ALUMA participa en las Jornadas Interuniversitarias en Bélgica con la Universidad de Mayores de Lovaina La Nueva

Déjame contar con mis palabras, una a una, el relato del apasionante viaje interuniversitario a Bélgica. Nunca es demasiado tarde para sentir la pasión para viajar, de percibir el vértigo al volver a ser universitario con más de 50 años, desplegar la inquietud interior, el ansia de conocer la cultura y el arte, de la vieja Europa, reencontrarse con otros compañeros mayores, en este caso, estudiantes belgas, estrechar lazos de amistad y hermandad. La universidad no tiene fronteras.

La asociación de alumnos ALUMA, pionera en este tipo de encuentros universitarios con alumnos mayores en el ámbito europeo, actividad cultural recogida en su programa después de la positiva experiencia y grado de satisfacción que han supuesto los anteriores encuentros (Oporto, Alessandria y Toulouse), proyectó el cuarto viaje al corazón mismo de Europa con la Universidad de Mayores de Lovaina la Nueva (UDA), se implementaron las visitas a la capital Bruselas, a las emblemáticas ciudades colmadas de historia y lazos con España: Gante, Brujas y Amberes. Los jóvenes adultos estudiantes de la Universidad de Granada integrados en el Aula Permanente de Formación Abierta, prepararon sus equipajes llenos de ilusión y como no podía faltar la camiseta con el emblema de la UGR, para lucirla con orgullo en el Parlamento Europeo y en la Universidad de Lovaina la Nueva.

La expedición estaba compuesta por 60 estudiantes, 44 de Granada y 16 de la sede de Ceuta que se unieron por primera vez. Vivimos cada instante descubriendo un país de cuento de hadas, no exento de contrastes, con su dosis caótica desde nuestro punto de vista. Bélgica es un país donde al visitante no le sorprende que cohabiten tres lenguas oficiales, en una nación pequeña de extensión; Neerlandés (60% de la población), el francés (39%) y el alemán (1%). La capital es totalmente bilingüe. Es curiosos que la propia Bruselas tenga 6 alcaldes, cruzar una calle es cambiar de impuesto y administración. La religión más practicada es el catolicismo (75%), seguida del cristianismo- protestante (11.5%), el islam (9.9%) y el judaísmo (3.6%).

Algo en la edad madura nos lleva a marchar, a mirar con otros ojos, por eso en este caso Bélgica nos deparo la hermosura de sus ciudades que se visten de diferentes colores, la luz atrapada entre sus canales, lagos y la fresca arboleda que despierta en la primavera, las llanuras pintadas en mil pinceladas verdes, las calles que desembocan en la plaza silenciosa donde se palpa la belleza de sus edificios. A nuestra llegada, el tiempo nos recibe con un aire fresco, lluvia fina, pero a partir del segundo día reino una temperatura suave con sol radiante.

Bruselas, ¡Sorprendente!, deslumbra el monumento de “Atomium”, donde no podía faltar la foto de grupo, erigido en 1958, considerado como uno de los símbolos de la capital; un bello cristal de hierro, conformado por nueve esferas con diferentes usos. De día y al anochecer disfrutamos de la originalidad del “Grand Place”, una plaza que de noche se transforma en un precioso contraste de luces, iluminando grandes murales, estructuras arquitectónicas y fabulosas estatuas.

El Parlamento Europeo nos abrió sus puertas, considerado la voz del ciudadano en la Unión Europea. Ha sido una suerte y también un acierto la visita en Bruselas al estamento donde emanan las leyes y normas que afectan a más de 500 millones de europeos en un territorio de 4 millones de km², con 751 diputados representantes de los 28 países que forman la UE. Nos recibió la Eurodiputada granadina Clara Aguilera, quien con su amabilidad, simpatía y claridad supo transmitimos los detalles del funcionamiento de la institución, la eficaz labor que se desarrolla en bien de los ciudadanos, para crear prosperidad y estabilidad. Para finalizar respondió a las preguntas de los estudiantes mayores sobre los temas de actualidad de España y Europa; agricultura, subvenciones, emigración, las comunicaciones ferroviarias de Granada… Se ganó nuestro reconocimiento y afecto, respondiéndole con un entrañable aplauso.

En nuestro programa dedicamos una jornada completa de convivencia universitaria con nuestros compañeros belgas de la Universidad de Mayores de Lovaina la Nueva (UDA). A nuestra llegada nos recibió la Directora de la UDA Diane Plateeuw, la profesora de español Verónica Willemart y un grupo de estudiantes mayores belgas. La gran mayoría de ellos habían visitado Granada en Abril donde establecimos el primer encuentro de amistad, visitamos el casco histórico de la ciudad y cerramos la jornada con una cena de tapas y vinos. En el acto de presentación se proyectó un video sobre las potencialidades turísticas de Granada, la Universidad UGR, APFA, las actividades de los alumnos y la asociación ALUMA, destacar en la presentación el conjunto de fotografías que alumnos de Granada realizó sobre la ciudad. Acto seguido, los alumnos belgas en un español correctísimo nos deleitaron con la interesante historia de la creación de la ciudad Lovaina la Nueva después de la escisión por motivos políticos y lingüísticos de la Universidad de Lovaina en los años 70.

Realmente atrayente conocer cómo surge y se desarrolla la nueva ciudad, de diseño casi futurista, ciudad y universidad fundidas como almas gemelas, donde la circulación y vehículos se proyectan por el subsuelo y la superficie de uso peatonal. La UDA cuenta con unos 5000 estudiantes y seis niveles de español. Nuestra presidenta Lali Vargas por motivo de salud no pudo asistir y el vicepresidente Rafael Reche agradeció a la UDA y a los alumnos, las gestiones, facilidades y cordialidad que desde el primer día hemos recibido, para llevar a cabo este encuentro. A continuación se entregó a la Directora Diane una carta de la Directora García Garnica del Aula Permanente APFA, la asociación ALUMA, como gesto de agradecimiento obsequio con dos granadas en plata a la Directora y Profesora, también la presidenta de la asociación de alumnos de Ceuta Estrella Pérez entrego un presente. La jornada continuó con una visita guiada por compañeros belgas a la ciudad, degustación de un menú en los comedores universitarios, para posteriormente una visita al Museo del comic Tín Tín, de la cerveza y el Museo, el colofón una merienda de dulces caseros y café confeccionada por los amigos belgas, nosotros aportamos el baile por sevillanas y palmas, para finalizar todos en un coro cantamos con el corazón la canción Granada tierra soñada por mí.  Los siguiente días continuamos nuestro peregrinar por las tierras belgas, viviendo cada instante con intensidad, disfrutando de la cultura, monumentos, gastronomía y las cervezas belgas, forjando a cada paso una consolidad amistad en el grupo, donde el buen ambiente se respiraba y se compartía el compañerismo, demostrando que la juventud no tiene edad se lleva dentro.  La cena de hermandad entre españoles y belgas las celebramos en Bruselas, donde compartimos mesas, risas y alguna que otra anécdota. Volvemos con el feliz recuerdo de los días pasados. Con la esperanza e ilusión del próximo encuentro universitario europeo.

Texto: Rafael Reche Silva, Alumno del APFA y vicepresidente de ALUMA.
Fotos: José Rodríguez

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *