Las bibliotecas escolares de la provincia despiden el curso agradeciendo su implicación a las familias y responsables de los centros

El pasado lunes, la Facultad de Filosofía de Granada acogía la reunión final de Bibliotecas Escolares con los objetivos de potenciar el intercambio de experiencias y prácticas en bibliotecas escolares de la provincia, así como ofrecer reconocimiento al esfuerzo realizado por los centros educativos en la organización y gestión de la biblioteca escolar.

De hecho el lema de la reunión ha sido «La bibliotecas escolares cuentan», intentando hacer un juego de palabras entre la importancia que las bibliotecas tienen y que la Administración Educativa les otorga y porque tienen la palabra para contar. Tal y como estaba previsto las actividades dieron comienzo en torno a las 9:30 hora con una mesa redonda sobre la organización de encuentros literarios que contó con la intervención del CEIP Jardín de la Reina, CEIP Sierra Elvira e IES Alonso Cano. A continuación la nota musical la puso el Coro CEIP Cardenal Belluga seguida de otra mesa redonda en la que participaron tres jóvenes creadores: Ismael Contreras, Cecilia López y Libertad Delgado. Más tarde fue el turno de los grupos de cooperación de Huéscar y Baza.

Tras el descanso se continuaron las actividades con una segunda intervención del Coro CEIP Cardenal Belluga como preámbulo al acto ‘Las bibliotecas escolares cuentan’ en el que se reconocieron, previa semblanza y vídeo de cada uno de los centros.

Concretamente los homenajeados fueron en la modalidad ‘Colaboración de las Familias’ al AMPA del CEIP San Isidro Labrador, de Huétor Tájar. En la modalidad ‘Responsable de Biblioteca Escolar’ fue concedido ex aequo a Ana Moreno Rodríguez, responsable del IES La Paz, (Granada) y a Pilar Mesa Arroyo, responsable del IES Emilio Muñoz, de Cogollos Vega. Por último en la modalidad ‘Biblioteca Escolar’ el galardón fue para el IES Hermenegildo Lanz, (Granada).

Previamente la responsable provincial de bibliotecas escolares de la Delegación Territorial de Educación en Granada, Loli Olmos, dedicó unas palabras a la asesora del CEP de Granada, Carmen Ballesteros que reproducimos a continuación:

«Continuamos con los reconocimientos. El primero de ellos no es para ningún centro de los convocados, sino para una persona que conoce la red desde que se formó y que ha estado colaborando con ella con mucha profesionalidad y con algo que siempre ayuda mucho, con muchísimo cariño. Se trata de Carmen Ballesteros, que deja la asesoría del CEP y la Red le agradece todo el trabajo que ha hecho durante estos años. Muchas gracias, Carmen. Buena suerte en tu nueva etapa profesional».

Carmen Ballesteros

 

 

Agradecimiento de la Red Provincial de Bibliotecas Escolares a Carmen Ballesteros

Por
Loli Olmos

Loli Olmos

La Red Profesional de Granada surgió hace unos años en un intento de acompañar a las personas responsables de las bibliotecas escolares de la provincia en su labor. Sostener su esfuerzo, mantener su ilusión y procurar que su trabajo sea más eficaz y gratificante para el centro, la comunidad educativa, pero también para ellos y ellas que con tanto empeño se enfrentan a esa labor a diario.

Desde los comienzos de la misma siempre estuvo Carmen Ballesteros, asesora del Centro de Profesorado de Granada que también vivió su etapa como responsable de biblioteca y que conocía la realidad de gran parte de centros de la provincia por su implicación en el programa provincial de lectura y escritura.

La Red está formada por todas las personas responsables de bibliotecas escolares, las asesorías de referencia de cada ámbito CEP de la provincia, colaboradores y colaboradoras y la responsable provincial de bibliotecas escolares de la Delegación Territorial de Educación en Granada. Cada persona que la forma es importante, todas suman y ayudan a construir conocimiento, pero su papel lo es más cuando acompaña su desempeño con ingredientes fundamentales para que toda acción sea exitosa: profesionalidad e implicación personal.

Y qué duda cabe de que Carmen ha ido dejando a su paso por la red estos dos aderezos. Y lo ha hecho aportando su experiencia, sentido común, elegancia y sensibilidad, de las que ha hecho buena gala, adornadas de un sentido del humor y positividad asombrosas. Porque bien está saber mucho de algo, mejor ponerlo a disposición del resto, pero hacerlo encima como si eso fuera lo más natural, desde la cercanía y el ánimo contagioso, son virtudes que Carmen, nuestra Carmen de las bibliotecas, como muchas personas la llaman en la provincia, ha mostrado en este tiempo en el que hemos podido disfrutar de su compañía.

Por todo ello, en días de reconocimiento Carmen recibe nuestra más sincera gratitud. Desde el respeto y la admiración profesional que merece y también desde el profundo cariño personal que ha conquistado, le deseamos lo mejor para su nueva etapa profesional. Donde esté seguirá aportando excelencia.

 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *