Vehículos singulares, 139: Juani Muñoz, viuda del ‘Pierres’ y su Buick Super de 1954

Juani Muñoz, acudió a la cita, en las inmediaciones del Castillo de Santa Catalina de Jaén, acompañada de su hijo Esteban y una de sus nietas. La viuda del Pierres nos contó cómo la afición de su marido por los coches antiguos y clásicos se mantenía viva en cada uno de los miembros de su familia. También nos brindó la oportunidad de conocer algunos de detalles del Buick Super de 1954. Un soberbio automóvil bicolor (blanco y granate, con interior en terciopelo rojo y motor V- 8). «Siempre me han encantando los coches. A mis hijos y mis yernos le hemos metido también la afición: nos va a todos, ha sido un hobby y hemos comido de esto. En mi casa los coches entraban y salían, duraban media hora, porque los compraba, te hacías la ilusión y al ratillo te decía que lo había vendido y había comprado otro», nos cuenta Juani. También que cuando se hizo novia de él, ella tenía 12 años y que le llevaba cinco años. «Para entonces ya estaba con los coches aunque la luna de miel la hicimos en una moto con la que fuimos a una playa de Almería. Nos despertamos porque nos llegó el agua a los pies», nos comenta con humor.

Fue un amigo del padre quien le puso el apodo de ‘El Pierres’ «por lo bueno que era», indica con ironía. Sobrenombre que se ha extendido a toda su familia. «Va para tres años que nos dejó, pues falleció el 20 de marzo de 2015”.explica Juani que con la ayuda de su hijo Joaquín, al que conocimos en Granada precisamente con este coche en la concentración de coches americanos celebrada en el pasado mes de septiembre en el Centro Comercial Nevada, nos dan a conocer algunos detalles más. «Este coche es del año 1954, fue el primero que salió con el cambio semiautomático en V, (los anteriores llevaban 8 cilindros en linea). Lo adquirimos prácticamente como está, parece ser que procedía de Suiza. Nosotros lo compramos en Cataluña, lo rematriculamos por tener una matricula distinta. Se compró en 2006, porque el Ford que tenía mi padre era más incómodo de conducir. Fuimos a la Feria de Barcelona a buscar un coche pero no lo encontramos. A la vuelta vimos un anuncio de este coche en Tarragona y nos lo trajimos puesto», detallan de este vehículo que llama la atención por su buen estado de conservación y amplitud.

Interior del Buick de 1954 :: A. ARENAS

«No ha sido un coche restaurado sino conservado pues no está cromado. Tiene algún repaso de pintura, por el paso lógico del tiempo, pero nada más. Va de maravilla. Nosotros vamos a todas las partes con él y sin problema», explican. También que es un un 5000 cc V-8 con unos 180 CV. Con él acudían los padres a tantas concentraciones como tenían oportunidad, al igual que ahora los hijos que acuden «si les viene bien en tiempo». Joaquín afirma que de esta marca y modelo en Jaén «no tengo conocimiento que haya más. En la provincia sé que hay un par pero no son de este modelo». En cuanto a reparaciones que le hayan realizado está la de la caja de cambios. En cuanto a sus dimensiones sabemos que cuentan con una mayor distancia entre ejes, alcanzando los 3.226 mm. Sus logintud es de 5.507 m de largo para los Super de 1954, 5.486 mm para los de 1955 y 5.431 mm para los de 1956. En cuanto al ancho es de 2.027 mm, teniendo una altura de 1.590 mm. El peso en vacío ronda los 2.100 kg

Un coche con apellido nobiliario

Al igual que la mayoría de los primeros fabricantes de automóviles (Ford, Chevrolet, Peugeot, Citroën, Chrysler, Dodge…), bautizaron pusieron su apellido como denominación su apellido, David Dunbar Buick hizo lo mismo, nombre que se ha mantenido aún habiendo cambiado su factoría de dueño. Su logo incluye elementos del emblema familiar, como escudos, áureas reales y blasón de armas. El primer Buick se construiría en 1903, aunque no sería hasta un año después cuando colocaría u primer logo un año después y solo en 1905 aparecería un logotipo con el nombre de la marca: Buick, dentro de una esfera rodeada por el texto que rezaba: ‘The car of quality’. En l909, Buick fue una de las tres marcas de automóviles americanos (junto a Oldsmobile y Cadillac) que formaron, por iniciativa de William C. Durant, la sociedad General Motors Corporation, que se convertirían en la mayor compañía automotriz del mundo en el siglo XX. Sería en los años 50 cuando el logo se modifica para estar formado por tres escudos unidos y sobrepuestos.

Juani, con con su hijo y nieta en las inmediaciones del castillo de Santa Catalina de Jaén ::A. ARENAS

En 1954 Buick Roadmaster y Super compartieron con Cadillac y Oldsmobile 98 la nueva General Motors lo que les permitió adoptar de la nueva apariencia “Ponton”, y la adición de parachoques “Dagmar” en la parte delantera. Los guardabarros traseros tenían una aleta embotada en el borde trasero, con luces traseras dobles tipo ‘bala’ debajo. Se utilizó un nuevo parabrisas panorámico con pilares laterales y los asientos tenían bandas de cromo en los modelos de dos puertas y los asientos traseros tenían un apoya brazos en los modelos de cuatro puertas. La suspensión delantera fue refinada y los caballos de fuerza del jefe de ruta se incrementaron a 200. Las ventas totales ascendieron a 50.600 unidades.

Próxima entrega: Francisco Abril Fernández-Fígares y su Essex Super Six de 1929

VER VÍDEO EN CANAL TAMAYO:

 

Para ver más VEHÍCULOS SINGULARES pulsar sobre la imagen:

LOGO-VEHICULOS-SINGULARES4

 

 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *