Vehículos singulares, 150: Miguel Salas Marín y su Alfa Romeo Alfetta de 1980

La realización de este reportaje nos ha posibilitado, entre otras cosas, conocer a unos hermanos grandes aficionados al mundo del motor clásico y descubrir que Cela, además de ser el apellido del escritor, académico de la Real Academia Española durante 45 años y Premio Nobel de Literatura en 1989, es la denominación de un anejo de Tíjola (Almería) que posee un manantial de aguas termales situado a 3,5 km del ayuntamiento matriz, en el límite con el municipio de Lúcar, y a una altitud sobre el nivel del mar de 720 metros. También que estas aguas emergen de manera natural con un caudal constante de 42 litros por segundo y a una temperatura que se mantiene en las distintas épocas del año entre 22 y 24 grados centígrados. Hasta estas aguas de la Balsa de Cela, con propiedades medicinales para distintos tipos de enfermedades, que se pueden disfrutar gracias a la piscina de unas dimensiones de 50×50 m y una profundidad que va desde los 50 cm a los 2 metros, nos ha llevado el propietario del vehículo de esta semana, Miguel Salas Marín, un soberbio Alfa Romeo Alfetta de 1980.

 

«Todos nuestros coches tienen una pegatina con la leyenda, Colección Salas nº, en este caso el 16», nos explica Miguel al tiempo que indica que de esa colección «tres están en boxes» y el resto andando. Miguel que es maestro de profesión comenta también que su afición le viene de herencia pues su padre reunió varios Seat 600 y 850, siendo él el primero al que le «entró la venilla» que luego trasmitió a sus hermanos y varios amigos. De hecho hace dos años formaron la escudería Colección Salas de la que él es el secretario y su hermano Antonio, el presidente. Con él ha venido su hijo Miguel que tiene 13 años y que le acompaña en los rallies de regularidad pues, «a los 12 ya se puede participar». Del vehículo en cuestión nos cuenta que lo buscó en Internet y lo encontró en Murcia en manos de una persona que había empezado a arreglar algunos bollos pero abandonó el proyecto, «lo puso en Internet, nosotros lo vimos y fuimos a por él. Estaba bastante mal, por eso una vez en Tíjola se desarmó por completo, se pintó desde dentro para fuera y se maseó. De mecánica hubo que hacerle muy poco porque el dueño se la había hecho casi todo aunque nos costó trabajo encontrar algunas piezas pues es un coche muy selecto, muy buscado y las piezas que salen desaparecen pronto».

Salpicadero del ::A. ARENAS
Interior del Alfa Romeo Alfetta de 1980 ::A. ARENAS

 

Cuando le interrogamos acerca del precio señala que «fue barato, pues la persona quería venderlo pronto y fueron algo más de mil euros, aunque lo que se le ha hecho después ha costado bastante más. Ahora nos han ofrecido 9.000 euros y no lo hemos querido vender. También tengo que aclarar que todos los coches de la colección son de todos los hermanos Salas». Igualmente explica que cuando lo compraron el dueño se quedó llorando mientras lo montaban en la plataforma, por lo que hace poco regresaron a Murcia para que pudiera volver a verlo. De la flamante tapicería nos cuenta que estaba muy mal y que la nueva se la hizo un hombre de Baza, El China, que «tiene unas manos maravillosas». Como datos técnicos señala que es un coche bastante potente y por eso es tan buscado. También que hay otro modelo Alfetta que tiene 114 CV, «pero éste saca 178 CV muy bien repartidos y lleva llantas más grandes. Cinco velocidades, aire acondicionado, calefacción,… un coche italiano de los mejores que hicieron». Con anterioridad Miguel corría rallies de regularidad con un Seat 124 pero se les quedaba corto, por eso estuvieron buscándolo durante mucho tiempo el Alfa Romeo Alfetta pues «es un coche con un reprise muy fino y es lo que hace falta en este tipo de prueba».

Logotipo del Alfa Romeo ::A.A.

Fabricado en Italia entre 1972 y 1984

El Alfa Romeo Alfetta fue una berlina deportiva de clase medio-alta producida entre el 1972 y el 1984 por la empresa Alfa Romeo en el complejo industrial de Arese, al norte de Italia, siendo su predecesor el Alfa Romeo 2000 y su sucesor el Alfa Romeo 90. Con carrocerías sedán cuatro puertas y dimensiones 4390 / 1640 / 1420 / 2510 mm. El vehículo de Miguel Salas pertenece a la segunda serie que fue presentada en mayo de 1972, convirtiéndose en uno de los Alfa Romeo más innovadores de todos los tiempos. Su línea, supuso un punto de ruptura con todo lo visto en Alfa Romeo y marcaría la evolución de la imagen de marca de la casa hasta los años 80. Curiosamente, el Alfa Romeo del que tan orgullosos están los italianos nació en Francia, aunque rápidamente se trasladó a Italia. ALFA es el acrónimo de Anonima Lombarda Fabbrica Automobili. En la primera guerra mundial Nicolás Romeo compró parte de la compañía para fabricar armas añadiendo su apellido al nombre de la compañía. Su logotipo, diseñado por Romano Cattaneo, está inspirado en la bandera de Milán y el escudo de armas de la familia Visconti. En él se ve una serpiente devorando a un hombre, inicialmente un musulmán pues simboliza la victoria de los cristianos durante las cruzadas de la Edad Media.

Próxima entrega: José María Ávila Vega y su Mercedes Adenauer 300 de 1959

VER VÍDEO DE CANAL TAMAYO

 

Para ver más VEHÍCULOS SINGULARES pulsar sobre la imagen:

LOGO-VEHICULOS-SINGULARES4

 

 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *