Vehículos singulares, 145: Estefanía Megías y su Buick 67S de 1934

Al igual que su hermano, Juan Manuel Megías, al que le dedicamos un reportaje junto a su impresionante Cadillac DeVille de 1968, la cita con Estefanía se produce en la nave que Autocares Megías tiene en la carretera que une Granada con Armilla. Allí nos espera con el Buick 67S Club Sedan de 1934 y desde el principio se nota que también ha heredado de su padre la pasión por el motor, aunque a sus 35 años, realiza labores de administrativa para esta y otra empresa de autobuses. A la primera de cambio nos comenta que ha participado con este vehículo en dos ediciones, 2015 y 2016, de la Ruta Reale, el primer año con su hermano y el segundo, con su pareja. Afirma que «me encantó participar con el Buick 67S de 1934 en dos rutas Reale vestida de época» y que no es complicado conducirlo aunque puede imponer un poco su largura pues mide 6 metros de largo y 2.100 kilos de peso, «pero todo es ponerse».

 

También reconoce que los Megías llevan en la sangre el amor por el mundo del motor y destaca de su padre su capacidad de trabajo y que «lo ha dado todo por su familia». Desde pequeña a ella le gustaba acompañarle pues disfrutaba mucho. Hace 15 años se sacó el carnet de conducir a la primera, pues le enseñaron su padre y su hermano que es quien nos facilita algunos detalles. Así podemos saber que el vehículo fue fabricado en Canadá y matriculado en junio de 1935 y que acaba de pasar la ITV a la primera, pues tiene en buen estado los frenos y las luces «que es lo que más se le mira a estos coches». El coche llegó a sus manos hace cuatro años cuando su padre estuvo buscando un Ford de la época pues tuvo uno como taxi. Lo califican cariñosamente como «el abuelo» de la colección y según nos cuenta lo localizaron por Internet en la casa de un coleccionista del norte de España que tenía unos 25 vehículos. Juan Manuel comenta que todas las piezas que necesita para las encuentra en EE.UU. También que fueron necesarios más de cuatro meses para echarlo a andar. Destaca que «es muy buen coche con 8 cilindros en línea, y con una mecánica muy moderna para los 83 años que tiene. La única pega que tendría es darle un calentón pues se rajan las culatas y eso es un problema grande. Por lo demás, va bien de dirección, suspensión, frenos y en carretera es algo excepcional».

Interior del Buick 67S de 1934 ::A.ARENAS

Según indica tiene un chasis bastidor de un camión de 3.500 por lo que podría soportar más peso. También nos informa que «la cilindrada es de 4800 cc, 118 cv y con tres marchas. De ellas la primera no es sincronizada por lo que tiene que estar el coche totalmente parado para poder engranar la marcha». Seguidamente comenta que en las rotondas hay que sujetar el volante pues «enseguida se quiere poner recto. Está diseñado para la carretera, es un modelo 67 S, la S significa Superior categoría. Según la pequeña placa del motor el coche fue fabricado en Canadá en 1934 y perteneció a un conde duque granadino, según se puede leer en la placa del motor. Fue fabricada por General Motor. Es un limusine de la época, para largos recorridos. Como curiosidad nos cuenta que todos las novias que fueron al altar en este vehículo «siguen casadas, lo cual es buenas señal». Igualmente que el carburador original llegaba a consumir hasta 33 litros a los cien kilómetros, «eso que no era normal, con el nuevo se le ha conseguido bajar a unos 27 l. El depósito de latón tiene capacidad para 90 litros».

Marca de lujo de General Motor

En esta visita coincidimos con Bernardo Aparicio, experto del mundo del motor y buen amigo de Juan Manuel Megías. Ambos nos cuentan que el precio del coche fue de 1.255 dolares, que había que pagar antes de sacarlo de fábrica. «Para que nos podamos hacer una idea es el equivalente a lo que valía un piso en la Gran Vía de Granada en 1936». Asimismo Bernardo aclara que «salieron para ir por autopistas americanas. Fue diseñado y testado para desplazar a los florecientes empresarios americanos para que llegasen a su destino a la mayor brevedad posible». También que Buick cambiaba de modelo en junio de cada año. Este modelo es el que estaba justo por debajo de Cadillac y era la marca de lujo de General Motor. Al parecer del modelo básico se fabricaron 150.000 unidades, 48.000 de esta serie con carrocería estilo limusina y 16.000 de la gama alta.

Próxima entrega: Felipe Tíscar Hidalgo y su Studebaker Dictator de 1934

VER VÍDEO DE CANAL TAMAYO

 

 

Para ver más VEHÍCULOS SINGULARES pulsar sobre la imagen:

LOGO-VEHICULOS-SINGULARES4

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *