la Bianchi de José María Ropero ::A.A.

A continuación nos explica que su Bianchi es de la gama de la Bernina 125 cc y 4 tiempos. «Me la traje en el año 2000, por lo que ya llevo 17 años con ella», indica antes de añadir que le gusta asistir con ella a casi todas las concentraciones cercanas. Antes tenía una Metralla que cogía para ir con su mujer Dolores, a la que califica como ‘fanática de las motos’ y que con su motillo pequeña va a realizar la compra. Además de la Bianchi, José María tiene una Honda 650 y una Jhonson 2,5. En cuanto a la restauración de la Bianchi nos cuenta que la pintura «es como la tenía la original» y que la ha pintado Juan, un muchacho de Pinos puente, que «es un técnico para eso». También que le ha tenido que sustituir el cuentakilómetros que en la actualidad marca 315 kilómetros, pues se rompió en la caída de su consuegro y que «salvo los espejos y cuentakilómetros, todo lo demás es original». Recientemente ha tenido que arreglarle el disco de embrague «porque patinaba un poco».

José María ha cuidado cada detalle de su moto :: A.A.

70 años de Motocicletas Bianchi

Las motos Bianchi fueron fabricadas por la compañía de Edoardo Bianchi, pionero del motociclismo italiano que comenzó construyendo bicicletas en 1885, y que también produjo automóviles entre 1900 y 1939. Concretamente la primera bicicleta motorizada data de 1897 y el primer automóvil de 1900. Sería en 1910, cuando construyó un motor sencillo de 498 cc que tuvo mucho éxito y estableció el nombre de la motocicleta Bianchi.

Bianchi fue un nombre destacado en el mundo de las carreras de motos desde 1925 hasta 1930, gracias a la colaboración de su ingeniero jefe, Albino Bald. Los modelos de motocicletas fabricadas por Bianchi incluían la 49, la Gardena de 75, las Bianchi de carreras de 122 y 173 cc, la Bianchi Bernina LV de 125cc y 4 tiempos, y la Bianchi Tonale. La producción de motocicletas Bianchi cesó en 1967, cuando todos los derechos pasaron a Innocenti. Los pequeños ciclomotores fabricados por Bianchi fueron importados por el minorista estadounidense Montgomery Ward y vendidos a través de un catálogo bajo la marca de importación Riverside.

Próxima entrega: Javier Fornieles y su Mustang 289 de 1965

VER VÍDEO DE CANAL TAMAYO:

 

Para ver más VEHÍCULOS SINGULARES pulsar sobre la imagen:

LOGO-VEHICULOS-SINGULARES4

 

 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *