El proyecto ‘Orquesta escolar en el aula’ del Juan XXIII-Zaidín , una forma innovadora de enseñar la música

Si hace unos días nos hacíamos eco de un proyecto titulado ‘Recreos Activos en Juan XXIII-Zaidín” con el que se pretende que los alumnos realicen actividades físicas (deportes de equipo y baile) durante la sesión de recreo escolar, hoy hacemos otro tanto con otro que tiene la música como protagonista y que han denominado ‘Orquesta escolar’.

En nuestro centro educativo la asignatura de Música del primer ciclo de la E.S.O. (1º y 2º curso) ha sido transformada en un aprendizaje basado en el aprendizaje desde la práctica musical. Ahora se aprende música desde la propia música, no desde los libros. Pero esto ya se hace en otros centros… en todos se toca la flauta y otros instrumentos “Orff” –pequeña percusión- ¿qué hay de especial en este proyecto educativo?

En septiembre de 2017 la dirección del centro aprobó un proyecto de “Orquesta escolar en el aula” que propuso el departamento de música y se ha procedido a la compra de instrumentos sinfónicos para el aula de música. Concretamente se compraron: 12 violines clásicos 8 violas 4 violoncelos 4/4 y uno de ½ 2 contrabajos (3/4 y 1/2) 1 celesta y 4 melódicas.

Se vació el aula de mesas y libros que ahora solo se usan de manera ocasional. Se ha llenado de atriles e instrumentos y los alumnos han transformado la asignatura en una clase de orquesta clásica.

Se trata de una experiencia educativa innovadora y revolucionaria, sin precedentes en nuestra comunidad autónoma. Todos los alumnos tienen la oportunidad de poder acceder a estos instrumentos, estudiarlos y aprender a tocarlos. Antes un niño tocaba la flauta: ahora está tocando un violonchelo o un contrabajo…

Destinatarios y participantes.

Esta experiencia educativa está destinada a todo el alumnado del primer ciclo de la E.S.O. (1° y 2º curso). Está implícita en el currículo de la asignatura de música. Por lo tanto es de carácter obligatorio y es evaluable y evaluada por el profesorado. La cursan 91 alumnos de 1º y  92 alumnos de 2º; un total de 183 alumnos. No se trata de una actividad extraescolar más que se pueden elegir de forma libre para los que tengan inquietudes artísticas.

La iniciativa parte del profesor del área de Música de nuestro centro, Juan Ignacio Rodrigo.

Motivación y justificación.

Tomando como modelo otros países (sobre todo americanos y centro europeos) que sí tienen en su currículo educativo el aprendizaje de instrumentos musicales sinfónicos como algo ya normalizado, y donde es frecuente encontrar bandas y orquestas dentro de los propios centros educativos, nuestra propuesta educativa trata de ser pionera en nuestro país y pretende comenzar una nueva visión de la asignatura de música, tan desprestigiada en muchos centros y tan maltratada en los planes educativos.

Pensamos que la práctica musical en edades tempranas es fundamental para el desarrollo integral del alumnado ya que la música es la disciplina que más aporta a esa formación integral. No es nuevo mencionar que la música mejora –entre otros-  el desarrollo cognitivo, emocional, motor y del lenguaje. Ya son innumerables los estudios científicos (médicos, psicológicos y sociológicos) que demuestran que la práctica musical de forma continuada consigue una mejora la memoria, la fluidez verbal, facilita la resolución de conflictos, estimula la imaginación, el desarrollo psicomotriz y muscular, el de los sentidos, enriquece el intelecto, estimula la plasticidad cerebral, aumenta la sociabilidad y el control sobre los estados de ánimo, la implantación de rutinas, aumenta la autoestima y mejora la salud.

Supone así un importante impacto positivo en la formación integral de nuestro alumnado que se beneficia de todas estas mejoras en la fase más importante de su desarrollo como ciudadanos: la infancia y pre-adolescencia.

El hecho de conseguir esta formación integral de la persona en todos los ámbitos (tanto educativos como académicos y personales) es una aspiración y una prioridad en el ideario de nuestro centro.  Pensamos que esto supone un gran beneficio para nuestra sociedad que hoy en día necesita de los valores que este programa en cada uno de nuestros alumnos.

Objetivos del proyecto educativo.

Además de cumplir los objetivos marcados por la Ley educativa con respecto a la materia de Música del primer ciclo de la ESO, los objetivos que nos planteamos con este proyecto educativo son:

  • Adecuar de la nueva dinámica al contenido oficial de la materia mediante la selección de contenidos. No se trata de no dar los contenidos curriculares, sino abordarlos desde una perspectiva eminentemente práctica, desde el disfrute de la asignatura y el aprendizaje guiado.
  • Ayudar a la adquisición de las ocho competencias básicas en el alumnado que ven en este nuevo sistema una herramienta efectiva de aprendizaje.
  • Cumplir los objetivos de la etapa, los objetivos de la materia y los del proyecto curricular.
  • Desarrollar la capacidad crítica del alumnado a través de la adquisición de conocimientos musicales.
  • Generar un gusto por la música en general y la clásica en particular.
  • Contribuir de forma esencial a la autonomía personal.
  • Generar en el alumnado la visión de que la práctica musical es algo natural a nuestra sociedad y no algo desvinculado de ella, al alcance solo de unas élites.
  • La integración del alumnado con NEAE (necesidades educativas especiales).
  • Desarrollar las habilidades instrumentales suficientes para poder manejar un instrumento musical con relativa solvencia y pueda disfrutar con él.
  • Adquirir un nivel de lectoescritura musical suficiente como para poder tocar una partitura adaptada a su nivel curricular.
  • Aprender el respeto y el cuidado del instrumento que le ha sido asignado.
  • Promover el trabajo en equipo a través del trabajo colaborativo.
  • Apreciar el valor material e inmaterial de los instrumentos musicales.
  • Incentivar el espíritu de expresión musical a través de la improvisación.
  • Disfrutar de la materia.
  • Promover los valores de igualdad, respeto y solidaridad.
  • Emitir juicios con espíritu crítico.

Valoración de los intervinientes

Para valorar el éxito del proyecto exponemos algunos hechos que consideramos más que significativos:

  • Ya hay alumnos que han pedido a sus padres que les compren instrumentos para practicar en casa. Con esto ya ha merecido la pena todo nuestro esfuerzo.
  • Del éxito que está teniendo la experiencia ha surgido de la necesidad del propio alumnado el que se forme una orquesta escolar de carácter extraescolar; los lunes por la tarde un grupo de veinte alumnos ensayan para poder dar un concierto en junio y presentar la “Joven Orquesta de la Institución Juan XXIII”.
  • Hay alumnos que han han bajado de forma significativa su absentismo escolar por que están muy motivados con el proyecto y nunca faltan los días que tienen clase de música.
  • Ha bajado considerablemente el índice de amonestaciones en la materia.
  • Hay padres que quieren matricular a sus hijos en nuestro Centro Educativo por que se han enterado del “Proyecto de Orquesta Escolar”.
  • Hay padres que de otros niveles educativos que nos demandan ya la orquesta como actividad extraescolar por que sus hijo ahora están en segundo ciclo y no pueden cursar la asignatura.
  • Ha mejorado la convivencia y la resolución de conflictos en el primer ciclo de la ESO.

Por todo esto, y por otras cosas más, estamos convencidos de que este proyecto educativo debe de servir como modelo para otros centros de nuestra provincia. La mejora en todos los ámbitos es ya palpable en tan solo ocho meses que hace que comenzó.

Ver vídeo:

 

 

Ver también: 

Recreos activos en el Juan XXIII-Zaidín

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *