Antonio Luis Gallardo Medina: «Mi soporte»

Siempre dije que era un hombre afortunado por tener en casa a tres mujeres; Julia mi mujer, Laura y Marga, mis hijas. Dicen que no hay un sentimiento que se compare al que tenemos por nuestros hijos. Soy muy dichoso porque en la vida, me han sucedido cosas muy buenas, pero lo mejor que pudo pasarme es convertirme en padre de dos criaturas tan bellas como vosotras.
Con el tiempo entendí que la familia es el soporte que necesita uno para los momentos malos, que se presentan, y tanto vuestra madre como vosotras y vuestros hijos me habéis fortalecido de tal manera que ni el mayor de los huracanes podrá conmigo. Vosotras sois la manera que tiene el mundo de decirme qué bonita es la vida.

Tengo mucha suerte de teneros junto a mí y poder contar con unas hermosas hijas a quien le tengo el mayor amor, por ellas tengo ganas de mantenerme consiguiendo cosas positivas en este mundo y jamás darme por vencido frente a la adversidad. Os quiero.

Vivir en primera persona, o ser familiar de alguien que sufra esta dura experiencia es una de las situaciones más dolorosas que el ser humano pueda soportar. Pero debemos recordar que la fortaleza y apoyo son fundamentales para superar esta dura prueba.

Vivir en primera persona, o ser familiar de alguien que sufra esta dura experiencia es una de las situaciones más dolorosas que el ser humano pueda soportar.

La vida me ha golpeado duramente a nivel familiar, de amigos y para no ser menos a nivel personal. Nunca supe el motivo de ocultar o decir en voz baja que tienes cáncer, de verdad sigo sin entenderlo, es que acaso la ELA, el alzheimer, el sida, el lupus, la diabetes, el asma, el ébola, la poliomielitis, la gripe incluso que produce muertes cada año sí debe ser visibles y el cáncer no.

El cáncer se puede llevar todas mis habilidades físicas. Pero no puede tocar mi mente, mi corazón y mi alma. El susto de mi cáncer cambió mi vida. Estoy agradecido por cada día que tengo. Me ha ayudado a priorizar mi vida.

Mi mujer, mis hijas, mis nietos, mi familia y vosotros mis amigos que siempre estáis ahí dando ánimos sois prioritarios en el tratamiento. Ya acabaron los ciclos, queda menos.

Juntos podemos construir un mundo donde el cáncer no signifique más vivir con miedo o sin esperanza.

Ver ARTÍCULOS ANTERIORES DE

ANTONIO LUIS GALLARDO MEDINA

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *