El arte patafísico de Miguel Mochón decora el Centro Artístico con una veintena de obras de su ‘Arte y confusión’

Aprovechando el proyecto ‘Anomalías’ que organizan José Luis Gärtner y Miguel Arnas en el Centro Artístico, consistente en realizar una entrevista sui generis a personajes de la cultura granadina que no sean excesivamente conocidos, el martes tuvo lugar la inauguración de una original exposición de Miguel Mochón (artísticamente Mi-Guel) que ha titulado ‘Arte y confusión’. Tras una breve introducción biográfica y artística, los organizadores, artista y público se dirigieron a la sala de exposiciones donde fueron comentando alternativamente los cuadros mostrados al tiempo que iba interrogando a Mi-Guel acerca de las técnicas empleadas o la idea de la obra al tratarse en la mayoría de los casos de pintura conceptual.

José Luis Gärtner y Miguel Mochón dialogan sobre ‘El milagro en el desierto’ ::A.ARENAS

«Los títulos son bastantes literarios y forman parte del cuadro al igual que los textos de los tarjetones», explica Arnas sobre estas obras en las que se aprecian los objetos más variopintos. Preguntado sobre los que le llaman más la atención indica que ‘El milagro en el desierto’ por la sutiliza de los colores y otro ‘Lost eggs’ (huevos perdidos), construido con hueveras pisoteadas y con colores muy primarios. Por su parte Gärtner reconoce que lo que en su caso le atrae el desparpajo con el que utiliza el color. También «el tono de sátira que hay en varias de las obras, los materiales de reciclaje empleados con los que muchas veces recrea situaciones como la crisis, la mentira de los políticos,… Muchas cuadros de Miguel se pueden ver en los numerosos blogs que tiene pero no es lo mismo verlos en realidad y en este caso hasta tocarlos».

Miguel Arnas, Miguel Mochón y José Luis Gärtner, durante la inauguración de la exposición del segundo en el Centro Artístico :: A. ARENAS

Así es Mi-Guel, un maestro que trabaja en el CEIP San Isidro de La Malahá, donde intenta descubrir en sus alumnos sus inquietudes artísticas. Un granadino de nacimiento, de raíces armilleras, que comenzó a pintar a los once años. Este miembro del Instituto Patafísico de Granada al igual que Arnas y Gärtner afirma que es el título del que me siente más orgulloso «porque no se concede por estudiar, sino por ser (patafísico)». Amante de los viajes, los idiomas (ha estudiado francés, inglés y alemán), la ciencia (la astronomía especialmente) «y la gente con sentido del humor y por supuesto, el arte». Se considero un artista libre al que le gusta experimentar continuamente con todo tipo de materiales,«por eso también me he definido como ‘iconoplasta’». En esta exposición muestra 21 de sus creaciones en la que ha utilizado la técnica del collage y mixtas realizadasa entre 2012 y 2018. En su opinión sus presentadores acertaron cuando hablaron de su sentido del humor, ya que «en mi caso el arte está casi siempre acompañado del humor y la ironía, pues sabes que mi personalidad es ‘patafísica’».

VISITAR ALGUNOS BLOG DE MIGUEL MOCHÓN:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *