María Angustias Salmerón ofrece en su libro ‘Criar sin complejos’ una valiosa ayuda en «el arte de ser padres»

María Angustias Salmerón es una pediatra granadina que vive y trabaja en Madrid. También es una madre de dos niñas de cuatro años y medio y diez meses recién cumplidos que durante los últimos años ha ido dando a conocer sus vivencias y opiniones en un blog mimamayanoespediatra que ha sido el germen de su libro ‘Criar sin complejos. Para disfrutar del arte de ser padres’ (Grupo EDAF) que presentará esta mañana en la Picasso Infantil (San Marcelino de Champagnac, 2) donde le acompañarán su madre y «maestra en la Pediatría», Ángela Ruiz Extremera y el profesor de la UGR, profesor Esteban Romero (12 h).

 

Una obra ilustrada por Perrine Boyer que lleva un prólogo de José Antonio Luengo, psicólogo, secretario de la Junta de Gobierno del Colegio de Psicólogos de Madrid y profesor de la Universidad Camilo José Cela. María Angustias, formada en la universidad granadina, concretamente en el Hospital Cínico Universitario, cuenta que cuando fue madre por primera vez se dio cuenta que «hay una pediatría que no se aprende en los libros, sobre todo porque hay muy pocas cosas relacionadas con la crianza y vino mi hija para ponerme todo patas arriba». Por eso ha sido su formación y experiencia materna lo que le han posibilitado la redacción de los ocho capítulos que componen su obra, cuyo título de los siete primerosn comienzan con la palabra necesidad. En concreto, la necesidad de ser padres, de amor incondicional, de contacto del bebé, de ser alimentado, de sueño del bebé, de dejarlos crecer al que se ha añadido un octavo dedicado a primeros auxilios y urgencias pediátricas.

«Es posible que mi libro no hubiera salido así, si no lo hubiera escrito con mi hija en el regazo», comenta antes de añadir que lo que ha pretendido es «darle voz al bebé y explicar qué es un bebé y cuáles son sus necesidades». Respecto al instinto maternal manifiesta que recoge el tránsito por el que pasan las personas desde que deciden planificar su embarazo hasta que se es madre. Indica que no ha intentado dar directrices cerradas y, por ello, en el capítulo dedicado a la alimentación explica la importancia de la lactancia materna pero también lo hace de la artificial pues «hay muchas mamás que no quieren o que no pueden, pero además de la necesidad nutricional está la necesidad del contacto piel con piel, la mirada, pues ese contacto inicial es esencial para el desarrollo del bebé». También habla del sueño pues en su primera maternidad fue un problema real ya que su hija dormía muy mal y cuando buscó información se encontró que había corrientes opuestas lo que le llevó a hacer una investigación en literatura científica cuyas conclusiones se recogen en las páginas del libro.

También aprovecha para desmitificar falsas creencias como cuando el bebé se lleva mucho las manos a la boca y se cree que es porque les están creciendo los dientes o la de que es malo coger mucho al bebé, «pues se acostumbra» cuando en realidad lo que necesita es mucho contacto para transmitirle seguridad. Igualmente responde a las interrogantes sobre el baño, corte las uñas, tema del chupete,… En las páginas finales aborda cómo se debe actuar en caso de golpes, quemaduras, intoxicaciones o atragantamientos en estas edades, … El libro termina con unas fichas recortables, idea que le brindó una amiga de la autora, para poderlo poner en la nevera de casa y así poder tenerlas a mano. Por todo ello, considera que es un libro de gran interés no solo para padres sino también para personal de Escuelas Infantiles y pediatras.

OÍR AUDIO DE LA ENTREVISTA:

Ir a descargar

Visitar blog MI MAMÁ YA NO ES PEDIATRA

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *