Presentación del poemario ‘Hijo del viento’ escrito a dúo por Carmen Azparren  y Manuel Juan García-Calvo

Hasta ahora pensábamos que los duetos se realizaban con instrumentos musicales o cánticos. También conocíamos colaboraciones de dos poetas en los que cada uno hacía su aportación, bien de forma alternativa o como libro reversible. A partir de ahora también sabemos que se pueden escribir libros y poemas a dúo, sin que los autores se conozcan personalmente, solo a través de las redes sociales. De esta forma se ha escrito este curioso poemario titulado ‘Hijos del viento’, publicado por Aliar Ediciones, cuyos autores son la maña, Carmen Elvira Azparren, y el alhameño, Manuel Juan García-Calvo Ruiz, con ilustraciones de Eva Palacios y prólogo de César Girón. Se presenta en la tarde del miércoles en la sede del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos, localizada en la calle San Matías (19 h).

«Conocí a Manuel Juan a través de las redes sociales, él era seguidor de mis versos en algunos de mis grupos; comenzamos una relación de amistad mediante el chat y así decidimos intentar que nuestros poemas se dieran la mano en cálida franqueza. Nos gustó la experiencia y decidimos inmortalizarla en un libro, así que pusimos todo nuestro empeño en ello y el resultado, aunque se hizo esperar un cierto tiempo, considero que es una parte de los sueños que todo escritor tiene alguna vez en su vida.», explica Carmen. Por su parte, Manuel Juan, concreta que el libro recoge 25 poemas y espinelas -de las que él es un gran maestro-, y añade «los poemas están escritos en dueto. Cada autor ha escrito una estrofa desde la lejanía, sin acuerdos previos. El conocimiento nos vino de Facebook, de leernos mutuamente e ir viendo mutuo interés en la forma de llevar los sentimientos al verso. Carmen es una poeta de finísima sensibilidad».

De esta manera ha surgido este curioso libro en el que se habla de amor, «pero no de amor físico solamente, sino de ese amor que trasciende todo, que salta muros, que mueve montañas y que hace libres a sus poseedores». Reconocen que no ha sido tarea fácil la de escribir un libro a dúo, pero que escribir a medias «crea lazos de amistad y lleva a conocerse mucho mejor pues no en vano se dice que el trabajo en unidad puede ser una escalera de ascenso a otro tipo de conocimiento que podría estar velado para el que escribe en soledad». Por su parte, César Girón afirma que ‘Hijos del viento’ es «algo más que un poemario; mucho más que un conjunto de versos; infinitamente más que una lectura. Es una experiencia vital expresada en ráfagas de brisa, a veces fría, a veces cálida, que embarga los sentimientos y cautiva el ser más íntimo».

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *