La lojeña Beatriz Mateos muestra en Menfis obras de sus series ‘Atrapados’, ‘Instantáneas’, ‘Aviador’ y ‘Vacaciones’

«Atrapados son/ de miradas cautivos/ espectadores», con este haiku define Beatriz Mateos Silva (Loja, 1968) su exposición ‘Más que atrapados’ que hasta el 31 de enero se muestra en el espacio de arte Menfis (Plaza Pescadería, 6) que dirige Joaquín Villegas. Y eso es lo que las personas interesadas en conocer esta personalísima obra van a encontrar, «todos estos personajes, atrapados detrás de los inexistentes cristales de una variopinta colección de gafas, desafiantes, expuestos a miradas de otros, audaces se transforman en los espectadores del público que atento los observa».

Aunque nacida en Loja, de familia lojeña, Beatriz reside en el Puerto de Santa María (Cádiz) desde 1993 donde trabaja como programadora web y donde llegó por amor. Afirma que ha tenido inquietudes artísticas desde su infancia pues «toda la vida me ha gustado dibujar. También me gustaban mucho las matemáticas pero como no tenía mucha salida hice informática en la UGR». Precisamente en el Pósito de Loja realizó su primera exposición individual en 2015.

«Estando en el Puerto, un agente amigo mío abrió una galería pequeñita. Empecé a pintar cuadros y se me ocurrió pintarlos así para que fuera diferente, sin embargo la galería cerró antes de que yo concluyera la serie. Un verano vino Luz López Gómez a mi casa y los vio. Le gustaron y me animó a exponerlos en mi pueblo de nacimiento. Solicité la sala del Pósito pues es preciosa», explica. A ella sucedería su paso por el Centro Cultural Alfonso X El Sabio, el Palacio de Araníbar, ambos en el Puerto y ahora por Menfis.

Excepto cuatro de las 26 obras expuestas entonces, realizadas en óleo sobre lienzo y técnica mixta sobre papel, son las que se exponen ahora en Menfis, junto con otras siete de la serie ‘Instantáneas’, una de ‘Aviador’, especie de negativo de todos los demás, que pintó porque le gustó esa idea y seis fotogramas de ‘Vacaciones’. «Me cuenta trabajo hablar de mis cuadros. Además me he dado cuenta que la gente que visita mis exposiciones cada uno entiende una cosa, y si les cuento cuál es mi motivación a lo mejor hasta se frustra. Para mi en realidad es un juego de encuadres, jugando con la montura, los colores. En realidad no están reflejados, si no que están enmarcados, atrapados».

Para Luz López, artista colaboradora de Menfis, Beatriz es «una pintora fresca, optimista, cálida, soñadora, limpia por dentro y por fuera, tierna, sensible. Una pintora que se muestra como es, sin tapujos ni ornatos, que se desarrolla con una habilidad sorprendente en su técnica propia, no enseñada por nadie. Una pintora fiel a sí misma, que transmite el optimismo y alegría propio del juego y del fluir natural que es el arte».

Para ver más obras de BEATRIZ MATEOS 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *