Alejandro Sánchez Penalva: «La recogida de datos sobre la ‘shoáh’ fue todo una odisea»

 

Alejandro Ahumada es el pseudónimo con el que Alejandro Sánchez Penalva (Huéscar, 1950) firma su libro ‘La shoáh. Una historia verdadera’, basado en los testimonios orales de Alexander Platkowska, un judío que tras pasar todas las penalidades imaginables en varios campos de concentración nazi, recaló en Jaén y luego en Cornellá de Llobregat, donde coincidió con el oscense en la puerta de la biblioteca y al enterarse de que era escritor le pidió que redactase sus memorias. Varios encuentros, seis cintas magnetofónicas y muchas horas de trabajo a lo largo de cinco años sirvieron a Alejandro para dar forma y publicar esta historia cuya finalidad no es otra que «quede grabado en todos los seres humanos y no se repita nunca más». Tras presentarlo en la biblioteca ‘García Nieto’ de Cornellá de Llobregat, donde estuvo acompañado, por la nueva directora de esta biblioteca, Irene Gálvez,  el  alcalde de Cornellá, Antoni Balmón y José García Giralte, alcalde de Huéscar, ahora lo hará en su tierra natal el martes, 14 de agosto, en el salón de plenos del ayuntamiento de Huéscar (19 h). En el acto, presidido por el alcalde y presentado por Antonio Ros, bibliotecario de Huéscar, compartirá mesa con el historiador, Vicente González Barberán y el axalcalde, Agustín Gallego Chillón. Los beneficios por la venta del libro serán entregados íntegramente para las necesidades hospitalarias de su nieta, Alejandra Gallardo Sánchez, de un año de edad, recientemente sometida a dos implantes cocleares.

Presentación en la biblioteca ‘García Nieto’ de Cornellá de Llobregat :: EMILIO MORENO

– En su biografía se indica que nació en septiembre de 1950 en Huéscar ¿Cuándo emigra a Cataluña? ¿Qué recuerda de esos primeros años en tierras catalanas?

– Emigré a Cataluña en el año 1958. Los recuerdos que tengo de esa época fueron muy duros ya que por la edad en el colegio todo fucionaba de forma muy diferente y siempre acordándome de mi tierra chica que nunca la olvidé. A mi se me robó la infancia, inclusive se lo decía a mis padres. Tuve la suerte de encontrarme con una señora llamada Esther Simoes, yo jugaba cerca de su casa con algún amigo y se nos colaba en balón  a su patio, y como siempre ella amablemente nos lo daba hasta que un dia establecimos una conversación y nos explicó que era poetisa y también daba clases de dibujo y música , y eso fue lo que nos hizo ir a su casa y de todas las cosas que tocaba y a mi me gusto la poesia y el dibujo.

– También se indica su claro interés por la literatura, especialmente por la poesía, ¿cuenta con algún libro antes de ‘La shoáh. Una historia verdadera’?
– Si pero siempre los he hecho algunas antolocías y he participado con alguna Asociación y entre varios poetas,  pero sin publicar tengo unos 16 libros y no se si alguna vez los llegaré a publicar. Soy muy perezoso para ir vendiendo libros no me gusta mucho porque considero que en este país de lee muy poquito.

– Alexander Platkowska, en cuyas memorias se basa la obra escribe «Fui uno de los pocos supervivientes de esta enorme tragedia llamada “Shoáh”», palabra que según explica en el prólogo es más acertada que el término holocausto ¿es así?
– En primer lugar la palabra Holocausto significa sacrificio a los Dioses y como hemos vivido no es un sacrificio, y la Shoah es un término de solo sacrificio que es lo que pasó.

– En la página seis el protagonista cuenta «Hoy mi mente no alcanza a describir todas las crueldades a las que fuimos sometidos tantos millones de inocentes: hombres, mujeres, ancianos y niños. No sólo fueron asesinados brutalmente, sino que miles de ellos murieron de hambre, y muchos fuimos obligados a trabajos forzados bajo condiciones infrahumanas (muchos murieron de agotamiento)». Nos extraña que en el prólogo no se presente al polaco, Alexander Platkowska, en cuyas memorias se basa la obra ¿Cómo le conoce?
– El hecho de que Alexander Platkowska, no aparezca es simplemente porque cuando empecé a recopilar tanta información no sabia la forma de cómo empezaria a escribir este libro.  A Alexander le conoci causalmente, yo siempre he frecuentado las Bibliotecas de Cornellá con la gran suerte de que tenemos tres, pues un dia al salir a la calle encontré a un grupo de unos cinco señores mayores y un chico más joven y oí que comentaba al señor Alexander este que viene por aquí es escritor, y Alexander me llevó a un lugar apartado y allí comenzó todo. Yo soy aprendiz de poeta hablaba muy bien castellano me apartó una cosa que me ha gustado mucho que los dos nos llamamos Alejandro. He intentado que alguien escribiese mi historia. Se me arremangó la manga y me enseñó el número de preso. Es una vida de sufrimiento y dolor pero también tengo alegrías.

En un momento de la presentación de Cornellá :: E. MORENO

– ¿Cuándo llega Alexander a España, dónde vive y cómo llega a Cornellá?
– Alexander llega a España tiempo despues de su liberación y viene transcurrido un tiempo a un pueblo de Jaén llamado Larva, porque había coincidido con alguno preso de este pueblo a los que les salvó la vida. Si se terminase y se volviese a ver que fuera en España. Permaneció muy corto tiempo pues no le gustaba el trabajo el campo y se traslada a la capital, donde conoce a su señora y transcurridos muchos años en los que estuvo trabajando en la banca y cuando muere su esposa decide ir a Cataluña para que los lugares no le recordaran a su mujer, donde fue a parar a Sabadell durante un tienpo limitado y vino a Cornellá ya con 79 años que fue cuando yo lo conocí que sobrevivía con la pensión que le pasaba la Cruz Roja Internacional.

Portada del libro

– ¿Tiene alguna fotografía de él?
– Es una de las cosas en las que no caí. No tengo ninguna foto de Alexander pues nunca pensé en ello. También me ha pasado con mucha gente de asociaciones con las que no me ha hecho una fotografía. Quería que el libro estuviese antes de que el falleciese pero no ha podido ser.

«Esta es mi Historia… Yo vivía en la ciudad de Polkau, una de las ciudades más bonitas de Alemania. Mi nombre: Alexander Platkowska. Recuerdo que era día 1 de Septiembre de 1939» Le agradecemos nos cuente cómo recogió sus testimonios y si guarda documentos o grabaciones
– La recogida de datos fue una odisea, algo bestial. Alexander era una persona muy desconfiada. Me comentaba que podiamos quedar en algún lugar y el me iría explicando sus relatos, y como no es normas para mi sería una tragedia y le propuse hacerlo con una radio cassette de las de antes. Le compré seis cintas y el iría grabando sus testimonios y a los pocos días me llamaba para hacerme las entregas, y como podéis imaginar se repetía mucho y me costó mucho tiempo poder poner el libro en marcha. Y en cuanto a documentos de Alexander quiero recordar que tengo nombres de lugares, de calles y de estamentos oficiales que para mi eran muy difíciles de pronunciar.

– En el libro Auschwitz es un triple campo de maldad: era de concentración, de exterminio y además se hacían unos experimentos terribles con seres humanos.¿Qué es lo que más le sorprende de todos los hechos narrados en el libro?
– Hacer el próologo me costó muchos días pues he pretendido que quien lea el libro entienda su contenido. Lo hago en primera persona pues no soy escritor, en todo caso aprendiz de poeta. Lo que más me sorprende de todos los hechos narrados, sorprendentemente es la supervivencia de Alexander.

– Considera que este tipo de testimonios puede servir realmente para la finalidad que se indica en varias ocasiones y al final del libro «Para que quede grabado en todos los seres humanos y no se repita nunca más…»
– El testimonio debe servir para como bien decia Alexander una y mil veces, para que no vuelva a suceder nunca más. Yo he llorado junto a él en muchas ocasiones.

– ¿Quién sería el lector ideal de esta obra?
– Considero que cualquier persona con sentimientos y de saber lo vivido en esa época…

– ¿Está trabajando en algún otro proyecto literario?
– Estoy trabajando en otra obra también del nazismo…

Procedencia de las fotos:

Blog de Emilio Moreno: Shoah, novela de A.Ahumada en la Central

 

OÍR AUDIO DE LA ENTREVISTA:

Ir a descargar

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *