Vehículos singulares, 151: José María Ávila Vega y su Mercedes Adenauer 300 de 1959

Conocimos a José María Ávila Vega en la X Concentración Turística Automóvil Clásico del Altiplano Villa de Caniles, celebrada en esta localidad en septiembre pasado. Después hemos tenido la ocasión de volver a encontrarnos dada su gran amistad con otro gran aficionado, Agustín Carmona ‘Longo’. En ambas ocasiones nos ha sido de gran utilidad dado sus amplios conocimientos sobre vehículos clásicos. Carpintero de profesión y propietario de una tienda de muebles en Arboleas (Almería) es a la vez poseedor de una pequeña colección de este tipo de vehículos, siendo una de sus estrellas el «impresionante y fabuloso» Mercedes 300D Adenauer de 1959. Tras un pequeño recorrido por la A-334R, entre Arboleas y El Cucador, nos detenemos para completar la recogida de datos de este vehículo singular del que afirma sólo se fabricaron 2.080 unidades entre los años 1959 y 1961.

 

«Este es el modelo D, había el B, el C y D. El B tenía 126 CV que para su carrecería se quedaba un poco corto. Este tiene ya 170 caballos y motor de inyección, seis cilindros en línea. Su motor es el mimo que lleva el ‘Ala de gaviota’, tan mítico de Mercedes, que abría las puertas hacia arriba», nos comenta cuando le pedimos algunos detalles, antes de continuar que del total de berlinas fabricadas, el 92 por ciento eran automáticas,«este en cambio es manual y muy difícil de conseguir. Siempre voy buscando cosas muy exclusivas. He estado cinco o seis años detrás de él, está original y bastante bien conservado. En el interior también es totalmente original, tanto la maderas como los paños». Asimismo señala que la pintura exterior datará de hace unos 30 años y que de mecánica «va extraordinario pues lo han tenido en funcionamiento. Después añade que este es «la berlina de lujo de Mercedes, muy agradable, muy señorial, de hecho le debe el sobrenombre, Adenauer, por el canciller alemán Konrad Adenauer, que reconstruyó Alemania después de la segunda guerra mundial y era el coche que utilizada pero su nombre comercial es 300».

Interior del Mercedes Adenauer 300D de 1959,  de José María Ávila Vega :: ANTONIO ARENAS

Vehículo que llegó a sus manos hace año y medio en buen estado pues de hecho tuvo que hacerle tan solo «algunas cosillas de engrase» (lleva engrase central), y al que ha puesto las cubiertas de banda blancas. «Va muy bien, lo saco de vez en cuando. La vida de estos coches es mantenerlos en funcionamiento, sufren más de estar parados», aclara al tiempo que hace que nos fijemos en «la pátina del tiempo, especialmente en las maderas interiores del salpicadero y ventanas». Todo ello hace que sea un modelo muy codiciado «como casi todos los coches de Mercedes por el bajo número de berlinas que se hicieron. En concreto, «el Mercedes 300B se estuvo fabricando del 53 hasta el 56, luego vendría el C y el D del 59 al 61».

Parte delantera del Mercedes Adenauer: A.ARENAS

Entre las curiosidades resalta el hecho de que las ventanas abran completamente al no lleva pilar central (paral) como llevaban los anteriores, el salpicadero que es el último rectilíneo y el motor «que es una maravilla». También explica que sube y baja eléctricamente la carrocería y su gran confort y habitabilidad al estar pensado para generales, jefes de estado o empresarios multimillonarios. No en vano era el gran berlina de lujo de la época que competía con Cadillac y Chrysler, lo que hace que incluso hoy en día sea muy codiciado. La colección de José María se compone de una docena de coches, la gran mayoría Mercedes, aunque también posee un Cadillac de Ville y un Chevrolet, y admite le gustan los Corvette C1 y los Packard americanos, pero insiste «sobre todo soy Mercedista, los Pontones, los Pagodas,… Este es el primer Adenauer que he tenido». Vehículos que localiza principalmente localiza por Internet, aunque ahora hay menos pues «durante la crisis los alemanes y holandeses se han llevado colecciones enteras».

Con 170 CV,  motor de inyección, seis cilindros en línea :: A. ARENAS

Objeto de deseo de Papas, jefes de estado y generales

El Mercedes-Benz 300, denominado internamente como ‘W186’ , que convirtió a este fabricante en líder del mercado de los automóviles de lujo, se fabricó entre 1951 y 1962. En esta época se convierte en el icono de la República Federal de Alemania. Su sobrenombre, Adenauer, le fue puesto en honor al canciller alemán Konrad Adenauer (1876-1967), que gobernó la República Federal alemana entre 1949 y 1963, y que durante sus 14 años de mandato como jefe del estado llegó a contar con al menos seis vehículos de esta marca y modelo. Otros reconocidos dueños fueron el Papa Juan XXIII, el mismísimo Adolf Hitler y en Colombia el general, Gustavo Rojas Pinilla. El 300D que fue presentado en agosto de 1957 aparece con un chasis 10 centímetros más largo y motor con sistema de inyección mecánica. Desde el punto de vista estético la carrocería es un poco menos redonda y el sedan viene sin parales (hardtop). Este tipo de carrocería con curvas marcadas y gran espacio interior, le da un aspecto muy elegante y una gran visibilidad.

Próxima entrega: Mateo Tíscar Moreno y su Plymouth Special de Luxe de 1948

VER VÍDEO DE CANAL TAMAYO

 

Para ver más VEHÍCULOS SINGULARES pulsar sobre la imagen:

LOGO-VEHICULOS-SINGULARES4

 

 

 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *