Vehículos singulares, 142: José Carrasco Castillo y su Ducati 175 TS de 1965

 

Una vez más tenemos que agradecer a David ‘Boliche’ que nos pusiera en contacto con propietarios de motos dignas para esta serie. En este caso, con Sergio Carrasco y su padre, residentes en Cenes de la Vega, donde nos recibieron junto con el más pequeño de la saga, de nombre Sergio que viene provisto de un un casco de 1920, y que también muestra, a sus cinco años, gran interés por el mundo de las motos clásicas. Cuando llegamos ya nos esperaba José a las puertas del ayuntamiento con la flamante Ducati 175 TS de 1965. Como es habitual, primero hicimos las fotos y grabación de vídeo para Canal Tamayo antes de iniciar la recogida de datos tanto del propietario como del vehículo. Este cenero nacido el 8 de agosto de 1950 nos cuenta que a finales de esa década Cenes rondaba los 760 habitantes, y que en la actualidad «según las estadísticas del ayuntamiento hay censados entre 13.500 y 14.000 habitantes y que de la misma forma que las personas ha crecido el tráfico y los vehículos hasta el punto de que la Carretera de Sierra Nevada, -en la que se localiza el consistorio- parece una autovía».

 

También comenta los cambios habidos en los usos y costumbres pues José recuerda cuando no había agua potable en las casas y para lavarse había que ir a bañarse al río. Otro recuerdo curioso de su infancia es cuando en verano los niños dormían la siesta a la sombra de los ‘plátanos’ que había junto a la carretera pues «había sólo dos coches, uno de los señores de la fábrica de papel del Blanqueo y otro de Güéjar de un señor que se dedicaba a las maderas, llamado Santos. Pasaban esos dos y ya no pasaban más vehículos». Cuando nos interesamos por su actividad laboral informa que «ha trabajado en todo», desde conductor en los autobuses que venían a Quéntar, Blanqueo y Cenes, pero también en la empresa de aguas, con camiones y echando una mano a la familia en las faenas del campo. Para desplazarse al puesto de trabajo en 1967 compró una moto Ducati 175 TS, exactamente como la que le ha regalado, tras su meticulosa restauración, su hijo. «Sergio se empeñó y la trajo de un invernadero de Almería. La arregló pero apenas he podido utilizarla pues me operaron de la columna. De hecho hoy es el primer día que sale desde que hace cuatro años que la arregló», explica antes de continuar rememorando tiempos pasados. «No sabría decirle exactamente pero calculo que por entonces hubiera en Cenes unas 50 motos. La Ducati 175 TS era una de las motos más duras de su época. Aquella moto la tuve unos diez años hasta que un vecino me pidió que se la vendiera y se la llevó a Mallorca donde todavía la tiene».

Detalle del manillar y faro de la  Ducati 175 TS de 1965 :: ANTONIO ARENAS

Su hijo Sergio, como responsable de la restauración, nos explica que cuando la recibió estaba  «hecha una pena» pero que ahora con las herramientas se le ha podido «devolver a la vida». También que en su taller restaura otras motos para los socios del Club de Motos Antiguas de Ganada, de la que él es el vicepresidente. En este punto muestra su agradecimiento a Luis Domínguez por la ayuda que le ha prestado a lo largo de estos años. De la moto que ha regalado a su padre nos cuenta que estaba pensada para llevar sidecar y que es «muy fiable y con un motor de cuatro tiempos que consume poquísimo. El único inconveniente que tenía, debido a la época era que el sistema eléctrico era muy pobre, pero «con los nuevos encendidos que han cambiado de 9 V a 12 V la moto va infinitamente mejor. En las rutas que solemos hacer de 150 a 180 km va sin problema ninguno». El cuentakilómetros marca unos 18.500 kilómetros que el padre nos dice puede ser los kilómetros reales «dejamos con la numeración que tenían en el momento de la restauración -sobre 18.000 km- y el resto son los que se le ha hecho desde entonces». En la restauración se han cuidado todos los detalles y se han buscado las pegatinas para conseguir una imagen y estética propia de su época.

Inscripción identificativa en el tubo de escape ::A. A.

La ‘Ducati perfecta’ y más vendida en España

Pegatina en el depósito de gasolina ::A.A.

Este modelo presentado en el salón de Barcelona en el año 1960 fue conocido como ‘la Ducati perfecta’, por su gran fiabilidad y sus buenas prestaciones. Su fabricación en la factoría de Mototrans en la C/ Almogávares de Barcelona se prolongó de 1961 y 1967 llegando a convertirse en el modelo más vendido de España. Dotada de un motor monocilíndrico de 4 tiempos de 174,50 cc y con una potencia 12 CV a 7200 rpm llegaba a alcanzar una velocidad máxima 115 km/h en posición normal. Sus colores propios son pintura metalizada oro viejo para el faro, cajas laterales, guardabarros, laterales del depósito y cereza para el resto. Contaba con un fino fileteado blanco en el depósito y en las cajas laterales. Según indica Ernesto Vena en su web la calidad de los materiales y de sus componentes (carburadores Dell´Orto, horquillas Llobe basadas en el diseño Marzocchi italiano, frenos Grimeca y embragues Drim, equipo Motoplat, pistones Borgo Tarabusi, bujías Bosch, baterías Tudor, llantas Akront de aluminio,…) unido a las innovaciones técnicas que presentaba esta moto, hacían que, allá por el año 1961, su precio rondase las 28.000 ptas. haciéndola más cara que sus competidoras, la Bultaco Tralla 101 y la Montesa Brio 110.

Próxima entrega: Francisco Abril Durán y su Rolls Royce 20/25 de 1933

VER VÍDEO DE CANAL TAMAYO

 

Para ver más VEHÍCULOS SINGULARES pulsar sobre la imagen:

LOGO-VEHICULOS-SINGULARES4

 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *