El rastrillo navideño del Centro Juan Pablo II abre sus puertas hasta el 5 de enero

Un cartel sobre la puerta y una fotografía de tamaño natural de San Francisco de Asís informan del lugar en el que este año se ha montado el Belén y el rastrillo navideño en favor de la parroquia Nuestra Señora de las Angustias. Concretamente se localiza en la Carrera de la Virgen, frente a la entrada de los aparcamientos del Corte Inglés.

Al fondo de unos bajos cedidos gratuitamente se puede visitar un bonito belén artesanal y se pueden adquirir los más variados artículos, desde muebles antiguos a libros, discos de vinilo, cerámica antigua, bandejas, utensilios de plata, cuadros y otros objetivos decorativos, etc. “El rastrillo surge hace 17 años con el fin de sufragar los gastos del centro Juan Pablo II, dependiente de la parroquia Nuestra Señora de las Angustias.

Miguel Ruiz y Marianela Sevialla, junto a dos voluntarias del rastillo :: A. ARENAS

Siempre se ha hecho en el salón de la Basílica, pero este año hay una exposición y hemos tenido que cambiar y hacerlo en este local cercano que ha sido cedido de forma gratuita por un Antonio Jiménez porque su tía era muy devota de la Virgen”, nos cuenta Miguel Ruiz Cabello, médico de profesión y colaborador de este colectivo, antes de añadir que el belén se ha montado por un señor muy habilidoso, José Antonio Fernández, con figuras cedidas por particulares.

Detalle del Belén :: A.ARENAS

También los objetos a la venta han sido donados por empresas y particulares entre los que destacan dos cuadros de Luis Aldehuela y el libro recién publicado ‘En la paz del silencio’ de Carmina Moreno Arenas, que se ha colocado junto a las magdalenas y galletas de las monjas de Santa Isabel la Real, pues en este caso las ventas irán destinada a estas hermanas. Miguel añade que “quien venga echará una media hora y siempre se llevará algo”.

Poemario de Carmina y magdalenas de las Clarisas ::A.A.

 

Máquina de chocolate y las dos señoras que lo preparan

Mientras una docena de personas se afana por encontrar lo que busca suenan villancicos tradicionales grabados por miembros del centro. Todos los días, a las 18 horas, se ofrece un exquisito chocolate caliente Gueysh preparado por Ramona, una señora viuda de 80 años. Otras de las voluntarias  del centro, Marianela Sevilla, informa que el horario de apertura es de 10 horas de la mañana a 10 noche, hasta el 5 de enero. Los visitantes también puede disfrutar del grafiti pintado en la pared de la izquierda realizado por Alberto Fernández.

Integrantes del Centro Juan Pablo II

OIR AUDIO DE LA ENTREVISTA

Ir a descargar

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *