La directora de Correos, Menta Polledo, presenta sus obras “Vivir allende la vida” y “Güija junto al mar”

A Menta Polledo Jorge (Valdearcos, León, 1961), directora desde 2010 de la oficina de Correos de la calle Salvador Allende, siempre le ha gustado escribir. En ello influyó su ‘abuelo’, una persona a la que siempre ha admirado y que siendo pequeña le regaló un libro en blanco para que cada vez que lo quisiera escribiera sus pensamientos y estados de ánimo. En la adolescencia las lecturas de Bécquer, Neruda y algún que otro poeta de la Generación del 27 hicieron que se reforzara su deseo de escribir. A algunos de esos poemas, 66 exactamente, unidos con otros escritos en los dos últimos años, le ha dado forma de libro y los ha publicado en Dialéctica Ediciones con el título de ‘Vivir allende el mar’. De igual forma ha hecho con una colección de relatos y microrrelatos que se han convertido en libro con el título de ‘Güija junto al mar’. Ambos los presenta esta tarde en el salón de la ONCE (Plaza del Carmen) en un acto en el que estará acompañada por sus prologuistas, el periodista y escritor Juan Antonio Ibáñez y el filólogo, Manuel Espejo (19:30 h).

La autora, en su oficina del Zaidín: A. A.

Cuanto llegamos a la oficina la encontramos atendiendo a una clienta. Menta, pseudónimo adoptado en su niñez que le trae buenas sensaciones, pues su ‘abuelo’ le decía que era “fresca como la menta y otras veces como una tor-menta”, comenzó a trabajar en correos en el año 1979, desempeñado su labor en distintas poblaciones de León y Zaragoza hasta que en 2004 decidió trasladarse a Granada, “por amor”. Del poemario nos cuenta que “son poemas escritos en distintas etapas de mi vida, aunque más del 50 % está escrito en los dos últimos años”. También que “las palabras son mis medicinas para subirme arriba”.

Como antesala ha incluido citas de literarias de Tagore, Muhammad Ali, Cousins y Gandhi, a la que sigue un pequeño relato, a modo de introducción, la historia de Mudy que le sirve para explicar el origen del título pues este navegante termina navegando “ allende los mares”. En su prólogo, Juan Antonio Ibáñez, reconoce que “la amistad es la que ha propiciado mi presencia escrita en esta poética”. También que en el libro “aborda los temas con claridad y deseos de exponerlos con fidelidad a uno mismo; sin mostrar engaño alguno a lo que piensa y decide proclamar. Es poeta por propia necesidad”.

Su segundo libro guarda la misa estructura. Los textos de ‘Güija junto al mar’ van precedidos de citas de Flaubert, Sir Lawrence Olivier, Confucio y Pitágoras y una breve narración protagonizada por Ismael. “Tres amigos se sientan alrededor de una guija y el tablero habla. A cada uno les da una encomienda, y en el caso de Menta es la de escribir un libro”, nos cuenta la autora. Por su parte, Manuel Espejo lanza dos interrogantes ¿Por qué seguimos persiguiendo un sueño, cuando tenemos la certeza de que nunca lo conseguiremos? Y ¿Cómo vamos a abandonar la lucha, mientras exista la más mínima posibilidad de alcanzar nuestra ilusión? Ya que ellas están en la base de esta obra de ciento y poco páginas.

Menta tiene claro que con 40 relatos persigue emocionar al lector para los que aborda distintas temáticas que tienen en común su ritmo poético. De la presentación nos cuenta que se realizará en Braille para que los ciegos puedan seguirla y también ha realizado unos cedés grabados con su voz para los invidentes que lo adquieran.

OÍR AUDIO DE LA ENTREVISTA:

Ir a descargar

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *