Antonio Luis Gallardo Medina:« ¡Siempre esperanza!»

Alguien dijo: “La vida no es esperar a que pase la tormenta, es aprender a bailar bajo la lluvia”… Nunca digas que hay días feos cuando la lluvia es fuerte, cuando los vientos tiran los árboles, cuando hace mucho frío y no sale el sol… ¿Sabes realmente cuando son días feos?
 
Cuando tu mejor amigo fallece, cuando te han dicho que tienes una enfermedad terminal y nunca te lo habían dicho antes…”Usted tiene un cáncer”. Siempre dije que estaba en contra de los días señalados para una causa, el día 4 fue el Día Internacional contra el cáncer, muchos lazos rosas, muchos mensajes y mucha solidaridad, pero hoy día 6 ya nadie habla de esta enfermedad.

“El cáncer se cura y aquí estoy yo para demostrarlo. Cuando te diagnostican la enfermedad, ya parece que estés sentenciado pero no y mil veces no, hay que luchar con todas las fuerzas del mundo y por encima de todo pensar que es posible”

Esta es una carrera de resistencia y no de velocidad y resistir no forzadamente, sino de resistir con ciertos parámetros y pautas de comportamiento que uno tiene que ponérselas delante. Saber qué se quiere muy bien y elegir mucho mejor. El cáncer se cura y aquí estoy yo para demostrarlo.

Cuando te diagnostican la enfermedad, ya parece que estés sentenciado pero no y mil veces no, hay que luchar con todas las fuerzas del mundo y por encima de todo pensar que es posible.

La familia de un paciente oncológico, tiene que apostar a la vida porque, se enferma también la familia de cáncer y no sabes cómo resolver. Y lo primero que sientes es miedo y el miedo te produce pánico y lo que tienes delante es el enemigo y si te paralizas ante el enemigo no sirve.

La siguiente pregunta es ¿por qué a mí? Pero con un buen diagnóstico, un buen equipo multidisciplinar y sobre todo el cariño y apoyo de familia, amigos, conocidos son la mejor medicina.
Mis palabras, no tienen nada más que palabras de aliento, ánimo y por encima de toda ayuda para todas aquellas personas que necesiten apoyo y comprensión todo el año, todos los años, no solamente un día, aquí me tenéis para lo que queráis.

Para terminar, una vez leí: “La esperanza hace que agite el náufrago sus brazos en medio de las aguas, aun cuando no vea tierra por ningún lado”. Un fuerte abrazo a todos.

Ver ARTÍCULOS ANTERIORES DE

ANTONIO LUIS GALLARDO MEDINA

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *