Un joven sordociego de Huétor Tájar triunfa en el mundo del ajedrez

Javier Gámiz, un joven sordociego del municipio granadino de Huétor Tájar, participará este otoño en el Campeonato de España Individual de ajedrecistas ciegos y con discapacidad visual grave, que organiza la Federación Española de Deportes para Ciegos (FEDC) y se celebrará en Almuñécar (Granada).

Gámiz, que en la actualidad tiene 28 años, nació con hipoacusia, y a los tres años le diagnosticaron retinosis pigmentaria. Aunque tiene deficiencia visual y no oye, desde bien pequeño ha sido un auténtico ejemplo de superación: comenzó a jugar al ajedrez cuando tenía 8 años, y ha ganado numerosos campeonatos tanto en su localidad natal, Huétor Tájar, como en otros lugares de España.

Javi, como le conocen sus amigos, fue el primer sordociego que participó en el Campeonato del Mundo Juvenil para Ciegos y Deficientes visuales en el año 2009 en Suecia, y es usuario del Servicio de Ayuda a Domicilio que ofrecen los Servicios Sociales Comunitarios hueteños.

Con la ayuda de un intérprete

Para poder jugar al ajedrez, este hueteño necesita un intérprete de lengua de signos, que le sirve como asistente durante la partida y le ayuda a mover las piezas en el tablero siguiendo sus indicaciones. Así es como Javi ha ido practicando este juego, que se ha convertido con los años en la principal de sus aficiones.

Pero no es la única. A este hueteño, que es técnico superior en administración de sistemas informáticos y redes (aunque actualmente se encuentra desempleado), también le encanta practicar el tiro con carabina (otro deporte que necesita gran precisión y que él suple con mucha fuerza de voluntad y tesón), los videojuegos, entrenar en el gimnasio, ver todo tipo de deportes en televisión y el cine.

La directora de los Servicios Sociales Comunitarios de Huétor Tájar, Paqui Fernández Mantas, califica a Javi Gámiz como “un auténtico todoterreno, y un ejemplo de superación y de que es posible derribar todas las barreras en la vida social y también en la deportiva con constancia y optimismo”.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *