Pablo Casanova: «Quería que la historia estuviese ambientada en una época en la que todavía existía la famosa movida madrileña»

El granadino Pablo Casanova (1997) presenta el viernes, 15 de junio, en la Biblioteca de Andalucía, su tercera novela, ‘Los mares olvidados’ (Ed. Amarante). En este acto le acompaña la profesora de Geografía e Historia, Laura Morales (20 h) con la que comparte el amor por arte y la pasión por la lectura.  Además, se ha leído las anteriores novelas, por lo que ha podido apreciar bastante el cambio de estilo y el esfuerzo que hay en esta historia policíaca e intimista ambientada en el Madrid del año 1983. La trama de esta novela le rondaba al autor  desde hace bastante tiempo «pero fue durante un fin de semana que pasé en Alicante, visitando a un amigo, cuando escribí un primera idea ya más seria; curiosamente, lo hice en una servilleta que todavía hoy conservo».  Pablo admite sentir «una extraña fascinación» por los casos de desaparición, como por ejemplo el caso de David Guerrero “el niño pintor de Málaga”, o el más reciente y cercano de María Teresa Fernández, la joven desaparecida durante las fiestas de Motril.

 
– Qué le inspiró la idea de escribir ‘Los mares olvidados’?
– La trama de la novela me rondaba hace ya bastante tiempo por la cabeza, pero fue durante un fin de semana que pasé en Alicante, visitando a un amigo, cuando escribí un primera idea ya más seria; curiosamente, lo hice en una servilleta que todavía hoy conservo. Siempre me ha llamado la atención la cantidad tan grande de personas que desaparecen durante un año, y más aún aquellas de las que hace ya muchísimo tiempo que no se sabe nada de ellas. Cómo es posible que alguien se esfumen de la noche a la mañana sin dejar rastro alguno; sin que nadie le vea… es muy triste e incomprensible, pero también hay para mí una extraña fascinación en esos casos tan extremos, como por ejemplo el caso de David Guerrero “el niño pintor” de Málaga, o algo más recientemente el de María Teresa Fernández, la joven que desapareció durante las fiestas de Motril.

– ¿Cuánto tiempo le ha llevado hasta poner el punto y final?
– La verdad es que no te sabría decir el tiempo exacto, ya que no soy de esos autores que disponen de todo su tiempo para escribir; yo debo compaginar esta pasión con mi trabajo de profesor de secundaria y con otras obligaciones y aficiones, por lo que hay periodos en los que podía avanzar más y otros menos. Sin embargo, si he de aproximarme a un cálculo de tiempo intervenido, creo que los dos años se aproximan bastante a la realidad.

– ¿Quiénes son los personajes principales?
– La historia gira en torno a la desaparición de Estela Crespo, una joven estudiante de la Universidad Autónoma de Madrid. Este será el primer caso al que se enfrente el inspector Martín Lucena, un joven policía recién incorporado a una comisaría del Centro, y que deberá conciliar la investigación del caso con el cuidado de su padre, Gabriel Lucena, un anciano al que se le está yendo la memoria. Junto a ellos tres, hay otro personajes muy importantes, como el de Celia, una dulce mujer que trata de ayudar a Martín con su padre; Ugarte, inspector de policía y compañero de Martín Lucena; lógicamente, los padres de Estela Crespo…¡y muchos otros que no se pueden desvelar!

Título: Los mares olvidados
Autor: Pablo Casanova
Editorial: Amarante
Género: Novela policiaca
Págs: 302
Precio: 20 euros
Presentación. Viernes, 15 de junio, en la Biblioteca de Andalucía. Acompaña al autor la profesora, Laura Morales (20 h).

– ¿Dónde y cuándo se desarrolla la trama?
– Los mares olvidados es una novela que transcurre en el Madrid del año 1983. Por un lado, quise que la ubicación geográfica fuera completamente distinta de mi anterior novela (la cual se sitúa en Granada), y además Madrid es una ciudad que me ofrecía muchas posibilidades, pues la propia ciudad, sus parques, sus emblemáticos cafés y restaurantes, sus plazas y hasta el Museo del Prado, son tratados casi como otros personajes fundamentales del libro; como si cobrasen vida y a través de ellos pudiera expresar algunas ideas. Respecto al año, 1983, lo tuve claro desde el principio. Quería que la historia estuviese ambientada en una época en la que todavía existía la famosa “movida madrileña” y algunos de sus míticos garitos; una época sin teléfonos móviles, sin tanta tecnología, donde aún se podía fumar en los bares y en la que un inspector de policía depende más de su instinto que de la ayuda de la informática para resolver un caso.

– ¿A qué tipo de lector va dirigida?
– Para mí, es una novela urbana que se dirige a un espectro de público muy amplio, tanto jóvenes como adultos, ya que los primeros podrán conocer cómo eran muchas cosas de antes que ellos ni siquiera han llegado a conocer, mientras que los segundos, los más adultos, podrán reconocerse en una época que, para muchos de ellos, fue la mejor de su vida: los años ochenta. Y, claro, para los madrileños o para todos aquellos que conozcan bien la ciudad de Madrid, considero que es una novela muy atractiva por lo que comentaba antes de sus famosos escenarios que aquí he tratado de recoger y adaptar a la trama.

– ¿Por qué has decidido que sea Laura Morales, la persona que te acompañe a la mesa?
– Cuando la editorial me propuso que buscase yo a alguien con quien me sintiera cómodo para la presentación, inmediatamente me vino su nombre a la cabeza. Laura es una persona que me conoce de toda la vida; tanto a mí como a mi familia; somos, además, colegas de profesión (aunque ella ya no ejerce como docente), por lo que tenemos una visión muy parecida respecto a la educación; compartimos muchos gustos, como por ejemplo el amor por arte y la pasión por la lectura; y ella, además, ha leído mis anteriores novelas, así que sabía, por su experiencia como ávida lectora, que iba a apreciar bastante el cambio de estilo y el esfuerzo de trabajo que hay en este nuevo libro… de modo que no me lo pensé dos veces y la llamé para comentárselo. ¡Por suerte para mí, logré convencerla!

– ¿Desea añadir algo más?
– Primero, darte las gracias a ti por esta entrevista, contribuyendo así a darle mayor difusión. Espero que a la gente le guste la novela, pues hay mucho cariño y esfuerzo puesto en cada una de las palabras que hay recogidas en ella. Finalmente, me gustaría pedirle a la gente que se aventure a leer la obra de aquellos escritores que, como yo, no somos tan mediáticos ni conocidos, pero que también sabemos contar historias sorprendentes e inolvidables.

 

Visitar página web de PABLO CASANOVA

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *