El poeta argentino Alejandro Guillermo Roemmers presenta en el Carmen de los Chapiteles el poemario ‘Sonetos escogidos por sus amigos’

Aunque ha visitado en otras ocasiones la ciudad de la Alhambra, es la primera vez que el empresario y poeta argentino, Alejandro Guillermo Roemmers (Buenos Aires, 1958) lo hace por motivos literarios. En concreto, esta tarde presentará en el Carmen de los Chapiteles el poemario ‘Sonetos escogidos por sus amigos’ (Ed. Renacimiento). En el acto que tendrá lugar en el Carmen de los Chapiteles (Camino Fuente del Avellano, 4) le acompañarán Marie-Christine del Castillo-Valero, Ángel Esteban y Roberto Alifano (20 h). Un libro de curioso origen pues se trata de la selección de cuarenta y un sonetos que representan, a juicio de estos amigos, «los más hermosos (entre muchos otros excelentes) que han florecido en las sesenta fértiles ramas del árbol de Alejandro Roemmers». Poemas que le ofrecen y que consideran, a la vez, un regalo para ellos mismos, que ha escrito a lo largo de sesenta años de emociones y experiencias. Acaba de relanzar en España ‘El regreso del Joven Príncipe’ (Océano). Diez años después de su publicación, con dos millones de ejemplares vendidos y habiendo sido traducido a 30 idiomas.

– ¿Qué otros regalos ha recibido con motivo de su 60 cumpleaños?
– Con gran diferencia el gran regalo excluyente ha sido el amor de mi familia y el gran cariño de mis amigos.

– ¿Cómo valora la antología de sonetos elaborada por sus amigos poetas?
– Creo que es una muy buena selección. Considero muy acertado hacer una selección solamente de sonetos dado que hay mucha gente que gusta de ellos, son muy ponderados y he podido agregar hacia el final algunos que he escrito en estos días, es una buena selección y esto muy conforme.

– ¿Coinciden con el criterio de sus amigos que consideran estos sonetos «los más hermosos»?
– En gran medida coincido con ellos. Considero que es una muestra muy representativa y sobre gustos no hay nada escrito, aunque queden sonetos muy buenos fuera del libro.

– ¿Cuáles son las principales temáticas de los sonetos seleccionados?
– La temática es muy variada, aunque son dos las que predominan: la fe o la esperanza como la queramos llamar. Esa luz siempre al final de las dificultades y, por otro lado, el amor. De hecho muchas veces me han llamado el poeta del amor porque en estos tiempos no se suele escribir tanto sobre el amor.

– ¿Por qué le atrae el soneto como forma estrófica?
– Al tener poco tiempo el soneto es una forma breve de poesía que me indica claramente su extensión, pues son 14 versos. Además la misma música me va llevando y me ayuda cuando los escribo en la mente, porque es muy común que no tenga a mano ningún papel para escribir entonces es más fácil recordarlo por su musicalidad al ser endecasílabo y por su acentuación. Cuando uno concluye y redondea el soneto hay una sensación como de realización que no nos ocurre con otros poemas.

– ¿Qué opina del verso blanco o libre?
– Me parece una forma muy válida de poesía siempre que el poema tenga belleza y musicalidad interna. Me gusta mucho también siempre que el poema tenga música, pero debe diferenciarse de la poesía Yo mismo la he usado en muchas oportunidades. Me gustaría agregar hacia el acto que los poemas leídos por el autor con una explicación de las circunstancias en que fue escrito creo que suman bastante, por eso aconsejo fervientemente venir al acto. Respecto del poemario en sí es que aunque tienen una forma clásica el contenido es totalmente actual, son las cuestiones de siempre, del hombre vistas con belleza, con fe , con musicalidad y, sobre todo, con emoción. Mi poesía es una poesía escrita con el corazón y que llega al corazón.

 

El empresario y poeta Alejandro G. Roemmers en el patio del Hotel Santa Paula (Granada) ::PABLO WEGBRAIT

El poeta Alejandro Guillermo Roemmers nació en Buenos Aires en 1958. Cursó estudios de Administración de Empresas en la Universidad Autónoma de Madrid, recibiendo, a los diecinueve años, el segundo premio de poesía otorgado por esta Universidad. Su primer libro, Soñadores, soñad (1977), reúne poemas escritos entre los catorce y los veinte años, muchos de ellos dedicados a España. A ese primer libro siguieron Ancla fugaz (1995), España en mí (1996), Más allá (2001), Como la arena (2006) y La mirada impar (2014). En 2016 publicó en esta editorial una amplia selección de su obra en España en mí y otros poemas. En prosa es también autor de El regreso del Joven Príncipe (2011), novela que ha sido traducida a varios idiomas y de la que se han vendido más de un millón de ejemplares.

Visitar página personal de ALEJANDRO GUILLERMO ROEMMERS

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *