Presentación del libro ‘De mayor quiero ser científica (o científico): Descubriendo los colores’, de María José García Lorente

Mañana,  jueves 4 de enero, a las 12 horas tendrá lugar en la Biblioteca de Andalucía, la presentación del libro ‘De mayor quiero ser científica (o científico): Descubriendo los colores, editado por Babidi-bú.

La autora es la profesora María José García Lorente y estará acompañada por Miguel Ortega Titos, profesor titular del departamento de Geometría y Topología de la Universidad de Granada.

El libro es un pequeño cuento científico con experimentos científicos con cosas del día a día. Se harán unos experimentos sobre el color diferentes a los que aparecen en el libro, y la autora contará un pequeño cuento muy corto con unas siluetas con colores diferentes.

La Ciencia no es un cuento, pero se puede contar. En este libro se enseña a los niños que los experimentos científicos realizados entre iguales, con respeto y cariño, y bajo la supervisión de adultos, están al alcance de todos, ya que practicando se consigue que los conocimientos adquiridos perduren más en el tiempo.

Se pretende demostrar también, que la Ciencia está en el nuestro día a día, y que con un poco de creatividad es posible conseguir que los niños, todos de por sí muy curiosos, aprendan estos conocimientos científicos. Edad recomendada a partir de los 8 años.

En dicha presentación colabora la Librería Babel, con el fin de que los asistentes puedan adquirir ejemplares, que serán firmados por la autora.

La autora

María José García Lorente

Física «mancheguza» que divide su corazón entre dos tierras: Castilla La Mancha, donde ejerce como profesora de Física y Química, desde hace 14 años, y Andalucía, donde nació y se crió, concretamente en Granada. Preocupada por responder siempre a los «porqués» de los más pequeños, aprendió hace años a divulgar la Ciencia con talleres donde ponía en práctica su otra pasión: el teatro. Apostando siempre por la enseñanza, motiva a sus alumnos de instituto a ser los que lleven el mundo de la Ciencia a los más pequeños, ya que considera que la mejor forma de demostrar lo que uno sabe es enseñando a los demás lo que ha aprendido.

Ilustrador

Raúl García Reguillo (Cuenca, 1998)

“Desde muy pequeño en mi muy temprana primaria, ya hacía algunos «comics» (como yo los llamaba), pero más bien eran tiras cómicas, y la calidad del dibujo no era lo que se dice «buena», pero a un niño…, ¿qué más se le puede pedir? Sin embargo, mi ilusión por coger un lápiz y un papel y echar horas y horas llenándolo de garabatos, no cesó, y con los años, poco a poco se ha visto evolución en aquellos esquemáticos dibujos, y por supuesto sigo y seguiré empeñándome en mejorarlos, eso sí, siempre con ilusión y sonriendo cuando dibuje una sonrisa.

Ya en bachillerato, mi antigua profesora y autora de este libro, pudo ver mi gusto por el dibujo (entre clases, por supuesto), y me confió la tarea de crear las ilustraciones para esta historia, cosa que le agradezco enormemente. Además, durante la elaboración de los dibujos, me hizo gracia ver aquellos experimentos que habíamos hecho durante las clases; otros, vistos en alguna excursión que otra; y también me creó curiosidad hacia otros que no había visto antes, así que… ¡ha sido un placer para mí hacer estas ilustraciones, Maria José!”

La obra

Elvira, Ana e Isabel son tres hermanas muy curiosas y, sobre todo, con ganas de aprender, que pasan un día con su tía, una joven científica. La tía Gemma les hará descubrir a través de sencillas historias y experimentos caseros, los misterios que encierra la Ciencia sobre los Colores que nos rodean, respondiendo así a muchos de los porqués de estas inquietas niñas. De esta forma descubrirán y aprenderán qué colores forman la luz blanca, por qué cada objeto lo vemos de un color diferente, o por qué nos debemos vestir de colores claros en verano.

VALORES IMPLÍCITOS: Demostrar que la Ciencia está en nuestras historias del día a día, y que con un poco de creatividad es posible conseguir que los niños, todos de por sí muy curiosos, aprendan estos conocimientos científicos. Recalcar que, cuando se hacen experimentos científicos, se deben tener en cuenta unas sencillas normas de higiene para evitar cualquier peligro, por lo que es importante la cooperación entre iguales y la supervisión de todo esto por parte de un adulto. Hacer ver que el respeto y el cariño entre hermanos, y entre aquellos que nos quieren, consiguen que los conocimientos adquiridos perduren aún más en el tiempo.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *