Valdif: «Mi forma de trabajar la cerámica en forma de cuadros es única en el mundo»

El granadino, Miguel Valdivieso Fernández (1952), Valdif, en el mundo del arte, expone en Gójar, localidad donde reside desde hace tres décadas una selección de obras muy singulares. En la inauguración de esta muestra que ha denominado ‘Egregors’ intervinieron el alcalde, Joaquín Prieto, que agradeció que dé a conocer a sus vecinos estas piezas originales, junto con la concejala de Cultura, Manuela Prieto, el técnico de Cultura, Jesús Reyes y la profesora del taller de pintura, Mar de la Torre. En total, quince obras de este artista autodidacta, alguna de considerable tamaño y peso, que podrán contemplarse en este espacio hasta finales de junio. Por su parte, el artista se mostraba «muy a gusto» de poder mostrar a gojareños y visitantes algunas de sus obras, en concreto, «ocho de mi último estilo que entran dentro del surrealismo en algunos casos y en otros del abstracto, y otras siete obras de inspiración árabe porque contienen elementos reconocibles en determinados monumentos pero enfocados de otra manera y que, por extraño que parezca, se trata de obras que pretenden expresar una espiritualidad».

Valdif ante varias de sus obras expuestas en Gójar :: A.ARENAS

La exposición se completa con varios paneles que muestran su trayectoria de 45 años, en la que llama la atención que normalmente ha ido fuera de los cauces habituales de las galerías. «Soy un desconocido del mundo del arte tradicional, sin embargo yo he exportado obras a países del mundo árabe, e incluso a lugares tan lejanos como Malasia», comenta satisfecho pues no en vano calcula que habrá vendido más de dos millares de obras de diferentes estilos a lo largo de su vida. También explica que, debido a cierta limitación física que hace que no se puede mover mucho, se concentra en las redes sociales. De hecho cuenta con tres páginas en Placebo, otras dos páginas web y un portal donde pretende ayudar a otros artistas dando a conocer «el buen arte que encuentra por el mundo».

Un visitante contempla la serie de inspiración árabe :A. ARENAS

Gracias a esta presencia en Internet ha sido reconocido con un premio internacional concedido por 103 galerías lo que considera «algo de agradecer pues es un portal que aglutina a muchos artistas. He sido reconocido con la medalla de oro en la modalidad en otras técnicas», señala. También le brindó la oportunidad de exponer en una gran galería de Dubái, aunque los trámites burocráticos han hecho que no se pueda materializar cuando ya tenía sus 30 obras, dispuestas en cajas en cajas de madera, con un peso de 700 kilogramos, debido a «trámites incomprensibles que han hecho que con todo dolor de mi corazón no se ha podido realizar, aunque las puertas de la galería las tengo abiertas», al igual que otra de Nueva York. También hemos sabido que algunas de obras forman parte de colecciones privadas de la princesa Issa Saad de Kuwait, de la princesa Beatriz de Hohenlohe o del mismísimo Julio Iglesias.

Una de las llamativas piezas expuestas en el Edificio de Usos Múltiples de Gójar ::A.ARENAS

También indica que la vida le ha demostrado que siempre ha sido distinto, «siempre he desarrollado mis propias técnicas o las he creado. Mi forma de trabajar la cerámica en forma de cuadros es única en el mundo o al menos yo no conozco a nadie que lo practique». En cuanto a su nombre artístico explica que se remonta a los 23 años, pues con motivo de su primera exposición en el Centro Artístico resulta que coincidió con otra exposición de otro artista consagrado que tenía el mismo apellido que exponía en el Banco de Granada,por lo que optó por cortar el apellido y le añadirle la f de Fernández. En cuanto al tiempo que le puede llevar la realización de una obra de esta envergadura señala que la más simple «se ha podido llevar dos meses, a excepción de las de inspiración árabe». De hecho ahora está enfrascado en un mural de seis metros cuadrados en el que lleva cinco meses de trabajo. De su técnica personal señala que se trata de pintar la cerámica pero con la dificultad de no ve lo que pinta. «Yo pinto la cerámica como si fuera un óleo, con matices, degradados, sombras, y todo con polvos que son blancos prácticamente. Es como si vieras escayola por lo que tienes que esperar que el horno haga el milagro. Es como una pintura ciegas para la que ya cuento con mi experiencia y trucos».

Valdif rodeado por algunas de las personas que le acompañaron en el momento de la inauguración ::A.ARENAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *