El escritor y periodista, Jesús Ávila Granados, pregona las fiestas de La Malahá y presenta su último libro en Gorafe

Después de una serie de actos en Granada (Colegio de Médicos) y en las localidades granadinas de La Malahá, Maracena, Gorafe y Motril, para la presentación de ‘La confesión. El médico templario’ (Ed. Octaedro), esta noche, a las 21 horas, el periodista y escritor Jesús Ávila Granados, regresa a La Malahá para ofrecer en la Carpa Municipal, el pregón de las fiestas patronales marcando el inicio de las tradicionales fiestas dedicadas a San Isidro. Este pregón, a petición del Consistorio, es un homenaje a su novela histórica que se gestó en este municipio de la Comarca del Temple, a consecuencia de un sensacional hallazgo arqueológico en la zona de las Salinas.

Asimismo, en la jornada del sábado, a las 19 horas, presentará en la población granadina de Gorafe su última obra, ‘Simbología sagrada’ (Las claves ocultas de la historia de las religiones), editada por Diversa Ed., con proyección de imágenes digitales comentadas. Este acto que tendrá como escenario el salón del Auditorio del CIM (Centro de Interpretación del Megalitismo) estará presidido por el alcalde de Gorafe, Miguel Pérez, e intervendrá la directora del CIM, Rocío Campos.

BIOGRAFÍA
Nací en Granada (octubre de 1950), en el barrio del Albayzín, frente a los muros de la Alhambra, y, desde muy pequeño, sentí una curiosidad especial hacia todo cuanto formaba parte de mi universo; sin duda, el lugar en donde vine al mundo habrá influido de alguna manera. Lo cierto es que, desde bien joven, me atraía el conocer las formas de vida de los pueblos y gentes, así como la Naturaleza, en las cuatro estaciones. La lectura de los clásicos (Pérez Galdós, Valle Inclán, Federico García Lorca, Unamuno, Machado…), además de los sorprendentes libros de aventuras de Stevenson, Julio Verne y Salgari, formaron parte de mi vida, cuyas páginas fueron poniendo su granito de arena, para abocarme a una resolución que, cada día, iba teniendo más clara en mi mente: dedicarme en cuerpo y alma a escribir, a narrar, a transmitir. Siempre estaba o escribiendo o tenía un libro en mis manos. Supe bien pronto que una parte importante de la felicidad del ser humano era unir la vocación y la profesión; por ello, no quería minutos muertos, y me lancé, con los pocos recursos de un hogar modesto, a la aventura del saber, pero desde la dimensión de la experiencia vivida, escribiendo sin parar en cuadernos de notas todo cuanto merecía mi curiosidad, conversando y, sobre todo, escuchando a quienes aportaban una gran experiencia por sus vivencias, pero destacando siempre los aspectos más positivos de las gentes; porque son las cualidades y virtudes del ser humano las que han ido levantando los cimientos de la sociedad, desde la Noche de los tiempos.

Sin darme cuenta, me iba acercando cada vez más a las temáticas de mi profesión: la antropología, el arte, la arqueología, la gastronomía, la ecología…, ciencias que, con mirada periodística, iba captando, y todo ello no cesaba de plasmar por escrito. Bajo este concepto, fui adquiriendo unos sólidos conocimientos sobre las diferentes culturas que, a lo largo de los tiempos, fueron asentándose en la geografía hispana, y no tardé en comprender que, la mayoría de ellas nos llegaron por mar, a través del Mediterráneo.

Cursé los estudios de Periodismo en la Universidad Autónoma de Barcelona. Y tras terminar inicié periplos viajeros por toda la cuenca mediterránea. Conozco la mayoría de los países ribereños del Mare Nostrum, y de forma especial Francia y Turquía. Los frutos de aquellos desplazamientos no tardarían en ver la luz en revistas de difusión nacional, obteniendo renombrados premios; algunos, como el “Francia, turismo y gastronomía”, en 1981; el “Europa Humana”, que me concedió el Consejo de Europa en dos ocasiones (1983 y 1984), como mejor periodista del continente, o el “Tutav”, concedido en 1990 por el Ministerio de Turismo de Turquía, al periodista que mejor conoce ese país…; todos estos galardones me dieron una gran fuerza vital para seguir trabajando en el desarrollo del periodismo cultural.

He mantenido una intensa actividad periodística, siempre desde la dimensión de independencia, con la realización de centenares de reportajes publicados en medios de difusión nacional, ilustrados la mayoría con fotografías del autor, y enfocados a analizar la historia, el arte, la gastronomía, la ecología, o las entrevistas a personajes que aportaran conceptos de interés para la sociedad. Desde siempre he considerado que si la tierra es de sus propietarios, pero en cambio el paisaje es de quien sabe apreciarlo, también debemos de descubrir el mundo como viajeros y no como turistas, porque un viajero sin conocimiento es como un pájaro sin alas.

Las tradiciones que han formado parte de nuestra cultura, desde el pan, el aceite de oliva, el vino, el cultivo del azafrán, la destilación de plantas aromáticas, el vidrio soplado, el carbón vegetal, la cestería, etc.; además de las bellas artes (pintura, escultura, diseño, etc.), han merecido siempre un especial interés. Por ello, han sido innumerables los trabajos periodísticos que he escrito, en medios de difusión nacional, y también numerosos los libros publicados, destacando siempre los valores de las realizaciones y, sobre todo, metiéndome en la piel de sus artesanos.

También he sentido desde siempre una especial atracción hacia lo insólito, lo mágico y esotérico; fascinado por los templarios, los cátaros y los druidas celtas… La historia oculta, desvelando todo aquello que los libros de texto no se atreven a analizar o ignoran. Por ello son mis asiduas colaboraciones en revistas como “Año Cero”, “Enigmas”, “Historia de Iberia Vieja”, “Más Allá de la Ciencia”…

Actividad Profesional

Periodista de artículos y reportajes para diferentes medios de comunicación.
Escritor de libros de novela histórica y ensayo.
Conferenciante para entidades culturales y formativas.
Coordinador de Eventos Culturales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *