El Coro Lassus de Munich, dirigido por Andrea Fessmann, ofrece un concierto en la Abadía del Sacromonte acompañado por la guitarra flamenca de Lobo Guerrero

Este próximo sábado,  8 de septiembre, la Abadía del Sacromonte acogerá un concierto excepcional a beneficio de sus obras de restauración. Intervendrán el coro de Munich, integrado por más de setenta voces, acompañado por la guitarra flamenca de Lobo Guerrero (20 h).

El Coro Lassus (Lassus-Chor) de Munich fue fundado en 1957 por Bernward Beyerle (padre). Su visión fue potenciar y hacer conocer al público la música instrumental y vocal de múltiples coros. Participando en numerosas giras de conciertos, tanto en Alemania como en el extranjero, el Coro Lassus de Munich ha llevado a cabo el llamado “sonido estereofónico histórico”, donde grupos de coros y de instrumentos muy alejados entre sí crean música. En 1972 Bernward Beyerle (padre) cedió la dirección del coro a su hijo, también llamado Bernward Beyerle, que lo dirigió exitosamente y aportándole un nuevo aire. El coro ha sido internacionalmente reconocido debido a diversos factores, tales como el sonido único del conjunto, la pasión y profesionalidad de los coristas, la excelente elección de las piezas musicales, los sensacionales lugares de actuación y los prestigiosos solistas. En sus más de 60 años de historia, El Coro Lassus de Munich ha obtenido numerosas invitaciones para cantar, dentro de las cuales cabe destacar Roma, Venecia, Milán, Florencia, Pisa, Bolonia, Bresanona, Viena, Salsburgo, Mons, Reims, Estrasburgo, Colmar o Praga. En septiembre de 2017 Bernward Beyerle entregó la dirección del coro a Andrea Fessmann.

Andrea Fessmann es directora del renombrado coro de la ciudad de Munich, Lassus Chor desde 2017 y profesora de Música en la Facultad de Musica de la Universidad de Münich. Anteriormente ha dirigido diferentes coros, entre ellos Klang Kunst, que actuo en Granada en el 2008. Uno de sus logros más importantes ha sido y es el poner en escena cada ano la obra de Carl Orff, Carmina Burana, en el Monasterio donde se encontraron los origanales de esta obra, el Monasterio de Benediktbeuern, al Sur de Munich.

Su originalidad consiste, entre otras cosas, en hacer interactivas sus actuaciones, establece una comunicacion entre Coro y público. Su vinculación con el público la lleva a incluir improvisaciones en el programa y a hacer proyectos de verano abiertos a todos donde incluye a jóvenes y familias enteras que reciben clases de canto, poniendo en escena una actuación final.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *